CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Hogar inteligente

¿Qué tipo de asador deberías comprar?

Los asadores vienen en todas las formas, tamaños y con diferentes fuentes de combustible. Aquí te decimos cómo elegir uno.

El verano ya llegó, lo que significa que ya es hora de quitarle el polvo a tu asador (o quizá debas considerar darle una limpieza profunda) y hacer una parrillada.

O tal vez es tiempo de comprar un nuevo asador. El problema es que el panorama está cambiando de forma constante, y el gran debate sobre qué tipo de asador es el mejor sólo se ha vuelto más complejo con la llegada de más opciones. Ya no se trata sólo de carbón vs. gas.

Si tienes un poco de conocimiento sobre parrillas o estás en el mercado buscando cómo reemplazar tu asador desgastado con uno nuevo y brillante, aquí están los cinco tipos principales de asadores entre los que puedes elegir.

Carbón

Charcoal On Fire In Barbecue Grill
Bryce Tuck / EyeEm

Es un clásico y favorito entre los puristas, el asador de carbón a menudo es anunciado como la forma única y más auténtica de cocinar alimentos a la parrilla. A pesar de que vienen en todas las formas y tamaños, todos los asadores usan briquetas de carbón (a veces mezcladas con virutas de madera) o carbón a granel como fuente de combustible, el cual produce un sabor distinto, fuerte y ahumado.

Cocinar sobre carbón es también una forma naturalmente más lenta de asar los alimentos que además requiere práctica. Controlar la temperatura interna de la parrilla es más difícil y menos preciso, y lograr que el asador de carbón llegue a las temperaturas que se requieren para la cocción puede llevar más de 20 minutos. La limpieza también es un poco más tediosa. Aún así, el sabor hace que todo el esfuerzo adicional valga la pena.

Los asadores de carbón suelen ser bastante asequibles, comienzan desde el más barato de US$30 y pueden elevarse hasta los US$300. También vienen en una variedad de diferentes estilos:

  • El asador de brasero es una parrilla de estilo abierto que a menudo se ve en los parques.
  • Las parrillas de caldera son las más clásicas de forma (a veces cuadradas) que se sostienen en un trípode (generalmente con dos ruedas) y una tapa. A menudo sólo tienen un respirador para controlar la temperatura interna.
  • Un asador de barril tiene, bueno, la forma de un barril. Las primeras versiones en realidad fueron hechos de un barril de 55 galones volteado hacia afuera y cortado por la mitad, longitudinalmente. Si le agregas un asa, una bisagra, una rejilla inferior para sostener el carbón, una rejilla superior para cocinar y un par de patas, tú también tendrás un asador de barril. Por supuesto, actualmente ya puedes comprar parrillas de barril prefabricadas.
  • Los asadores de carrito son el estilo que normalmente podrás ver expuesto afuera de una ferretería en estos días, pero sólo algunos de ellos son de carbón. La mayoría de estas parrillas tipo carrito son de gas.
  • Los asadores de Kamado se basan en una olla arrocera japonesa llamada mushikamado. Tienen una forma similar a las parrillas de caldera, pero generalmente es un recipiente más profundo y está hecho de cerámica en lugar de metal. Este modelo aísla el calor y crea una temperatura de cocción más uniforme y quema el carbón de manera más eficiente. También son asadores grandes, pesados y bastante costosos, con un precio inicial que puede iniciar en alrededor de US$500.
  • Los asadores portátiles suelen ser versiones más pequeñas y más cortas de los asadores de caldera que pueden empacarse y llevarse fácilmente para un picnic o un fin de semana en el bosque.

Gas

how-to-grill-7
Chris Monroe/CNET

El otro estilo de asador más común es el de gas. Por lo general, vienen en un modelo de estilo carro o están incorporados de forma permanente en un área de cocina al aire libre con un número variable de quemadores.

La vieja discusión solía darse entre los asadores de carbón o de gas, pero ahora hay un nuevo debate: utilizar gas natural o el propano líquido. El gas natural se quema de forma más limpia, es más barato de usar (entre la mitad y un sexto del precio), además de que ya no se acaba y no necesitas cambiar los tanques a la mitad de la cocción. Dicho esto, también debes saber que con el gas natural tu asador se convierte en una instalación permanente. No podrás moverlo a voluntad.

Reproduciendo: Mira esto: Lynx apuesta por asadores llenos de tecnología
3:31

El propano líquido es aún más utilizado y agrega la conveniencia de la portabilidad. Pero también tendrás que planear con anticipación o hacer algunas estimaciones aproximadas para adivinar cuánto tiempo de cocción te queda en tu tanque actual. Afortunadamente, si tienes una conexión de enlace de gas en tu casa, es posible que puedas comprar un kit de conversión para tu parrilla existente o para que puedas disfrutar de ambos tipos de combustible.

El beneficio de los asadores de gas es su facilidad de uso y precisión. No toma 20 minutos encender una parrilla de gas, simplemente enciendes el gas, presionas el encendedor y esperas a que alcance la temperatura interna deseada. Y si piensas que el asador está cocinando a una temperatura muy baja o muy alta, simplemente ajustas las perillas. Además, la limpieza y el mantenimiento son mucho más fáciles en los asadores de gas, ya que no hay cenizas que arrojar. Aún así, perderás ese sabor ahumado (al menos que obtengas una caja ahumadora).

Si bien hay innumerables modelos para elegir con un puñado de funcionalidades ingeniosas (como quemadores laterales o parrillas), la principal decisión que tendrás que tomar al comprar un asador de gas es cuántos quemadores necesitarás. Las parrillas de gas generalmente comienzan en alrededor de US$90 con dos quemadores, pero pueden ir hasta los US$1,000 o más para asadores de cuatro a seis quemadores.

Eléctricos

lynx-smart-grill-product-photos-3.jpg
Tyler Lizenby/CNET

Las parrillas o asadores eléctricos son generalmente mucho más compactos y, generalmente, se pueden usar tanto en interiores como en exteriores. Piensa en los asadores de George Foreman, pero hay docenas de diferentes estilos y elementos del diseño ––encimera, pedestal, hervidor de agua, cara abierta, carro, etc. Una de las opciones más nuevas de asador eléctrico disponible es una plancha plana sin tapa.

Las parrillas eléctricas son la mejor alternativa para iniciarte en este mundo ––sólo debes conectarlas a una toma de corriente cercana y girar la perilla de control. Sin embargo, como te puedes imaginar, sólo puedes mover el asador tan lejos como su cable de corriente te deje ir. Si no tienes una toma de corriente a la mano en tu patio trasero, tendrás que reubicar la parrilla o usar un cable de extensión para llevar la energía al asador.

Las parrillas eléctricas son a menudo excelentes alternativas para quienes viven en departamentos y que no pueden cocinar (o incluso almacenar) una parrilla de gas o de carbón en su balcón.

Al igual que los asadores de gas, carecen del sabor ahumado que ofrece cocinar con carbón, pero son una opción asequible y conveniente para cocinar que está mejorando con el tiempo. Los asadores eléctricos comienzan alrededor de los US$50 y pueden costar más de US$600 para los modelos de gama más alta.

Pellets

traeger-timberline-5
Chris Monroe/CNET

Los asadores de pellets han existido por más de tres décadas, pero han resurgido en los últimos años. Pueden funcionar como una parrilla o como un ahumador.

Con un asador de pellets, hay una tolva en su costado que te permitirá llenarla con pellets de madera de calidad alimenticia. Luego, para encenderlo, simplemente prende el interruptor y configura la temperatura que deseas. Una barrena conecta la tolva a una olla ubicada debajo de la parrilla de cocción y, a medida que gira, mueve los gránulos o pellets hacia la olla.

El asador también tiene lo que se llama una 'barra caliente' en el interior que encenderá los pellets mientras caen en la olla. Los pellets de madera se queman y dan un toque de ahumado, lo que le da ese sabor de madera que prevalece. Puedes cocinar a fuego alto, que es comparable a la mayoría de los asadores en el mercado, o puedes cocinar a temperatura baja y lenta, lo que realmente es el punto medio perfecto.

Dado que tiene una computadora que controla el ventilador para alimentar el fuego y la velocidad a la que se agregan los pellets de madera a la olla de quemado, deberás estar cerca de una toma de corriente para usar el asador de pellets. Pero, como un asador de carbón, habrá cenizas que limpiar después de cada uso.

Los asadores de pellets normalmente sólo vienen en forma de barril o estilo de carro, aunque hay algunas excepciones a la regla. El precio puede variar desde alrededor de US$350 a US$1,300.

Infrarrojo

summergad5_mot_440x330.jpg
Rasmussen Iron Works

Los asadores infrarrojos se parecen a cualquier otro asador de gas estilo carro. De hecho, generalmente funcionan con gas natural o propano líquido, pero también pueden ser eléctricos. La diferencia está en cómo cocinan.

En lugar de usar calor radiante calentando el aire dentro del asador, usan un elemento eléctrico o de gas para calentar una superficie sólida, como la cerámica, que emite ondas infrarrojas para calentar los alimentos. Lo que obtienes es un asador que se calienta y está listo para usarse en sólo unos minutos y que cocina de manera uniforme y sin brotes.

Cabe mencionar que los asadores infrarrojos son rápidos. A menudo pueden alcanzar temperaturas de hasta 370˚C.

La verdadera desventaja del asador infrarrojo es el precio. Mientras que estas parrillas tienen un precio para las más sencillas de aproximadamente US$800, la gran mayoría te costarán US$1,500 o más. Dicho esto, están empezando a llegar al mercado más opciones de infrarrojos, como el asador interior sin ahumado de Philips Avance.

Eligiendo el tipo de asador correcto

En última instancia, con tantas opciones en el mercado, no hay una respuesta única para todos los requerimientos. Elegir el asador para tus necesidades dependerá de lo que estés cocinando, la conveniencia que buscas, tu presupuesto e incluso dónde vives.

Si tienes un presupuesto muy ajustado, el asador infrarrojo está descartado totalmente. El asador de carbón es más caro de usar con el tiempo, ya que las briquetas deben reemplazarse con cada uso. Los eléctricos o los de gas son las mejores opciones para este presupuesto en el largo plazo, además por los precios de sus versiones más sencillas. También son los que menos problemas generan y exigen la menor cantidad de limpieza.

Si pensamos en el sabor, los asadores de carbón y pellets son generalmente las mejores alternativas, pero requerirán más mantenimiento y cuesta más su funcionamiento. Además, necesitarás más tiempo para que tu parrilla se caliente lo suficiente como para comenzar a cocinar. Con una parrilla de pellets, básicamente estás obteniendo una opción dos en uno para un asador y un ahumador.

No importa qué asador elijas, siempre es una gran excusa para acompañarlo con un six de cervezas, un gran corte de carne e invitar a un grupo de amigos para 'poner a prueba' tu asador.

Domina tu parrilla con la guía de CNET para todo lo que necesitas saber sobre tu asador.

La Guía de Smart Living de CNET es una fuente confiable para consejos, trucos y guías que hacen tu vida más inteligente.