Qué hacer con todos los datos acerca de tu sueño

No es suficiente sólo monitorizar las horas dormidas; tendrás también que llevar un control de otros factores y variables para realmente mejorar la calidad de tu sueño.

dsc0253.jpg
Sarah Jacobsson Purewal/CNET

Has estado monitorizando tu horario de sueño durante un par de semanas, y ya sabes que no siempre obtienes la mejor calidad de sueño. Ya que sabes esto, ¿y ahora qué?

Los datos del sueño, como todos los datos, son inútiles si se les deja en el vacío. Si quieres saber por qué algunas noches duermes como un tronco, o por qué otras noches te la pasas dando vueltas en la cama, necesitas recabar datos adicionales acerca de tu comportamiento y el ambiente que te rodea. Primero, tendrás que construir ciertas hipótesis basadas en tus observaciones acerca de ti mismo. Por ejemplo, ¿sientes que duermes mejor en los días en que vas al gimnasio? ¿Sientes que duermes peor cuando tomas alcohol?

Selecciona un par de factores que piensas pueden afectar tu calidad de sueño y empieza a reunir información para que puedes empezar a trazar y encontrar las correlaciones. A continuación, te presento algunos factores a los que debes prestar atención:

Lo que comes y bebes

Lo que comes y bebes -- y cuándo lo haces -- y la ingestión de alcohol y cafeína pueden definitivamente afectar la calidad de tu sueño. Puedes utilizar un app como MyFitnessPal (Android, iOS y Windows Phone 8) para ingresar datos de tus comidas, refrigerios y agua que consumes durante el día. Me gusta MyFitnessPal porque tiene una enorme base de datos sobre comida (que son editados en su mayoría por los usuarios), lo que facilita la monitorización de variables que pueden afectar tu sueño -- como el azúcar y el sodio.

Movimiento

Si estás utilizando un monitor de actividad física para monitorizar tu sueño, ya debes tener una buena idea de cuánto ejercicio realizas durante el día. El sitio Web de MedHelp integra un montón de monitores de actividad física, que incluyen el Fitbit Charge, el Garmin Vivofit y el Misfit Shine. Así puedes ver tus datos de ejercicio justo al lado de tu información de sueño (si es que estás usando la función de rastreo de sueño de MedHelp). Si no tienes un monitor de actividad física, también puedes usar un app como Runkeeper (Android, iOS), que también se integra con MedHelp.

Close
Drag

Frente a la pantalla

La cantidad de tiempo que pases frente a una pantalla -- ya sea de tu teléfono, tableta o computadora -- puede afectar la calidad de sueño, de acuerdo con una encuesta realizada por la Fundación Nacional del Sueño. National Sleep Foundation. Si te fijas en los datos de tu sueño y te das cuenta que estás durmiendo menos de lo que te gustaría (y, por lo tanto, te sientes menos despierto y alerta durante el día), considera reducir el tiempo que pasas frente a la pantalla, especialmente antes de irte a la cama. Puedes utilizar un app para monitorizar el tiempo que pasas frente a una pantalla como Moment para iOS o QualityTime para Android para ver cuánto tiempo pasas con tu teléfono y así reducir el tiempo que pasas frente al dispositivo.

Si necesitas utilizar tu dispositivo antes de ir a la cama, considera instalar un software que hace más cálido la temperatura de color de tu pantalla. f.lux para Mac, Linux y iOS ajusta tu pantalla de acuerdo a la hora del día.

El ambiente

El ambiente que te rodea impacta tu calidad de sueño. Sin embargo, es difícil monitorizar la luz, la temperatura y el ruido ambiental cuando estás durmiendo. Si quieres ver si el ruido es un problema, puedes descargar un app de grabación como Sleep Talk Recorder (iOS) o SnoreClock (Android) y ejecutarlo mientras duermes. Estos apps están diseñados para registrar cualquier sonido inusual (como hablar cuando se está dormido o roncar) que haces cuando estás durmiendo. Estos apps también pueden registrar sonidos como las sirenas de los camiones de bomberos, el retorcer de tu pareja en la cama, el ladrido de los perros. Puedes ejecutar estos apps junto a otras aplicaciones para el sueño como Sleep Cycle (Android, iOS) y ver si tu movimiento tiene alguna correlación con el ruido ambiental o los ronquidos.