¡No más enredos! Aprende a organizar tus cables

Es hora de aceptar que realmente no necesitas un millón de cables Micro-USB en tus cajones. Aquí te enseñamos cómo ponerle orden al caos.

dsc0283.jpg
Los tres ratones en este cajón ni siquiera funcionan. Aún así, siento que debo guardarlos... por alguna razón Sarah Jacobsson Purewal/CNET

Organizar los cables detrás de tu escritorio es una cosa, pero ahora es tiempo de hablar acerca de ese hoyo negro al que llamas "el cajón de los cables".

Si tú eres como yo, es probable que guardes en un cajón cualquier cable, cargador o adaptador que llega a tus manos --incluso si ya tienes seis, siete o 100 del mismo tipo, por si las moscas. Pero ¿cómo que por si las moscas? O sea, en caso de que algún día necesites 36 dispositivos Micro-USB desesperadamente? Exacto. Limpiemos ese cajón.

Desenreda

No hay mucho que pueda decir acerca de desenredar esa enorme bola de cables que seguramente acabas de retirar de tu cajón de cable, excepto que debes trabajar con cuidado y tratar de no suponer un estrés excesivo en los cables cuando los separes. Pero una vez que hayas separado los cables, debes hacer un esfuerzo para mantenerlos así.

La forma más fácil de evitar que tus cables se mezclen entre sí es atarlos - envolverlos sin apretar mucho alrededor de tu mano; retuerce el cable alrededor de la mitad un par de veces, y luego desliza el extremo suelto a través del bucle. El único problema con este método es que se corre el riesgo de que se rompan los cables si los envuelves con demasiada fuerza. Además, no siempre vas a poder envolver cables exactamente a las dimensiones necesarias para que puedan caber en tu cajón.

wrapidusbglamour.jpg
Dotz Wrap ID Cord Wrap Dotz

A mí me encanta hacer moños (para todo, realmente) porque es muy fácil hacerlo. Puedes también usar pequeños envoltorios hechos de Velcro, que son muy baratos y fáciles de remover. Para organizar cables más pequeñitos, puedes usar estos de Kikkerland, que solo cuestan US$10 o si necesitas ponerles una etiqueta a tus cables, está el Dotz Wrap ID Cord Wrap de US$14. Otra herramienta muy útil, y de solo US$10 es el PowerCurl de Quirky, diseñado especialmente para tu conector de MacBook -- el adaptador que va en el medio y el cable se envuelve por afuera.

Haz una limpia

Una vez que has desenredado y organizado tus cables, probablemente te darás cuenta de que tienes demasiados. En realidad no necesitas 83 cables Micro-USB, ni tampoco 14 cargadores de batería de cámaras que ya ni tienes en tu poder. Uno o dos cables HDMI adicionales es algo práctico -- 27 son demasiados.

Esto es lo que puedes hacer con ellos:

Véndelos

No todos los cables valen dinero -- un cable estándar USB-a-micro-USB cuesta un promedio de 99 centavos de dólar (con envío gratuito) en eBay. Pero si tienes cables que pertenecen a productos de marca, tales como cables de las bocinas Bose o un cable Lighting de Apple, es probable que puedas obtener un poco de dinero al venderlos (si tienes ganas de poner un poquito de esfuerzo en esto) eBay es siempre una buena opción para los artículos de marca, porque la gente pierde sus cables y cargadores y buscan por nombre de marca en lugar del nombre genérico del cable.

Regálalos

Muchas organizaciones de caridad, incluyendo Goodwill, aceptan cables (especialmente cables de carga y USB) como donaciones. Además de ayudar una buena causa, puedes usar tu donación para una pequeña deducción de impuestos.

Recíclalos

Otra buena opción es simplemente reciclar los cables que ya no quieras. Tu Best Buy local con gusto se quedará con toda la basura tecnológica que les quieras dar para reciclar directamente en su ventanilla de atención al cliente. (Revisa aquí su política de reciclaje para estar seguro) o bien busca un centro de reciclaje cerca a tu casa en esta página (en inglés) de la agencia federal de protección al medio ambiente.

Organiza

Botar los cables de sobra en un cajón no es precisamente la mejor manera de mantenerlos perfectamente organizados. Entonces, ¿qué debes hacer con ellos?

Este cajón es bueno para guardar corbatas, calcetines y... cables. The Container Store

Si quieres quedarte con tu cajón designado para guardar tus cables, usa rollos de papel de baño o papel de cocina para organizarlos: átalos sin apretarlos mucho alrededor de los rollos de cartón y luego sólo mételos al cajón, paraditos. Por supuesto que esto implica un poquito de planeación, asumiendo que no tienes 60 rollos de papel vacíos en casa. Otra opción sencilla es comprar un organizador, como éste de US$10 de Real Simple Honeycomb Drawer Organizer que se vende en Bed Bath & Beyond o bien un 32-Compartment Drawer Organizer de The Container Store que cuesta apenas US$8.

Puedes también reutilizar una caja de cartón como del tipo que se usan para guardar botellas. Tal vez tienes una por ahí; si no, puedes comprar una a un precio realmente bajo si preguntas a tu tienda o bodega local.

Entonces ¿qué? ¿se animan a decirle adiós a los enredos?

Close
Drag