Una forma rápida de arreglar tu conexión a Internet: Reinicia tus dispositivos

Es muy frustrante perder tu conexión de Internet, especialmente cuando más la necesitas. Te damos un consejo para arreglar y prevenir la mayoría de los problemas menores.

Muchos routers tienen un botón de encendido para que puedas reiniciarlos rápidamente.

Dong Ngo/CNET

Los routers y los módems (y las combinaciones de routers y módems) son esencialmente pequeñas computadores. En la mayor parte, pueden funcionar las 24 horas del día, 7 días a la semana, sin ningún problema, pero mientras más tiempo están encendidos sin un descanso, más alta es la probabilidad de que desarrollen errores de software. Estos errores pueden causar una desconexión.

Puede sonar un poco cliché, pero cuando el Internet deja de funcionar, lo primero que tienes que hacer es reiniciar tu equipo.

    • Primero, desconecta el router y el módem de banda ancha de la fuente de poder (para algunos dispositivos, tendrás que quitarle la batería también).
    • Luego, espera unos 30 segundos, y vuelve a conectarlos: primero el módem y luego el router.
    • Espera un par de minutos para que se vuelvan a encender completamente. Si tu equipo se topa con un error, el reinicio debería de arreglar el problema y el Internet se debe volver a restablecer.

    Aún cuando no te hayas encontrado con ningún error o problema, es una buena idea reiniciar de forma periódica tu router y el módem de cable (especialmente el router). Recomiendo hacerlo una vez al mes. Esto hará que tu conexión siga funcionando y disminuya la posibilidad de perder tu conexión a Internet en un momento inoportuno. Algunos routers facilitan este proceso con un botón de encendido y apagado (on/off), y algunos tienen funciones que te permiten programar un reinicio automático.

    Close
    Drag