Cuatro maneras de aprovechar el Compute Stick de Intel

El pequeño 'dongle' de Intel, que es como llevar una pequeña PC que cabe en tu bolsillo a todas partes, no es para todos. Aun así, es una forma efectiva de mantenerte conectado.

Nate Ralph/CNET

El Compute Stick de Intel tiene un hardware del nivel de una tableta, y ofrece un desempeño estable para streaming de video HD en un cuerpo que no supera el tamaño de un Chromecast de Google. La incapacidad de este hardware de ofrecer una conexión Bluetooth estable mientras está enlazado al Wi-Fi es una desventaja que desalentará a muchos, pero si utilizas un receptor USB para conectarlo a un dispositivo inalámbrico obtendrás una experiencia perfecta.

El Intel Compute Stick es efectivo: obtienes una PC Windows completa pero comprimida en un pequeño paquete, y mientras que es más como un juguete con el que puedes experimentar que el reemplazo de tu computadora de escritorio, este aparato se ha ganado un lugar permanente en mi cajón de gadgets, que otros dispositivos más comunes -- y hasta más capaces -- no han podido obtener.

Una PC de entretenimiento que cabe en tu bolsillo

El Compute Stick está lejos de ser la opción ideal de una PC de entretenimiento (home-theater PC o HTPC), y hasta opciones como el Apple TV, que cuesta US$70, y el Amazon Fire TV Stick, que cuesta US$40, te ofrecerán montón de cosas para ver, si eso es lo que te interesa.

Sólo lo tienes que conectar a un puerto HDMI. Nate Ralph/CNET

Pero el Compute Stick es definitivamente más portátil que el típico dispositivo de streaming de videos y música. Además es una PC Windows completa, lo que significa que obtienes toda la gama de apps de Windows a tu disposición. Puedes llenar tu tarjeta de almacenamiento de 128GB con películas y músicas (que has adquirido legalmente, claro está), e instalar VLC o Plex o cualquier cosa que quieras, y luego conectar el aparato atrás de tu televisor y olvidarte de él.

Un compañero de viajes

A muchos hoteles no les gusta que se utilicen sus televisores de esta manera, pero a mí no me gusta llevar una laptop cuando viajo. Por lo que, tener una PC completa en el cuerpo de un dongle y un compacto teclado inalámbrico es un prospecto tentador, ya que podrás conectar el Compute Stick en el puerto HDMI para ver tus películas y hasta jugar Minecraft.

Una oficina espontánea

La mayoría de mi trabajo se hace en línea, pero aún tengo muchos proyectos que están albergados en apps que no están conectados a un servicio de nube. El Compute Stick presume de su versatilidad en este aspecto: si lo conectas a un puerto HDMI, te enlazas a Wi-Fi, y una vez que OneDrive y Dropbox terminen de sincronizarse, tendré la mayoría de mi vida y trabajo digital al alcance de mis dedos.

El Compute Stick es pequeño, pero capaz. Nate Ralph/CNET

Esta configuración, obviamente, no funcionará en un ambiente de trabajo, que tiene estrictos requisitos de seguridad. Además, yo tengo una laptop que me dio la empresa. Pero tener una PC personal a mi disposición dondequiera llegue a encontrar un puerto HDMI libre me parece un muy buen escenario a futuro.

Una PC para toda la familia

He estado considerando regalarle a mi mamá una PC todo en uno. Pero, como mi mamá ya tiene un televisor, el Compute Stick disminuirá el número de dispositivos que necesita. Sólo cambia el televisor al input HDMI adecuado, selecciona un dispositivo de entrada inalámbrica y listo. Esto me ahorró mucho dinero en el regalo y mi mamá podrá sacarle provecho de la funcionalidad de una PC que no ocupa tanto espacio pero que tiene todo para que ella esté conectada.

¿Es el Compute Stick ideal para ti?

Si no estás seguro si el Compute Stick de Intel es adecuado para ti, entonces quizá no es ideal para tus necesidades, especialmente en vista de sus desventajas. Pero, el experimentar con las distintas formas de usarlo ha sido muy divertido. Y espero que sea una señal de la tecnología que está por venir.

Algún día, el sucesor del Compute Stick lidiará con los problemas de conectividad Bluetooth y la tecnología ofrecerá una mejor alternativa a tener un cable micro-USB colgando por ahí. Pero, hasta que arribe ese momento, y si estás interesado en saber qué se siente llevar una pequeñísima PC a todos lados, el Compute Stick cuesta US$150.

Con la colaboración de Gabriel Sama.

Close
Drag