guía de compras navideñas

Por qué ocultar tu 'router' de Wi-Fi es una muy mala idea

Antes de que decidas esconder tu router en una cesta porque se ve muy feo, lee esto.

hiding-a-modem-in-a-book.jpg

Si escondes tu router dentro de un libro podría sobrecalentarse.

Foto de Alina Bradford

Los blogs dedicados a hacer manualidades y los usuarios de Pinterest sienten una fascinación especial por la idea de ocultar routers de Wi-Fi en libros huecos y cajas bonitas, envolverlos en papel de regalo o ponerlos en cajones.

Aquí te voy a explicar por qué eso es una idea terrible.

Échale un ojo a tu router. Notarás que su cuerpo tiene entradas de aire a los lados, que permiten que el aire caliente circule fuera del router y que el aire fresco pueda entrar. Esas entradas de aire previenen que los delicados circuitos en su interior se sobrecalienten.

Una caja bonita, un libro sin hojas, un cajón o una canasta pueden evitar que el aire caliente circule hacia afuera del router, elevando la temperatura del dispositivo. Desafortunadamente, puede terminar haciendo que tu router se sobrecaliente.

Incluso si eso no le pasa a tu router, ocultarlo podría debilitar tu conexión. Cualquier obstrucción alrededor de la caja pueden debilitar la señal o hacerla intermitente alrededor de tu casa.

Una mejor manera de integrar tu router en la decoración de tu hogar es colocarlo detrás de un marco de fotos o colocarlo en un librero. Sólo asegúrate de que el módem o router tenga al menos 4 pulgadas de espacio (10 centímetros) a cada lado, para que el aire fluya correctamente.

Close
Drag