CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Electrodomésticos

Olvida los árboles de Navidad naturales, mejor elige uno artificial

Reduce uno de tus dolores de cabeza de las fiestas decembrinas y mejor compra un árbol de Navidad artificial este año.

Angela Lang/CNET

Este año, deberías pensar en comprar un árbol de Navidad artificial. Sí, tienden a costar mucho más ––especialmente los modelos de lujo. Y puede ser que gastar US$500 de un solo golpe no esté en tu presupuesto. Sin embargo, si tienes el efectivo, vale la pena. Aquí te dejamos las razones de por qué.

Por un lado, los árboles artificiales actuales siempre lucen increíble, ya sea porque son ultra-realistas o de alguna forma juguetona no los son. Además, los árboles de Navidad sintéticos no se deshacen, ni tampoco necesitan que los riegues diariamente. También, los nuevos árboles artificiales representan un riesgo de incendio mucho menor que los naturales.

Si alguna vez has reflexionado sobre elegir el camino del árbol artificial, ahora es el momento de comprar uno. Estarás contento de haberlo hecho.

Las ventajas de los árboles de Navidad artificiales

Son mucho más seguros

Los árboles de Navidad naturales pueden oler muy bien, pero son grandes objetos de riesgo de incendio. Los árboles secos son escandalosamente inflamables, y pueden convertir tu hogar en una trampa mortal de fuego en cuestión de minutos.

Un informe reciente de la Agencia Nacional de Protección contra Incendios dice que los incendios de árboles de Navidad "son mucho más propensos a ser mortales que la mayoría de los otros incendios [domésticos]". En promedio, uno de cada 32 incendios de árboles de Navidad reportados resultó en una muerte. Esta es una cifra más alta en comparación con el promedio de una muerte por cada 143 del total de incendios de hogares reportados. Estas cifras se basan en datos registrados entre 2001 y 2015.

El estudio también concluye que la cantidad de incendios que se registran durante los días festivos es desproporcionadamente causada por árboles de Navidad naturales. Durante el mismo período, el informe calculó que la probabilidad de que un incendio haya sido causado por árboles artificiales fue extremadamente bajo (estadísticamente cero).

Esto no significa que los árboles artificiales nunca causen incendios ––sólo que son extraordinariamente seguros en comparación con los naturales. Sólo debes asegurarte de que tu árbol artificial esté etiquetado como resistente al fuego. Si un árbol sintético viene con luces integradas, busca el símbolo de certificación UL. Eso significa que éste ha sido probado para cumplir con los estándares de seguridad aceptados en la industria.

Son más convenientes

Si lo que buscas es la comodidad, nada mejor que la sencilla configuración para armado y desmontaje de un árbol prefabricado muy bien diseñado.

No hay necesidad de ir a la tienda, al vivero o al bosque para recoger y llevar a casa un árbol real. Además, puedes despedirte de poner todas esas luces y guardarlas cada año.

Sin embargo, tendrás que encontrar un espacio de almacenamiento adecuado para tu árbol artificial. Tendrás que mantenerlo oculto durante 48 semanas al año también. Este requerimiento podría no ser factible para los habitantes de la ciudad o para cualquier persona que viva en un departamento pequeño.  

Son reusables

Un árbol de Navidad artificial de alta calidad está diseñado para durar muchas temporadas decembrinas. Y cada temporada que lo reutilices, será otra que no tendrás que pagar por uno natural.

La Asociación Americana de Árboles de Navidad, un grupo comercial de la industria, estima que la vida útil típica de un árbol artificial es de 11 años. Eso es mucho tiempo para evitar gastar dinero en árboles de hoja perenne cosechados naturalmente.

Es probable que tengas que pagar entre US$105 y US$110 por una compra en línea de un árbol recién cortado (Fraser Fir, de 2 metros). Tanto Home Depot (US$106) como ahora Amazon (US$109) se ofrecerán a llevártelo a casa de forma gratuita. Si estás dispuesto a llevar tu propio árbol a casa, por lo general, reducirás este costo a la mitad (sin incluir la propina).

Los precios de árboles artificiales con características similares suelen comenzar en ese mismo rango, pero aumentan rápidamente a medida que tienen más detalles y diseño. Más realismo, luces incorporadas, etc. aumentarán los precios en consecuencia. Por ejemplo, el abeto Balsam Hill Fraser Fir premium de US$599 (2 metros) viene con un juego de luces LED blancas y de varios colores.

Pueden ser totalmente impresionantes

Los árboles de Navidad artificiales de hoy están muy lejos de lo que alguna vez fueron. Ya no son los antiguos tubos de las lámparas de aluminio típicos de los años 50 y 60.

Gracias a las nuevas técnicas de fabricación, muchos modelos actuales se crean para el hiperrealismo. La empresa Balsam Hill vende árboles de plástico que imitan la estructura detallada de las hojas y ramas de un pino genuino.

Los árboles sintéticos tampoco están limitados a lo que te encuentras en la naturaleza. Puedes encontrar fácilmente árboles que son de color rosa intenso, rojo, azul, lavanda, negro, blanco y casi cualquier color del arco iris. Para todas estas variaciones, e incluso más salvajes (¡hasta metálicas!), echa un vistazo a Treetopia.

Son menos riesgosos

Entre la necesidad de regarlo diariamente y tener que recoger constantemente las hojas secas que se van cayendo del pino, los árboles naturales pueden ser un dolor de cabeza para mantener.

Eso no pasa con los árboles de plástico. A menos de que sea un limón real, las coníferas artificiales no tiran hojas como lo hacen los pinos naturales.  

No te causarán alergias, ni a ti (ni a tus invitados)

Para mí, hay un aspecto fundamental que tienen los árboles de Navidad naturales que los de plástico no pueden igualar: la verdadera fragancia a pino. Dicho esto, los pinos pueden provocar reacciones alérgicas en algunas personas, lo que hace que las fiestas decembrinas sean menos divertidas.

Existen múltiples razones del por qué los árboles de Navidad genuinos pueden causarte molestias. El terpeno, un compuesto que se encuentra en la savia del pino, es un conocido alérgeno de la piel. Lo mismo ocurre con las esporas de moho, el polen y el polvo que un árbol real puede transportar desde la naturaleza. Incluso los insectos pueden entrar a tu hogar a través de árboles que una vez estuvieron vivos.

¿Estás pensando en tener un árbol de Navidad natural este año? Aquí te mostramos cómo lo debes cuidar.

Guía de Compras Navideñas 2018 de CNET en Español : El lugar para encontrar los mejores regalos tecnológicos para las fiestas de este año.