Siete cosas que debes saber antes de cortar el cable

Deshacerte de la televisión por cable en casa no siempre es un proceso simple. Esto es lo que necesitas saber antes de dar el salto.

Foto de Josh Miller/CNET

1. No hay una alternativa perfecta

Uno de los mayores problemas con las suscripciones de cable tradicionales es el llamado bundling -- que no te deja más remedio que pagar por decenas de canales que nunca vas a ver sólo para obtener los pocos que sí deseas ver. La alternativa ideal te permitiría escoger y elegir sólo los canales que quieras ver.

La realidad es que el corte del cable no elimina dicha agrupación o bundling. Si te cambias a Netflix, Amazon Prime, Sling TV o cualquier otra opción similar, todavía tendrás que pagar por programas o películas que nunca vas a ver.

Si tienes suerte, podrás encontrar un servicio de streaming que cubra todos los programas y canales que ves. Pero la mayoría de la gente va a terminar suscribiéndose a un par de paquetes diferentes para cubrir todas sus necesidades. Y no te sorprendas si uno de tus programas favoritos tiene diferentes temporadas distribuidas a lo largo y ancho de diferentes canales de transmisión.

2. Puede que no sea más barato que el cable

US$10 al mes por Netflix aquí, US$50 al mes por PlayStation Vue allá y de pronto verás que no has ahorrado gran cosa tras deshacerte del cable.

Nuestro propio editor David Katzmaier cortó el cable hace un par de años sólo para darse cuenta de que se estaba ahorrando unos US$35 al mes. Después de compras a la carta en iTunes, la adición de servicios DVR y varias otras suscripciones de streaming, concluyó que el cortar el cable simplemente no fue una gran decisión.

Eso no significa que no sea una alternativa. Simplemente, antes de cortar el cable, haz las cuentas de lo que quieres comprar en cambio. Dependiendo de tus necesidades, podrías acabar pagando igual o incluso hasta más.

3. ¿Qué hay de deportes y otros eventos en vivo?

Si eres un fanático puro y duro que necesita ver cada partido en todos los mercados en vivo o grabado, cortar el cable podría ser un gran dolor de cabeza.

Por ejemplo, Sling TV y PlayStation Vue, las dos alternativas de TV en vivo al cable, no incluyen muchos de los principales canales de deportes. Como se indica en este artículo, ESPN (y sus redes hermanas) están sólo disponibles por Sling TV en este momento, mientras que MLB TV, NBA TV, NFL Network, NFL Red Zone, MSG* SNY* y la mayoría de las redes regionales de deportes no están disponibles a través de ninguno de estos servicios.

Si te gustan los equipos fuera de tu área, obtendrás un gran valor si te apuntas a aplicaciones como MLB TV (béisbol), NHL Ice Center (hockey), NBA League Pass (básquetbol) y otros servicios que ofrecen juegos en vivo fuera de la zona donde vives. Pero para ver casi cualquier equipo local, necesitarás o bien una antena (para partidos de NFL), o un amigo que aún esté pagando por cable.


En este caso, esboza tus necesidades deportivas y determina si un solo servicio de streaming (o una combinación de servicios) se adapta a tus necesidades.

4. Hablemos de DVR

Para servicios a la carta como Netflix, Hulu y Amazon Prime, obviamente no necesitas un DVR. Sling TV y PlayStation Vue, que ofrecen streaming de televisión en vivo, incluyen algunas funciones similares al DVR. Pero si usas una antena, puede que quieras una manera de grabar programas y otros eventos.

Tienes opciones. Channel Master, Tablo y TiVo Roamio son unos de los servicios más populares, pues te dejan grabar y almacenar programas a través de una antena. TiVo Roamio, por ejemplo, también sirve como una especie de hub de streaming dándote acceso a tu guía de contenidos y para hacer streaming de servicios como Netflix y Hulu.

Pero sin ninguno de estos DVRs, tu antena será únicamente limitada a la TV en vivo.

5. Vas a necesitar una buena señal de Internet

Una vez que te deshaces del cable, tu conexión a Internet se convertirá en el elemento vital de tu consumo de medios de comunicación, por lo que necesitarás una conexión a Internet muy fiable.

Para empezar, asegúrate de que tu ISP admite el ancho de banda de superalta velocidad necesaria para hacer streaming de alta definición (y superalta definición) de video. En algunos casos, es posible que tengas que actualizar tu suscripción (léase: pagar más) para conseguir un gran ancho de banda. Y, por último, el ISP debe ser tarifa plana --- sin el cable, vas a utilizar más datos que nunca antes.

6. ¿Cuántos 'streams' simultáneos necesitas?

Las suscripciones de cable hacen que sea muy fácil (aunque caro) ver la TV en muchas habitaciones, pero tu kilometraje variará según las opciones de streaming. Si vives en un hogar que alberga diferentes intereses, las cosas podrían ponerse feas.

Por ejemplo, los niveles de precios de Netflix se basan parcialmente en permisos de multitransmisión. Si bien por US$7.99 al mes tienes un solo flujo de streaming, la opción de US$8.99 por mes te permite transmitir en dos pantallas a la vez.

Sling TV, por el contrario, detendrá el flujo de corriente si detecta que otro ha comenzado. Esto puede cambiar en el futuro, pero por ahora, Sling TV y otras opciones de streaming tienen limitaciones.

7. La TV como ambiente o 'ruido' de fondo

¿Qué tan seguido regresas a casa y enciendes el televisor? Puede que los uses sólo como ruido de fondo mientras cocinas o recibes amistades en casa. Sí, claro, es posible hacer eso sin cable, pero no tan fácil.

El lograr el mismo ambiente requiere que enciendas tu cajita de streaming de video, elijas una fuente de programación (digamos Amazon o Netflix), busques un programa determinado y, luego, darle "Play" para reproducir. ¿Se puede hacer? Claro, pero no es exactamente lo mismo.

Close
Drag