Meyers Manx

Este coche todoterreno fue el que lo empezó todo. En 1964, Bruce Meyers usó un chasis de Volkswagen y un motor refrigerado con aire frío, lo puso en una carrocería de fibra de vidrio para hacer el primer coche todoterreno para conducir legalmente por la calle. El Manx llevó el mundo del todoterreno al punto en el que estamos hoy en día. El que vemos en la foto lleva un motor Subaru de 6 cilindros y 3.0 litros.

Foto de: Alejandro Solter

Rally Fighter

Lo más cool del Rally Fighter es que, si quieres uno, tienes que construirlo tú mismo. Para ello tendrás que trabajar con la gente de Local Motors, que te ayudarán a instalar el motor de 6.2 litros y 8 cilindros y la transmisión de cuatro velocidades, además de los componentes de suspensión. Es toda una bestia de casi 16 pies de largo y casi 6 pies de ancho. Es legal llevarlo por la calle pero también te lo puedes llevar por el terreno más duro que el desierto puede ofrecer.

Foto de: Local Motors

Ariel Nomad

Me imagino que conducir un Ariel Nomad es como atarte a una silla de jardín y lanzarte al espacio. Tiene un motor de 4 cilindros y 2.4 litros, además de 235 caballos de potencia en las ruedas traseras. Algo que hace que el Nomad pase de 0 a 60 millas por hora en escasos 3.4 segundos. Puedes personalizar tu Nomad con ruedas de diferentes tamaños, componentes de suspensión o paquetes de freno, entre otros. Incluso puedes hacer que el tuyo lleve un parabrisas con calefacción.

Foto de: Ariel

Zarooq Motors SandRacer

El Zarooq Motors SandRacer viene directo de las dunas de los Emiratos Árabes Unidos. Lleva un motor de 6 cilindros y 3.5 litros, además de transmisión manual o secuencial. Además lleva todo lo necesario para la conducción todoterreno como manivela y una bomba de aire para inflar las ruedas. No sabemos cuándo estará disponible pero Zarooq Motors espera que el SandRacer cueste entre US$125,000 y US$250,000.

Foto de: Zarooq

Earth Roamer XV

Cuando hablamos de conducir por carreteras secundarias, no siempre es cuestión de velocidad. Si necesitas escaparte de todo, el Earth Roamer XV es una buena opción. Las Earth Roamers están basadas en un Ford 550, 650 y 750, pero son más que caravanas o casas rodantes estándar. Llevan tanques de agua fresca y electricidad basada en paneles solares. Además de lavadora y secadora. El interior es moderno y elegante. Eso sí, espera pagar más de US$370,000 por tu gran aventura rodante.

Foto de: Earth Roamer

Exocet

A todo el mundo le gustan los Miata, y ahora también se puede conseguir una versión modificada y todoterreno de ellos. Su cuerpo se ha levantado 3 pulgadas (dejando 11 pulgadas entre la carrocería y el suelo) y lleva ruedas de 30 pulgadas. Lo único que necesitas es encontrar un donante de un Miata de 1990-2005 y Exomotive te da el resto para construir tu Miata de rallys. Los motores pueden ser tan calmaditos como los de un Miata corriente o llevar hasta 6.2 litros y 8 cilindros.

Foto de: Exomotive

Mercedes-Benz G63 AMG 6x6

El Mercedes-Benz G63 AMG 6x6 es un coche lujoso todoterreno que en realidad nunca has llegado a necesitar. Lleva un motor biturbo de 5.5 litros y 8 cilindros, además de tres ejes y un sistema de presión de las ruedas que puede ir de 7 libras a 26 libras de presión de aire en sólo 20 segundos. El G63 6x6 también lleva asientos de piel que pueden estar refrigerados o templados.

Foto de: Mercedes-Benz

Ultra4

Cada año en febrero se celebra la carrera King of the Hammers en Johnson Valley, California. Un evento donde los Ultra4 son los reyes. Todos los Ultra4 llevan tracción en las cuatro ruedas, pero al margen de eso los corredores pueden construir sus vehículos de acuerdo a su imaginación y posibilidades. No hay límites en el tamaño de las ruedas o en la potencia.

Foto de: Kathy Durrett

Trophy Truck

El Trophy Truck puede atravesar el desierto a más de 130 millas por hora usando unas ruedas enormes. Y es que estos vehículos son los reyes indiscutibles de las carreras entre vehículos todoterreno. Si quieres uno vas a tener que gastarte más de medio millón de dólares y conseguir un equipo de fabricantes. Cada vehículo está construido desde cero y se vuelve a reconstruir a mano para cada carrera. Todos los Trophy Trucks tienen tracción trasera y la mayoría usan motores monstruosos de 8 cilindros, con lo que su consumo de combustible suele ser de 1 a 3 litros por galón.

Foto de: Josh McGuckin

Class 11 VW

Estos pequeños bichos compiten en las mismas carreras fuera de pista que los Trophy Trucks, pero son mucho más lentos. El Class 11 usa el chasis de un Volskwagen escarabajo de finales de los 60 y un motor refrigerado. Los vehículos también necesitan una pila de combustible y una jaula de seguridad, pero al margen de eso son básicamente el mismo vehículo que está acumulando polvo en el jardín de tu vecino. Así que ve y ofrécele a tu vecino US$3,000 por él y construye tu propio coche de carreras.

Foto de: Josh McGuckin
Galerías destacadas

VIDEO

Teléfonos estúpidamente baratos que te sacarán de un apuro

Para niños, visitas de otro país o casos de emergencia, ten a mano estos celulares que cuestan unos US$50.

Productos recientes
  • Fitbit Alta HR

    Alta HR de Fitbit: Un monitor que lee tu corazón $149.95
  • JBL E55BT

    Estos audífonos Bluetooth económicos sobresalen en desempeño y confort Precio sugerido $149.95
  • Google Android O

    ¿Android Oreo o Android 8.0? Android O promete una mejor duración de batería y más