CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Tecnología automotriz

7 cosas que puedes hacer tú mismo para dar mantenimiento a tu auto

Mantener un vehículo puede ser costoso y engorroso. Pero hay algunas cosas que puedes hacer en casa para ahorrar tiempo, dinero y frustración.

Josh Miller/CNET

Darle mantenimiento al auto tú mismo es lo más importante para que siga llevándote a todas partes durante muchos años y sin grandes reparaciones costosas.

Naturalmente, las reparaciones a veces son inevitables y cierto tipo de mantenimiento tendrá que hacerlo un profesional. Pero hay algunas cosas que puedes, y debes, hacer tú mismo para ahorrar tiempo y dinero.

Verificar los líquidos

Tiempo: 5-10 minutos
Precio: Cero

Vale la pena verificar el nivel de los líquidos del vehículo de vez en cuando, al menos una vez al mes. La mayoría de las veces no tienes que hacer nada, pero eso no significa que dejes de hacerlo. Es, con mucho, el mantenimiento preventivo más importante que puedes hacer.

Una vez al mes debes verificar el nivel del líquido de frenos, aceite del motor, líquido de la dirección hidráulica y la transmisión. El líquido de enfriamiento del motor debes verificarlo cada seis meses. Y mientras tienes abierto el capó, también puedes asegurarte del nivel del líquido limpiaparabrisas.

Si el nivel de alguno de estos líquidos está bajo, puedes agregar la cantidad necesaria fácilmente, y además te permite saber si es hora de cambiar el líquido completamente o hay un problema, como una fuga.

Verificar la presión de los neumáticos

check-tire-pressure.jpg

Taylor Martin/CNET

Tiempo: 2-3 minutos
Precio: Cero

Mantener los neumáticos con la presión debida también es conveniente, porque no solamente hacen que duren más, sino también aseguran el desempeño del vehículo. Demasiado aire lleva a un rodar muy firme e incómodo, y el centro de los neumáticos se desgasta más rápidamente. Si tiene muy poca presión, los neumáticos se gastan prematuramente en los bordes, aumenta la resistencia de rodado y hace aumentar el consumo de combustible.

La presión recomendada de los neumáticos está en el manual del vehículo y también en una etiqueta en el marco de la puerta del conductor. Esa presión es la que debes usar, no la presión máxima recomendada en el neumático mismo.

Si no tienes un medidor de presión de aire, en las gasolineras la manguera de aire por lo general tiene un manómetro. Algunos vehículos modernos indican la presión de cada neumático en la pizarra digital. Pero ten cuidado de verificar la presión cuando el neumático esté frío, por lo general antes de 4 millas de rodaje.

Si necesitas echarle aire a los neumáticos, muchas gasolineras tienen mangueras de aire que puedes usar por aproximadamente un dólar. Si le echas demasiado aire al neumático, usa el medidor para sacarle un poco presionando la válvula. Debes sacarle aire poco a poco y medir a cada paso hasta que llegues a la presión correcta.

Cambiar la goma de los limpiaparabrisas

Tiempo: 5 minutes
Precio aproximado: US$30

Una de las cosas más fáciles que puedes hacerle a tu carro es reemplazar la goma de los limpiaparabrisas.

La goma se reseca con el tiempo y la intemperie, así que se recomienda reemplazarla entre una y dos veces al año, en dependencia de lo inclemente del tiempo.

El cambio varía según la marca del vehículo, pero casi siempre es un mecanismo sencillo. Asegúrate de que la goma sea la medida correcta para tu vehículo, porque algunos llevan dos medidas diferentes y quizás tienen un limpiaparabrisas trasero también. Debes tener cuidado, al quitar la goma vieja, no dejar caer el brazo de metal sobre el vidrio (como hice yo hace unos meses), porque lo puedes quebrar, y eso sí que cuesta dinero.

Cambiar el filtro de aire

change-air-filter.jpg

Taylor Martin/CNET

Tiempo: 2 minutos
Precio aproximado: US$10

Cuando llevas tu vehículo a que le hagan servicio, el mecánico sin falta te dice que hay que cambiar el filtro de aire. Por lo general, el mecánico tiene razón.

El filtro de aire impide que el motor aspire materia extraña. Y es importante cambiarlo regularmente, cada 15,000 millas o aproximadamente una vez al año, para evitar daños al motor y mantener el desempeño.

De la misma manera que el filtro de tu aire acondicionado puede afectar la eficiencia del equipo, un filtro de aire viejo o sucio afecta el desempeño del vehículo al bloquear la cantidad y pureza del aire que necesita el motor para funcionar debidamente. Pero eso no significa que tengas que pagarle a alguien para cambiarlo. Cómpralo y cámbialo tú mismo, demora solamente un par de minutos y solamente cuesta unos US$10.

Para cambiar el filtro de aire, localiza la caja del filtro en el compartimiento del motor. Abre la caja y reemplaza el filtro con uno nuevo.

Cambiar las bujías

Tiempo: entre 30 minutos y 1 hora
Precio aproximado: US$30-US$60

Las bujías son vitales para que el motor del vehículo funcione debidamente. La función de las bujías es provocar la ignición del combustible, lo que impulsa los pistones hacia abajo y mueve el cigüeñal. Es imprescindible que las bujías funcionen bien para el desempeño del vehículo, así que incluso una sola que no responda puede afectar significativamente el desempeño, como la pérdida de potencia, mala aceleración y el poder arrancar el motor.

Cambiar las bujías es un poco más trabajoso que verificar el nivel de los líquidos o cambiar el filtro de aire, pero puede hacerse en casa con facilidad.

En la mayoría de los casos, cada cilindro tiene una bujía, pero algunos vehículos llevan dos dos. Lea el manual del vehículo para conocer el número  tipo correcto de bujías que necesitas. Además, asegúrate de tener la herramienta necesaria para calibrarlas debidamente antes de instalarlas. Es una buena idea que compres el calibrador junto con las bujías.

Para cambiar las bujías, primero deja que el motor se enfríe, y entonces cámbialas una por una. Primero debes retirar el cable de alimentación, y entonces usa una llave especial para desenroscarlas. Calibra la bujía nueva antes de instalarla y asegúrate de usar una llave de par para darle la torsión necesaria al instalarla. (Algunos prefieren usar un lubricante especial para evitar que las bujías se agarroten, pero no es necesario y algunos fabricantes recomiendan no usarlo. Repite el proceso con cada bujía.

Cambia un fusible fundido

change-a-fuse.jpg

Taylor Martin/CNET

Tiempo: 2 minutos
Precio aproximado: US$5

Si algún componente eléctrico del vehículo deja de funcionar de momento, como el estéreo o las ventanillas eléctricas, lo más probable es que sea un fusible fundido. Cambiar un fusible es una de las reparaciones más fáciles de hacer.

La mayoría de los vehículos modernos tienen dos grupos de fusibles en diferentes paneles. Por lo general, uno está debajo del volante y otro en el compartimiento del motor.

Muchas veces puedes identificar un fusible fundido a simple vista (parece ligeramente fundido), o el material resistente está roto. Si el alambre interno está roto, el fusible está inservible. Es posible que tengas que sacar el fusible del panel para darte cuenta. La buena noticia es que si sabes qué ha dejado de funcionar, puedes reducir la búsqueda del culpable de inmediato buscando en la parte interior de la tapa del panel y en el manual del usuario. Muchos vehículos vienen equipados con una pequeña herramienta para sacar los fusibles, pero un par de pinzas finas por lo general es suficiente.

Por unos cuantos dólares puedes comprar juegos de fusibles en las tiendas de autopartes. Sólo tienes que asegurarte que sean del tamaño y tipo debido para tu auto. Muchos vehículos modernos usan fusibles diferentes, más cortos, que no son compatibles con los que se usaban hace unos años.

Una vez que ubiques el fusible dañado, sácalo y reemplázalo con otro del mismo amperaje.

Cambiar los focos delanteros y traseros

Tiempo: 10-30 minutos
Precio aproximado: US$30

Un foco fundido de adelante o atrás puede hacer que la policía te multe.

Afortunadamente, en la mayoría de los casos, cambiar los focos de las luces delanteras es rápido y exige pocas herramientas. Levanta el capó, desconecta el cable de la parte trasera de la unidad, saca la pieza que la cubre y las presillas que la mantienen en su lugar (si la unidad tiene presillas). Agarra la unidad y sácala con cuidado. Saca el foco fundido e inserta el nuevo (esto pudiera requerir que gires el foco en el enchufe para que quede bien conectado). Vuelve a instalar la pieza que cubre la unidad y reconecta el cable.

Desde dentro del vehículo, enciende las luces y asegúrate que el nuevo foco funciona.

Cambiar los focos de las luces traseras es el mismo proceso, pero a la unidad se accede a través del maletero en la mayoría de los casos.