CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Móvil

Los 'vapes': Lo bueno y lo malo de los vaporizadores de mariguana

Tienes que leer esta guía antes de comprar un vaporizador.

vape-3-2

Los vaporizadores vienen en todos los tamaños y formas. 

Aaron Robinson/CNET

Advertencia: Este reportaje habla sobre el uso de sustancias psicotrópicas y la tecnología creada para su consumo. Estas sustancias son legales en algunas ciudades de Estados Unidos, mientras que en otras su consumo aún está prohibido. Ningún lector debe emprender acciones ilegales en su localidad. Es importante subrayar que este reportaje no tiene el objetivo de fomentar el uso de drogas o sustancias ilegales.   


Desde hace tres años, cuando vape se convirtió en la palabra del año, se convirtió en un sinónimo de vaporizador de mariguana
o de cigarro electrónico. Esta tendencia ha aumentado gracias al creciente mercado
de dispositivos portátiles que generan que consumir mariguana sea una práctica tan accesible y novedosa como revisar tu correo en el celular. 

La regulación relacionada con el consumo del cannabis es sutil y complicada, pero hablaremos al respecto más adelante. Sin embargo, si vives en un estado en donde es legal comprar y consumir la llamada mariguana, 'churro', brócoli
o 'lechuga del diablo' –como sea que le llames–, entonces tienes que leer este artículo. Así como hay diferencias muy claras entre un automóvil de gasolina y uno de diésel, también las hay entre los cigarros electrónicos y las plumas vapes o vaporizadores. 

¿Qué es un vaporizador de mariguana?

vape-2-gif

El modelo volcán es uno de los estilos más populares entre los vaporizadores de escritorio.

Aaron Robinson/CNET

Un vaporizador es un dispositivo que calienta la mariguana (ya sea la hierba seca o de forma concentrada) lo suficiente como para transmitir el efecto de sus ingredientes activos (el THC) sin que se queme. Los dispositivos de mayor calidad destilan un poco de vapor, lo que acentúa el aroma natural de la flor.

A pesar de que este tipo de dispositivos vienen en varias formas y tamaños, hay dos tipos principales de vaporizadores: los vapes de escritorio y los vapes portátiles.

Vaporizador de escritorio

Un vape o vaporizador de escritorio está diseñado para permanecer en un mismo lugar (no es para viajar). Son dispositivos que dependen de un enchufe fijo y, lo más importante, es que permiten modular la temperatura –un factor que es muy importante en el proceso de vaporizar la hierba (profundizaremos en esto más adelante). Algunos modelos usan una especie de 'látigo', boquilla o 'globo', que sirve como una bolsa que se llena del vapor que después vas a inhalar, como si fuera un volcán.

Vaporizador portátil

Si el vape de escritorio es como una computadora de escritorio, las pipas portátiles serían lo equivalente a una laptop. Muchos modelos son, esencialmente, un cigarro electrónico que ha sido modificado para vaporizar la mariguana en lugar del e-juice (sí, ese líquido de glicerina, nicotina y saborizante que deja un mal sabor de boca). Los vapes portátiles, que funcionan a través de pilas, pueden ser muy ligeros y elegantes, como si fueran una pluma muy sofisticada. Pero también hay algunos modelos grandes y voluminosos, como una botella de agua
o un radio de transmisión.

¿Por qué vaping es diferente a fumar?

Sin duda, limpiar una pipa o una cachimba, eliminar los rastros de resina que quedan impregnados y recoger las cenizas restantes es un proceso desagradable. Así que con los vaporizadores, el proceso de limpieza es mínimo y usualmente se limita a limpiar el tanque o contenedor y la boquilla. Sin embargo, es importante mencionar que algunas plumas de aceite también pueden ser un poco desagradables para limpiar (este tema también lo hablaremos después). 

Lo que sí es un hecho es que los vapes portátiles son mucho más discretos de cargar y de usar en cualquier lugar. De hecho, el vapor que emiten no es tan oloroso o visible, en comparación con el humo que se desprende de un 'churro' o una pipa. Para almacenarlo o llevarlo de viaje también es mucho más sencillo, ya que hay un gran número de diseños compactos en el mercado. Además, nunca más volverás a preocuparte por encontrar tu encendedor o porque lo has perdido u olvidado.

vape-3-2

Los vapes portátiles en forma de pluma varían en su diseño pero también en su funcionalidad.

Aaron Robinson/CNET

¿Y qué tal el olor que desprende?

El vapor que se desprende de un vaporizador tradicional no huele, pero eso no significa que el vape no dejará una estela de olor a hierba. Todos sabemos que la mariguana tiene una esencia muy aromática, por decirlo de alguna forma (esa es una de las razones del porqué le llaman 'mota'). El hedor es inevitable cuando se fuma, no importa cuántas hojas secas hayas colocado en el tubo de cartón. Sin embargo, no pasa eso cuando usas tu vape. Es probable que puedas detectar una ligera esencia a mariguana si alguien está usando el vape justo a tu lado, o si alguien a lado de ti lo ha prendido a una temperatura muy alta. Pero la verdad es que es un dispositivo que no deja un olor muy obvio en el camino o en una estancia.

vape-3-3

¡Nación vape, tu tiempo ha llegado!

Aaron Robinson/CNET

¿Qué tipo de vapes hay en el mercado?

Una pluma vape es un dispositivo portátil muy estilizado que está muy en tendencia actualmente. A pesar de que requiere recargarse constantemente –al menos de que sea del modelo desechable–, hay modelos como el Pax 3 o el Firefly 2 que pueden vaporizar dos diferentes concentrados (aceites y ceras) y aromatiza con esencia floral. Aunque hay que decirlo, su gran tamaño realmente pone en duda la definición de 'pluma'.

Plumas de cartucho

  • Diseño muy ligero, de poco mantenimiento y barato.
  • Compatible con cartuchos universales previamente rellenados con aceite de 'mota'.
  • Los cartuchos son de plástico, metal o vidrio y pueden ser desechados cuando se desocupen. 
  • La batería simplemente se adapta o integra al cartucho, como si fuera un repuesto de pluma.

Plumas concentradas

  • Las funciones y su diseño son muy similares a las de cartucho, excepto que tú rellenas el contenedor con los extractos.
  • Si el concentrado es muy espeso, tienes que comprar e-juice para diluirlo. (Es desagradable. ¡Lo sé!).
  • Tiene partes más removibles que la pluma de cartucho.
  • El botón del atomizador generalmente se atasca o se rompe.

Vaporizadores de hierba 

  • Sólo pueden vaporizar hierba seca.
  • Son más largos que un vape en forma de pluma.
  • Los modelos son más caros.

¿Cómo funcionan?

Los principales componentes de un vape en forma de pluma son la batería, el botón de encendido, un atomizador, el tanque (o contenedor) y una boquilla, tal como un cigarro electrónico.

Cuando se activa (usualmente a través del botón, inhalando o de ambas formas), la batería calienta el atomizador, el cual enciende la hierba y su concentrado se distribuye en el contenedor, a una temperatura lo suficientemente alta para que la vaporización ocurra, pero no a una temperatura que pueda generar combustión o quemarla.  

La temperatura es un factor muy importante. El calor profundiza el efecto de lo que estás inhalando. Entre más bajo el calor, menor el volumen de vapor, y viceversa. Esta es una debilidad importante para los vapes en forma de pluma. Algunos modelos de última generación te permiten controlar la temperatura exacta que necesitas, aunque, si acaso, sólo ofrecen un par de alternativas.

vape-1-gif

Los vapes en forma de pluma que usan cartuchos precargados son más populares porque son más fáciles de usar. 

Aaron Robinson/CNET

¿Es legal?

En Estados Unidos, la regulación del cannabis es confusa, ya que la mariguana (y por lo tanto, vaping mariguana) es ilegal en términos de las leyes federales. Sin embargo, es casi-legal en algunos estados y, por otro lado, sujeto a restricciones locales y a inmunidad en algunas ciudades. Pero si estás interesado en consultar las leyes al respecto, visita la página Norml

¿Cuáles son las preocupaciones o el impacto en materia de salud?

Cualquier sustancia que afecte el desempeño de tu organismo o su estructura química debe ser consumido y tratado con mucho cuidado. El consumo del cannabis no es una práctica nueva, sin embargo, la forma de consumir esta sustancia sí es una novedad –incluyendo la vaporización o el vaping. Y, en este sentido, aún no sabemos lo suficiente sobre sus efectos de largo y corto plazo. 

vape-3-gif

Si el vape de escritorio te parece intimidante, tal vez quieras probar uno en forma de pluma.

Aaron Robinson/CNET

Aún no hay suficiente investigación que sustente que el vaping es menos dañino que fumar, especialmente considerando que el mercado del cannabis (en extracto, en flor o en dispositivos) es aún una industria no regulada. Hasta que no exista más información o más investigaciones al respecto y regulaciones que respalden estos datos de una sustancia que aún es prohibida, la preocupación por los efectos en la salud seguirán siendo poco transparentes o inconclusos.  

Considerando que la legalización de la mariguana a nivel nacional aún está lejos de concretarse en Estados Unidos, sería fundamental que información crítica sobre los efectos en la salud de los vapes –buenos y malos, esté disponible antes de que el mercado se sature y esté al alcance de las manos inquietas del mundo.