Tu router no es tan rápido como piensas. Estas son las razones

Dong Ngo, editor de CNET, explica la velocidad en la conexión inalámbrica Wi-Fi y te ayuda a manejar las expectativas que tienes de tu red.

Vayamos directo al grano: las redes cableadas siempre son más rápidas, seguras y confiables que las inalámbricas.

Si quieres tener la mayor velocidad posible en casa, debes asignar dinero de tu presupuesto de remodelación para instalar cables de Gigabit Ethernet (Categoría 5e, o mejor CAT6) en todos las habitaciones de tu vivienda. Ethernet es la única norma de conexión en que la velocidad real queda muy cerca, y en algunos casos iguala, a la velocidad teórica.

Naturalmente, las redes cableadas tienen varias desventajas. Los cables son complicados de instalar, se ven fuera de lugar, y sencillamente estar conectado por un cable no es divertido. Naturalmente, no todos los dispositivos son compatibles con una red cableada Ethernet. En el caso de tu tableta y smartphone, dispositivo de streaming e incluso muchas impresoras de las más nuevas, estás obligado a usar Wi-Fi. Y ahí es exactamente cuando encuentras velocidades menores de las que te gustaría disfrutar.

¿A qué se debe esa velocidad menor? Debes conocer la enorme diferencia entre estos tres factores: velocidad real, velocidad máxima y velocidad anunciada. (A propósito, si realmente quieres sumergirte en la profundidad de los detalles de las redes, te recomiendo leer este análisis sobre cómo instalar redes en tu hogar).

Velocidad máxima vs. velocidad real

La velocidad máxima es el tope teórico de una norma de conexión que se determina en un entorno controlado, sin factores que afecten adversamente la transmisión de datos. Por ejemplo, la velocidad máxima de una conexión Gigabit Ethernet es 1,000Mbps, lo suficiente para grabar todo el contenido de un disco Blu-ray (25GB) en menos de tres minutos y medio. Y en este caso, los cables que proporcionan esa velocidad están protegidos dentro de una capa plástica que los aísla del entorno exterior. Esta es la razón por la que una conexión Ethernet entrega velocidades reales cercanas o iguales a la velocidad máxima de la norma.

Sin embargo, debes saber que la velocidad máxima de una conexión está limitada por el dispositivo más lento en la cadena. En otras palabras, una conexión es tan rápida como su componente más lento. Así las cosas, si conectas un dispositivo Fast Ethernet (100Mbps), como un Roku 3, a un router Gigabit Ethernet (1,000Mbps) mediante un cable, la velocidad entre los dos (y sólo entre esos dos) estará limitada a 100Mbps.

Por otra parte, Wi-Fi es totalmente diferente porque usa ondas radiales para transmitir datos. Los dispositivos Wi-Fi comparten el mismo espectro radioeléctrico, no sólo unos con otros, sino con otros dispositivos caseros también. Eso significa que la velocidad de una conexión Wi-Fi está sujeta al entorno Wi-Fi en que opera. Esa es la razón por la que la velocidad de tu conexión inalámbrica puede bajar cuando tú (o un vecino en un apartamento cercano) enciende el microondas.

Estos son los principales factores que afectan adversamente la velocidad de una conexión Wi-Fi:

  • Distancia: Mientras más lejos, más lenta será la conexión.
  • Obstáculos: Las paredes y objetos grandes obstaculizan las señales y acortan el alcance de las señales Wi-Fi.
  • Interferencia: Mientras más dispositivos usen las mismas frecuencias radiales en la misma área, más baja la velocidad.
  • Compatibilidad: Cuando dispositivos con diferentes velocidades, normas y fabricantes se usan juntos, deben regirse por una norma menor de velocidad para funcionar debidamente.

Esta es la razón por la que la velocidad real de una conexión Wi-Fi siempre es significativamente menor que la velocidad máxima de la norma Wi-Fi que se usa. En mi experiencia, en el mejor de los casos, la velocidad sostenida de una conexión Wi-Fi es de entre un tercio y la mitad de su velocidad máxima.

Un ejemplo es el Asus RT-AC68U. Es un router de doble banda, lo que significa que puede operar en las bandas inalámbricas de 2.4GHz y 5GHz. (La segunda banda es mucho menos propensa a ser afectada por equipos electrodomésticos). La velocidad máxima de esas bandas en este caso son 600Mbps y 1,300Mbps, respectivamente. Eso significa que la velocidad real está más cerca de 300Mbps y 550Mbps, en el mejor de los casos.

Velocidad anunciada vs velocidad máxima vs velocidad real de routers Wi-Fi populares

Nombre del dispositivo Velocidad anunciada Velocidad máxima Velocidad máxima real (probada en los laboratorios de CNET en configuración óptima)
Conexión Gigabit Ethernet cableada de referencia 1,000Mbps 1,000Mbps 1,000Mbps
* Linskys EA9500 5,400Mbps 2,167Mbps 685.2Mbps
Asus RT-AC88U 3,100Mbps 2,167Mbps 643.6Mbps
Linskys EA8500 2,533Mbps 1733Mbps 437.8Mbps
Asus RT-AC87U 2,400Mbps 1,733Mbps 504.4Mbps
Asus RT-AC68U 1,900Mbps 1,300Mbps 521.4Mbps
* D-Link DIR-890L/R 3,200Mbps 1,300Mbps 601.7Mbps
* Netgear R8000 3,200Mbps 1,300Mbps 482.2Mbps
Netgear R7500 2,350Mbps 1,733Mbps 381.7Mbps
Linksys WRT1900 1,900Mbps 1,300Mbps 520Mbps
Asus RT-N66U 900Mbps 450Mbps 131.9Mbps
Conexión Fast Ethernet cableada de referencia 100Mbps 100Mbps 100Mbps
* Router de tres bandas

Velocidad anunciada: el arte de la mercadotecnia

La pregunta aquí es por qué todos los fabricantes de equipos de redes siempre usan cifras imposiblemente altas para la velocidad máxima de sus equipos Wi-Fi. Eso se debe a que, sin importar lo poco precisa que sea para la capacidad real de los dispositivos Wi-Fi, la velocidad máxima es constante y se puede usar para diferenciar una norma Wi-Fi de otra. Sin embargo, para cubrirse, todos los fabricantes de equipos de redes indican "por un máximo de" a la hora de declarar la velocidad máxima. Es como el velocímetro de los vehículos: es posible que indique que la velocidad máxima es de 160mph (260kph). Y es posible que el motor pueda impulsar el carro a esa velocidad, pero es muy poco probable que vayas a conducirlo a tales velocidades en la vida real.

Tomemos otra vez el ejemplo del Asus RT-AC68U. Tiene una clasificación de AC1900 porque usa la norma Wi-Fi más reciente: 802.11ac. El número 1900 se deriva de sumar la velocidad máxima del router en las dos bandas: 2.4GHz a 600Mbps y 5GHz a 1,300Mbps. Pero esa implicación de "1,900Mbps" es completamente engañosa, porque la conexión Wi-Fi se establece en una sola banda a la vez (el router no puede funcionar en las dos bandas a la vez, pero cada cliente sólo puede conectarse a una de las dos bandas a la vez), de manera que en el mejor de los casos, la velocidad máxima de este router sería 1,300Mbps.

La buena noticia es que incluso esas velocidades reales "menos rápidas" son con frecuencia entre 2 y 10 veces más rápidas (o más) de la que necesitas en las conexiones de Internet caseras, que por lo general oscilan entre 20Mbps y 150Mbps (descarga) y entre 2Mbps y 20Mbps (carga). Por ejemplo, Netflix, recomienda 5Mbps para streaming de video en alta definición y 25Mbps para Ultra HD (4K). Y esto también significa que, incluso si compras el router más veloz, eso no mejora necesariamente tu experiencia en Internet si tienes una conexión lenta.

dsc0189.jpg

La noción de este enrutador AC5400 tiene una velocidad Wi-Fi de 5.3 Gbps (o 5,400 Mbps) es completamente falsa.

Foto de Dong Ngo/CNET

Sumar las cifras es una de las formas favoritas de los fabricantes de router de identificar sus dispositivos. Por esta razón, un router con tres bandas Wi-Fi (dos bandas de 5GHz y una de 2.4GHz) puede tener un número escandalosamente elevado después de "AC". Los routers de tres bandas son necesarios solamente cuando tienes muchos clientes en la banda de 5Ghz (una docena o más) a la vez. El D-Link DIR-890L/R, por ejemplo, es un router AC3200 de tres bandas, lo que sugiere una velocidad de 3,200Mbps, lo que resulta completamente incierto. El dispositivo tiene dos bandas de 5GHz, cada una con un máximo de 1,300Mbps, y una banda de 2.4GHz, con un máximo de 600Mbps. Si se suman esas cifras, el total es 3,200. Sin embargo, en realidad, en el mejor de los casos, la conexión más rápida que puedes conseguir con este dispositivo es la misma de cualquier router AC1900, como el Asus mencionado más arriba.

Esta clase de convención de identificación también es confusa porque un router de doble banda AC2400 (1,733Mbps en la banda de 5GHz y 600Mbps en la banda de 2.4GHz) o un router AC2600 (1,733Mbps en 5GHz y 800Mbps en 2.4GHz) son más rápidos que un router de tres bandas AC3200, aunque apoye menos clientes concurrentes en la banda de 5GHz antes de reducir su velocidad.

Una vez más, esto está sujeto a dos advertencias:

  1. Reduce a la mitad esas velocidades máximas para tomar en cuenta la velocidad real.
  2. Tu velocidad AC bajará al máximo de la velocidad Wi-Fi del dispositivo conectado, de manera que si usas un teléfono o tableta con los límites 802.11g o 11n, debes esperar velocidades incluso menores.

Mejores prácticas

Ahora que sabes qué esperar de un router Wi-Fi, éstos son algunos consejos para que puedas tener la red casera más rápida posible. Esto es lo que yo hago en mi casa.

Usa redes cableadas siempre que sea posible: En mi casa tengo todas las habitaciones conectadas con cables CAT6, y todos convergen en el lugar donde el servicio de Internet se conecta con la casa. Esta inversión, que sólo haces una vez, es la mejor a largo plazo porque permite que todos los dispositivos estacionarios (servidores, consolas de juego, etc.) se conecten con cables Gigabit Ethernet, lo que les da la velocidad de red más rápida posible.

Usa puntos de acceso adicionales (o routers en modalidad de punto de acceso): Los puntos de acceso conectados al router principal por cables Ethernet son la mejor forma de ampliar tu red Wi-Fi a la vez que mantienes la mejor velocidad. Puedes dar un nombre a la red Wi-Fi del punto de acceso de la misma manera que para el router principal (con la misma clave y otras opciones) si quieres que los dispositivos se desplacen de una red a la otra automáticamente. Si en algún momentos instalas cables de red, para que cada habitación tenga una conexión cableada muy rápida, agregar puntos de acceso es muy fácil.

Implementa un router y punto de acceso de la norma adecuada: En este momento, AC1900 es lo mejor para Wi-Fi. Los routers AC1900 son asequibles y apoyan la velocidad de los clientes más rápidos de Wi-Fi en el mercado, que es 1,300Mbps. Si tienes muchos clientes Wi-Fi a la misma vez, un router de tres bandas AC3200 será suficiente, puesto que puedes tener varios dispositivos conectados a cada una de sus bandas sin afectar mucho el desempeño. Aunque no estaría mal tener un router con una velocidad máxima mayor (AC5300, AC2600 y otros) eso no llevará a velocidades de Wi-Fi más rápidas. Los routers con una velocidad máxima superior a 1,300Mbps pudieran resultar atractivos debido a características nuevas (como puertos adicionales, seguridad y otras prestaciones, pero sus velocidades Wi-Fi son solamente para propósito de blindarlas a futuro).

Close
Drag