guía de compras navideñas

Tarjetas de crédito inteligentes: todo lo que necesitas saber

Las tarjetas inteligentes quieren reemplazar tu cartera llena de plástico con una sola tarjeta dinámica. Esto es todo lo que tienes que saber sobre esta nueva ola.

Foto de Josh Miller/CNET

Hay por lo menos cuatro startups que aseguran que el mundo no está listo aún para los pagos móviles.

A diferencia de servicios como Apple Pay y Google Wallet (que utilizan tu teléfono inteligente para hacer pagos) las tarjetas todas-en-uno o "tarjetas inteligentes" usan un medio bastante conocido, el plástico, y lo convierten en una solución de pagos todo en uno.

Las tarjetas de crédito tradicionales ofrecen la conveniencia además de ser más seguras. Pero las inteligentes ofrecen que, en lugar de cargar una docena de tarjetas de crédito y débito en tu cartera, sólo cargues una, que contendrá todas ellas en una misma.

Dado que muchos comerciantes todavía no están equipados para aceptar pagos de servicios como Apple Pay y Google Wallet, una tarjeta inteligente es una manera de consolidar tu cartera mientras que los comercios se ponen al día.

Funciona de esta manera: una tarjeta -- muy similar a las que ya conoces y cargas en tu cartera -- tiene incluida una conexión Bluetooth, que utiliza para actuar como una variedad de tarjetas. Esa tarjeta inteligente puede ser tu tarjeta de puntos o millas, tu tarjeta de débito e incluso la tarjeta que usas para ir de compras a una tienda tipo club.

Desde la llegada de Coin en 2013, por lo menos tres soluciones similares han entrado en este espacio: Swyp, Stratos y Plastc. Sin embargo, vas a tener que esperar un tiempo para tenerlas. Plastc, Swyp, Stratos y Coin están actualmente recibiendo pedidos anticipados -- pero si suena como una solución atractiva para ti, bien vale la pena la espera.

Hemos contactado a cuatro fabricantes de tarjetas inteligentes y ninguna, salvo Stratos, nos pudo ofrecer una para poner a prueba. Las compañías han comprometido sus primeras unidades para las personas que las han apoyado en la campaña de financiamiento o bien no las tienen listas aún para su distribución.

Actualizaremos este artículo cuando tengamos más tarjetas en las manos, pero por ahora y con base en lo que hemos visto, esto es lo que sabemos de las tarjetas inteligentes.

Cómo funcionan

El principal atractivo con el que se están promoviendo estas tarjetas es la conveniencia. En lugar de atascar tu cartera con muchas tarjetas diferentes (incluyendo tarjetas de regalo y de clubes, por ejemplo), una sola tarjeta digital las puede representar a todas.

Stratos, Coin, Swyp y Plastc logran esto de una forma inesperada. Cuando recibes una de estas tarjetas, viene con un lector magnético que parece un poco como los lectores de Square o de PayPal.

Una vez que has confirmado tu identidad, podrás añadir tus tarjetas antigüitas al app de la tarjeta inteligente deslizándola por el lector magnético. (Más sobre esto en la sección "Seguridad"). Luego, usando Bluetooth, el app carga toda esa información en la tarjeta inteligente.

¿Cómo puede una sola cinta magnética funcionar para diferentes tarjetas? Cuando seleccionas la tarjeta que quieres usar, una bobina de inducción insertada en la tarjeta envía una señal que reprograma la cinta magnética.

Los beneficios adicionales

Algunas de estas tarjetas ofrecen algo más que conveniencia. Por ejemplo, la aplicación que acompaña a Plastc también puede actuar como un lugar donde puedes gestionar tus presupuestos y realizar un seguimiento de todas las transacciones en un lugar central, al igual que Mint.com.

Stratos, Swyp y Plastc ofrecerán la llamada tokenización, una característica que "enmascara" la identidad de tu tarjeta de crédito para cada transacción, lo que impide que tu número verdadero de cuenta sea expuesto en caso de una violación de los datos de tarjeta de crédito. (Plastc y Swyp planean agregar esta función como una actualización después del lanzamiento inicial).

Estas tarjetas se pueden actualizar over-the-air por lo que se esperan más características que se irán añadiendo conforme los fabricantes de tarjetas inteligentes buscan maneras de hacer que su producto se destaque de los demás.

En dónde se aceptan (y dónde no)

Son como cualquier otra tarjeta de crédito, por lo que debes ser capaz de utilizarlas en todas partes, ¿no? Bueno, casi.

La mayoría de las tarjetas de crédito en tu billetera en realidad están equipadas con dos bandas magnéticas, llamadas "Track 1" y "Track 2". No las puedes ver -- por lo general están enmascaradas bajo lo que parece una sola raya. Track 1 se utiliza principalmente para tu nombre, mientras que la segunda se utiliza para el número de tu tarjeta de crédito.

Si una tarjeta de crédito contiene ambas pistas o tracks, entonces tu tarjeta será aceptada universalmente. Pero, si la tarjeta sólo contiene una pista (pista 2 o Track 2), algunos terminales de tarjetas de crédito podrían no ser capaces de leerla.

Coin sólo emplea una pista o track, y proporciona una lista de los minoristas más importantes en los que no se acepta su tarjeta. Cuando le preguntamos si y cuándo la tarjeta se actualizaría para incluir ambas pistas, la empresa no respondió.

Esto no es necesariamente un ultimátum, pero definitivamente sí es algo que podría afectar una transición sin problemas de tu tarjeta actual a una tarjeta inteligente. Plastc, Swyp y Stratos todos utilizan ambas pistas, asegurando que tu tarjeta se aceptará en todas partes.

Y, sí, las tarjetas inteligentes se pueden utilizar con los cajeros automáticos.

¿Tan fácil como una tarjeta de crédito?

Así como escoges una tarjeta en tu billetera, vas a necesitar escoger una tarjeta para cuando llegues a la caja registradora. Stratos, Coin, Plastc y Swyp quieren que este proceso sea lo más fluido posible, de modo que percibas que usar una tarjeta inteligente es tan fácil como usar tu tarjeta tradicional en la actualidad. El método varía un poco dependiendo de cada tarjeta, y si bien no hemos podido probarlas todas en la vida real, esto es lo que sabemos de cada una.

  • Stratos. Cuando estás en la caja registradora, vas a tocar o golpear la tarjeta contra el mostrador (u otra superficie dura) para activarla. Stratos se encenderá y en ese momento eliges la tarjeta que quieres usar seleccionándola en la tarjeta misma. Stratos no tiene una pantalla física -- sólo unas lucecitas LED que representan tus cuatro tarjetas principales.
  • Coin. Para hacer una compra, tocas el botón (es plano) que está en la tarjeta para deslizarte por las tarjetas disponibles para elegir la que quieras desde ahí. La tarjeta tiene una pantalla LED, así que puedes ir viendo ahí los nombres de tus tarjetas conforme las vas pasando.
  • Plastc. Debido a que tiene una pantalla de tinta electrónica considerablemente grande, Plastc es probablemente la más fácil de usar. Para seleccionar la tarjeta que quieras usar en el punto de venta, sólo tienes que deslizar la pantalla de tinta electrónica hasta que encuentres la tarjeta que quieres usar. Podrás arreglar el orden de las tarjetas. Considera que no sabemos qué tan bien responderá la pantalla, pues no hemos podido usarla en la vida real.
  • Swyp. Esta funciona muy similar a Plastc. La tarjeta incluye una pequeña pantalla que muestra el nombre en tu tarjeta y la información de tu cuenta. Está equipada con botones de modo que puedes ir viendo varias tarjetas cuando estés listo para pagar. La cosa que distingue a Swyp es que con el tiempo aprenderá qué tarjetas te gusta usar dependiendo de la hora, el día o la ubicación.

Seguridad

Debido a que este es un concepto totalmente nuevo, los cuatro fabricantes están adoptando un enfoque de mucho cuidado en cómo se almacenan, programan y mantienen seguras tus tarjetas. Antes de entrar en cómo cada tarjeta en específico se comporta, así es como (en general) las cuatro tarjetas funcionan desde una perspectiva de seguridad.

  • Verificando tu ID. Para asegurarse de que nadie vaya a crear una tarjeta inteligente usando tu nombre, el fabricante de la tarjeta conducirá una verificación exhaustiva para asegurarse de que tú eres efectivamente quien dices ser. Primero, deberás ofrecer tu nombre y los cuatro últimos dígitos de tu número de seguridad social. La mayoría de los fabricantes de tarjetas usan un servicio externo que verifica tu identidad haciéndote preguntas sobre tu domicilio anterior, miembros de tu familia y otra información que solo tú debes conocer.
  • Añadiendo cuentas a tu tarjeta inteligente. Como lo anticipábamos, sólo podrás añadir tarjetas que coincidan exactamente con el nombre y la cuenta que han sido verificados en el paso anterior. Además de deslizar la tarjeta, tomarás una foto de ella para asegurarte de que la información en la tarjeta coincide efectivamente con lo que hay en la banda magnética. Plastc lleva eso un poco más allá y usa la cámara frontal para asegurarse de que la persona que está añadiendo la tarjeta es de hecho la misma persona que creó la cuenta.
  • Si pierdes tu tarjeta. La mecánica de esto es un poco distinta según cada tarjeta, pero el punto es el mismo: medidas de seguridad se aseguran de que sea muy difícil usar tu tarjeta si la has perdido. Por ejemplo, Swyp requiere un PIN de cuatro dígitos que debes ingresar en la tarjeta si ésta pierde conexión con tu teléfono. Coin funciona de manera similar, pero en lugar de un PIN, vas a tener que ingresar una serie de presiones sobre el botón en la tarjeta. Stratos y Plastc te dejan determinar qué tanto tiempo deben esperar antes de desactivarse completamente después de haber perdido la conexión con tu teléfono.
  • Protocolo PCI DSS. Cualquier persona o negocio que acepta una tarjeta de crédito (en línea o en una tienda física) debe cumplir los requisitos del estándar PCI DSS (Data Security Standard) y eso incluye a las tarjetas inteligentes. Esto asegura que los datos que la tienda almacena de esas tarjetas se hacen de una forma segura. También se asegura de que los comerciantes estén equipados para prevenir, detectar y reaccionar en caso de violaciones a la seguridad. Stratos, Plastc y Swyp trabajan actualmente en llenar esos requisitos. Coin no nos respondió.

El futuro

Plastc y Swyp nos dijeron en entrevistas separadas que van a distribuir tarjetas que sean capaces de programar tarjetas tipo EMV (o "chip-y-PIN"). Esas mismas tarjetas pueden ser usadas también para hacer pagos vía la tecnología NFC (mediante la cual sólo tocas una terminal con la tarjeta en lugar de deslizarla). Stratos también planea añadir esta función y dice que la incorporará en la próxima versión de su tarjeta.

Estas funciones no estarán disponibles en el lanzamiento, pero una vez que las compañías estén listas para lanzar las actualizaciones, las tarjetas se actualizarán over-the-air.

Esto es importante porque hacia fines de este año, se llevará a cabo un cambio importante en EE.UU., y los comerciantes que no ofrezcan compatibilidad con tarjetas EMV serán responsables de todas las transacciones fraudulentas.

Para poder cumplir cabalmente, los comerciantes deberán actualizar sus terminales para aceptar dichas tarjetas. Esas nuevas terminales también es probable que funcionen con pagos sin contacto como Apple Pay y Google Wallet. Si ese es el caso, entonces los pagos por contacto están ya a la vuelta de la esquina. Y en ese momento es cuando nos preguntaremos: ¿dónde quedan entonces las llamadas tarjetas inteligentes?

Close
Drag