CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

7 maneras de aprovechar un teléfono Android viejo

Que tu teléfono sea viejito no significa que no le puedes dar un buen uso. En vez de venderlo, úsalo en algunas de estas tareas útiles.

Es difícil de creer, pero los smartphones salieron al mercado hace casi una década. Y es muy posible que hayas cambiado el tuyo por uno nuevo al menos una vez, quizás muchas veces.

Por lo general, eso nos deja con un teléfono viejo y una pregunta: ¿Qué debo hacer con el aparato? La respuesta más común es venderlo, una buena forma de compensar el costo del nuevo.

Sin embargo, no es la única opción, y no necesariamente la mejor. Quizás debas pensar en qué otra cosa puedes usarlo. Probablemente te sorprenda de algunas de las cosas que puede hacer. Estas son algunas de las cosas que yo haría con un teléfono Android viejo:

1. Úsalo como respaldo

Este teléfono viejito todavía es útil.

Samsung

Esa es la verdad dura y pura: los teléfonos se nos pierden y se rompen todos los días. No sé tú, pero yo me las vería difícil si algo le pasa a mi teléfono.

Pero la situación sería menos complicada si puedo echar mano a un teléfono de respaldo, para tener acceso al calendario, los contactos, el email y otras cosas (porque todo está sincronizado), junto con los apps de uso diario como Facebook, Spotify, Twitter, el administrador de claves y otras cosas. La verdad es que no hay una mejor solución a corto plazo.

De hecho, si todavía tienes tu teléfono nuevo (suponiendo que se haya dañado y no los hayas perdido o te lo hayan robado), probablemente puedes colocarle la tarjeta SIM al aparato viejo, para poder hablar y tener acceso a tus datos hasta que repares el otro.

Naturalmente, no tienes que guardar el teléfono viejo en una gaveta y dejarlo ahí en caso de desastre. También puedes usarlo como segunda línea de bajo costo, o incluso gratis. Por ejemplo, si es un modelo GSM desbloqueado, compras una tarjeta SIM en Freedompop (unos US$13) y te inscribes en el plan básico, que te da 200 minutos de llamada, 500 mensajes de texto y 200MB de datos 4G por mes, sin costo alguno.

2. Úsalo como cámara de video

No importa lo que tengas que grabar -- una boda, el juego de fútbol de tus hijos, un video musical o esa película que tienes en mente y que seguro ganará algún premio -- mientras más cámaras uses, mejor. Entonces, a la hora de editar, puedes combinar el material grabado desde ángulos y posiciones diferentes para crear un video mucho más interesante.

No hace falta decir que tu viejo teléfono Android puede ser una excelente segunda cámara. Incluso teléfonos viejos y de baja gama pueden capturar video en 1,920 x 1,080 pixeles a 30 cuadros por segundo. Lo único que te queda por hacer es limpiar la memoria al máximo, y listo.

3. Úsalo como monitor para bebés

Soñando con los angelitos.

Sleekbit

Hablando de video, un teléfono Android que no uses para tareas tradicionales puede aprovecharse fácilmente para monitorizar a tu bebé, y de hecho puede ser mejor que productos especializados caros.

Todo lo que necesitas es un app como Dormi, diseñado específicamente para este propósito. Además de monitorización de audio y video, el app ofrece comunicación de voz en ambos sentidos, de manera que puedes hablarle y calmar a tu nene que llora en otra habitación.

También puedes recibir audio y video desde cualquier parte si el aparato está conectado por Wi-Fi. Dormi también apoya varios dispositivos "parentales" en el teléfono que se usa para monitorizar. El app es gratis, pero limita la cantidad de horas de uso al mes. Para usarlo como monitor permanentemente, debes hacer un pago único de US$9.

4. Úsalo para ver quién toca a la puerta

¿No hay un bebé en casa? Entonces puedes usar el teléfono para ver quién toca a la puerta. Para ello necesitas instalar una cámara Web de exteriores con Wi-Fi o úsalo como timbre con cámara. Así puedes aprovechar el aparato como monitor de video permanente, que puedes colocar en una mesa para tenerlo a la vista.

Por ejemplo, la Canary Flex es una cámara Web de seguridad versátil que puedes colocar en cualquier parte, incluso afuera. De otra manera, hay otros videoporteros como August Doorbell Cam, DoorBird Video Door Station, Ring Video Doorbell y SkyBell Video Doorbell.

5. La opción GoPro

Coloca el teléfono viejo donde normalmente iría una GoPro.

Velocity Clip

Una última opción de video es convertir ese teléfono viejo en una GoPro, y lo único que necesitas es una forma de montarlo. Velocity Clip, por ejemplo, ofrece monturas para colocar teléfonos en la bicicleta, en el pecho y la cabeza, todas por un precio que oscila entre US$40 y US$50. Por supuesto, ponerte un teléfono en la cabeza se ve raro, pero es mucho más barato que comprar una GoPro.

Cualquiera que sea la montura que escojas, compra en eBay un obturador Bluetooth barato, que pueden costar unos pocos dólares. De esa forma puedes activar y desactivar la grabación de video sin tener que manipular el teléfono montado.

6. Úsalo como sistema de realidad virtual

No compres unas gafas de realidad virtual a las que no se les pueda ajustar los lentes.

Battop

Prepárate para una sorpresa. Ese teléfono Android viejito que tienes guardado por ahí puede convertirse en sistema de realidad virtual poderoso. Todo lo que necesitas es unas gafas y un par de aplicaciones.

Más sorprendente es que no te costará mucho. Amazon, por ejemplo, ofrece unas gafas de realidad virtual de compatibilidad universal que cuestan entre US$20 y US$35. Busca un modelo que te permita ajustar la distancia y amplitud focal, para que los que no tienen una vista perfecta lo puedan usar. También recomiendo escoger un modelo que tenga un mando de juegos Bluetooth, para controlar mejor los juegos y los menús.

Para las aplicaciones, ve a la tienda Google Play y busca "VR" o "Google Cardboard", que te mostrarán una amplia gama de juegos y otras experiencias compatibles con casi cualquier teléfono Android y gafas VR.

7. Déjalo en la mesa de noche

voice-snooze-alarm-for-android.jpg

Voice Snooze Alarm te permite personalizar el comando de desactivación.

Gerard Puig

Un teléfono viejo pudiera ser lo mejor que puedes colocar en tu mesa de noche desde que se inventaron las lámparas, porque puede servir para muchas cosas:

Reloj despertador: ¿No quieres tener que manipular el teléfono cuando estás todavía medio dormido para apagar la alarma? Una opción es Voice Snooze Alarm, un despertador que puedes apagar con sólo hablarle. (Reconócelo, siempre quisiste apagar tu reloj despertador con un grito de "¡Cállate!". Ahora puedes hacerlo).

Radio reloj: TuneIn Radio es una buena opción, porque tiene tanto alarma como prestaciones que se pueden configurar.

Lector electrónico iBooks, Kindle, Nook, OverDrive, no tienes que limitarte a un solo app.

Reproductor de material de meditación: Yo me inclino por Calm, pero hay muchos otros.

Generador de ruido blanco: No tengo un favorito; en la tienda de apps hay muchas opciones.

Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO