guía de compras navideñas

Cómo limpiar tu dispositivo y su cubierta

¿Sabes cuántas bacterias hay sobre la pantalla y en la cubierta de tu teléfono? No esperes más: es momento de darles una limpiadita.

devicecleaning.jpg
Foto de Jason Cipriani/CNET

Seamos realistas, los smartphones y tabletas son unas de las cosas más sucias que tocamos a diario. Se sabe que los dispositivos con pantallas táctiles atraen toda clase de bacterias y gérmenes. Empresas como Corning están intentando crear vidrio antibacterial, pero hasta entonces tendremos que enfrentar el problema solos. Ah, y no te olvides sobre la cubierta que usas para proteger tus dispositivos -- éstas pueden estar igual de sucias (o mucho más).

Con eso en mente, es una buena idea limpiar regularmente tus dispositivos. Una limpieza profunda no sólo puede prevenir que te enfermes, sino que también puede prolongar la vida de tu dispositivo.

Limpieza de la cubierta

Dependiendo del material de tu cubierta, limpiarla es sencillo y no debería tomarte mucho tiempo.

Las herramientas estándar de limpieza para cubiertas incluyen agua caliente, un poco de jabón y una paño suave.

Comienza por remover la cubierta del dispositivo y remojar una parte del paño en la solución de agua y jabón. (No pongas demasiado el jabón: una o dos gotas son suficientes). Limpia la cubierta, asegurándote que remueves la suciedad y la mugre donde sea visible. Aquellos a quienes les preocupan mucho los gérmenes pueden usar un copo de algodón y un poco de alcohol isopropílico durante el proceso.

Usa un segundo paño, o una parte del otro paño que no esté usada, y remójalo en agua, limpiando cualquier exceso de jabón que quedó en la cubierta. Puedes dejar que la cubierta se seque con el aire, o secarla con una toalla. O usa con cuidado un secador de pelo, si tienes mucha prisa.

Limpieza del dispositivo

Aquí es donde las cosas se complican un poco más. Limpiar la cubierta, sin ningún componente eléctrico, es fácil. Limpiar un smartphone o tableta, que valen cientos de dólares y están repletos de electrónicos, incrementan las posibilidades que algo salga mal.

Pero, siempre y cuando te tomes tu tiempo y uses sentido común, todo saldrá bien. Asegúrate de apagar el dispositivo antes de comenzar a limpiarlo y nunca rocíes una solución de limpieza directamente sobre el dispositivo; sólo para estar en lo seguro.

Recomiendo usar las mismas herramientas de limpieza que usamos en la cubierta, con sólo una adición: un cepillo de diente seco. El cepillo de dientes te ayudará a remover residuos y pelusas en los puertos del dispositivo. En el pasado he usado copos de algodón, pero suelen quedar residuos del algodón sobre el aparato. No uses mucha presión con el cepillo de dientes y deja que las cerdas hagan el trabajo por ti. Lo último que quieres es romper el puerto de carga de tu dispositivo por haber presionado demasiado.

Usa una solución de agua caliente con un poco de jabón (nuevamente, una gota o dos de jabón serán suficientes), remoja el paño suave y limpia el dispositivo. Asegúrate de tener otro paño, o una porción del que estás usando, para remojarlo sólo en agua y limpiar cualquier residuo que quede.

Puedes dejar que tu dispositivo se seque con el aire o puedes secarlo con otro paño suave seco. Sólo después de estar totalmente seguro de que no quedó líquido sobre el dispositivo, enciéndelo.

Otro método para limpiar tus dispositivos rápidamente es usar toallitas especiales para electrónicos. Usualmente tengo una o dos en mi maleta o auto por si en algún momento las necesito. Puedes comprarlas en Wal-Mart o Amazon a bajo costo; funcionan bastante bien. Un último consejo: evita usar toallitas perfumadas.

Close
Drag