CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Lavavajillas

Te contamos cómo limpiar el lavaplatos

Con estas recomendaciones puedes lograr que tu lavaplatos automático quede reluciente.

electrolux-solaro-2-dishwasher-product-photos-1.jpg

Limpiar el lavaplatos es tan importante como limpiar los platos 

Tyler Lizenby/CNET

Aunque el lavaplatos se usa para limpiar cosas, también debes limpiarlo de vez en cuando. Mantener el lavaplatos libre de grasa y restos de comida hará que funcione mejor, huela más agradable y no se rebose. Afortunadamente, limpiar tu lavaplatos es muy sencillo.

Limpia el filtro

El filtro es el lugar donde quedan atrapadas las partículas de comida. Un filtro obstruido puede hacer que el lavaplatos se desborde y por esta razón es importante limpiarlo cada semana. El filtro se encuentra en la parte inferior del interior del lavaplatos. Simplemente gira la manilla y levanta el filtro (la ubicación y procedimiento para sacar el filtro puede variar según la marca, así que debes revisar el manual de instrucciones).

Limpia el filtro con agua tibia y jabón de platos, luego pásale un cepillo de dientes que ya no utilices. Enjuágalo con agua limpia y deja que el filtro se seque antes de ponerlo en el lugar que corresponde.

Limpia el sellante de la puerta

Esto es lo que mantiene el agua adentro de tu lavaplatos y no en el piso. Para mantenerlo limpio, cepíllalo con agua tibia y sécalo con un trapo limpio una vez al mes.

Destapa los rociadores de agua

Los brazos que rocían agua en tu lavaplatos necesitan una limpieza cada seis meses. Utiliza un palillo de dientes para sacar cualquier partícula de comida de los orificios del rociador. Esto aumentará la cantidad de agua e incrementará la fuerza de la limpieza.

Qué hacer si tu lavaplatos huele mal

Si tu lavaplatos está comenzando a oler mal, hay una forma fácil de eliminar el olor. Algunas personas recomiendan añadir una taza de vinagre blanco en la parte inferior del lavaplatos vacío y dejar correr el ciclo de limpieza profunda. El vinagre puede dañar el plástico de tu lavaplatos, por lo que tal vez no deberías intentar este método. Riega un poco de bicarbonato de sodio en la parte inferior y déjalo durante la noche. Luego pon a funcionar el ciclo normal mientras que el lavaplatos está vacío.

Quita el óxido del pasador de la puerta

Después de algunos años de uso, el pasador de tu puerta podría estar un poco oxidado. Para solucionar esto, échale un poco de limpiador para artículos de hierro inoxidable y frótalo con una esponjilla de acero. Enjuágalo y sécalo con un trapo de algodón. Para finalizar, pon un poco de esmalte de uñas trasparente para impermeabilizar el metal y prevenir que se oxide más.

Limpia la canasta de los cubiertos

La canasta de los utensilios puede volverse antihigiénica rápidamente. Una vez a la semana, remuévela y límpiala con agua tibia, un cepillo y jabón para platos. Asegúrate de sacar las partículas de comida que puedan quedar atrapadas en el recipiente para evitar moho.