guía de compras navideñas

Con iOS 10.1, el efecto 'bokeh' de las fotos retrato del iPhone 7 Plus cobran vida

Por fin, una de los logros más promocionados de la doble cámara del iPhone 7 Plus llega a todos los usuarios con la actualización más reciente del sistema operativo de Apple. Te enseñamos cómo funciona.

Close
Drag

El tan anticipado efecto bokeh del modo retrato de la cámara dual del iPhone 7 Plus, de figuras destacadas, y fondos borrosos, por fin llegó con la actualización iOS 10.1.

Esta capacidad óptica de la doble cámara de este teléfono es tal vez uno de los efectos más auspiciados del iPhone 7 Plus, y muchos usuarios han estado esperando esta actualización de software para probarlo. Esta modalidad permite que las fotos presenten una gran profundidad de campo que, hasta el momento, sólo podía conseguirse con cámaras de video profesionales.

Esta modalidad permite que las fotos presenten una gran profundidad de campo que, hasta el momento, sólo podía conseguirse con cámaras de video profesionales. En este artículo te mostramos cómo funciona el efecto bokeh en la doble cámara del iPhone 7 Plus con su gran angular y telefoto de 12 megapixeles.

img1071.jpg
Foto de Patricia Puentes/CNET

Elige el modo retrato en la cámara

En la aplicación de la cámara del teléfono, desliza las opciones del menú hasta que encuentres el modo retrato (está entre "foto" y "1:1"). Apple nos aclara aquí que este software está aún en versión beta, y tenemos que hacer clic en "Probar versión beta" para poder capturar fotos de sujetos con fondos levemente difuminados.

img0993.png
Foto de Mariana Marcaletti/CNET

Aléjate

La siguiente instrucción que nos da la aplicación es "Aléjate". Como una de las dos cámaras traseras del iPhone 7 Pluses un telefoto, verás los objetos más próximos a ti bastante cercanos, por lo que tendrás que distanciarte un poco de ellos para enfocarlos bien.

Según las instrucciones de Apple, la figura que enfocas debe estar a 2.5 metros, pero en nuestras pruebas esta distancia es demasiado. En las mejores fotos que tomamos, la persona que toma la foto y la retratada no estuvieron a más de un metro de distancia.

Cuando la cámara entiende cuál es el foco, verás un rectángulo de color amarillo que te señala que la aplicación ya sabe cuál es el objetivo. Si no estás a la distancia adecuada, la cámara tomará la foto, pero no verás el fondo desenfocado que tanto estás deseando.

img1021.jpg
Foto de Patricia Puentes/CNET

Juega con la figura y el fondo

Para capturar a tu figura de la forma más artística posible, tendrás que probar tomarla desde la distancia adecuada, y desde la mejor posición. Una vez que hayas logrado el punto justo, anímate. No verás el fondo borroneado antes de tomar la foto, sino una vez que lo hayas hecho. Así que ahí es prueba y error: no esperes signo alguno de que es el momento indicado para disparar la cámara. Sólo hazlo, e irás mejorando con la práctica.

Elige el fondo más apropiado

Trata de evitar fondos planos o muy cercanos al objeto, porque darán la sensación de que tanto la figura como el fondo se superponen, y no lograrás crear esa sensación de profundidad que estás buscando. En esta foto, sabemos que los ladrillos de la pared se distinguen de mi rostro, pero, aunque el fondo se difuminó, sigue predominando una percepción plana, sin gran contraste ni profundidad.

img0999.jpg
Foto de Patricia Puentes/CNET

Puedes aproximarte y alejarte, probar diferentes ángulos y encuadres, y siempre recuerda que es mejor un fondo complejo, frente a uno simple y compacto. Por ejemplo, mientras más profundo y "ocupado" esté un fondo, mejor. Es más interesante visualmente un panorama extenso con personas que se mueven, objetos, edificios, paredes variadas que un escenario simple con tan sólo un fondo a contraponer. Mientras más información visual tengas detrás de la figura, mucho más se notará el efecto bokeh.

img1031-2.jpg
Foto de Patricia Puentes/CNET

Fondos más dramáticos

Para aprovechar al máximo esta posibilidad, sin duda tienes que elegir fondos con mayor profundidad de campo. Prioriza dejar el suficiente espacio en los costados del sujeto, y, en la medida de lo posible, encuádralo en la "zona áurea" de la imagen: en alguno de los extremos izquierdo y derecho, nunca en el centro porque te saldrá una foto muy plana.

img1017.jpg
Foto de Patricia Puentes/CNET

Iluminación

Las fotos que tomamos para este artículo fueron durante un día nublado a media mañana en San Francisco, por lo que la iluminación fue ideal: no tuvimos interferencia de sombras duras no deseadas, y no tuvimos que preocuparnos por si estábamos o no a contraluz. En situaciones menos afortunadas, procura que el sujeto esté bien iluminado, con luz (sea natural o artificial) de frente. Y si la luz proviene de uno de los costados, puedes llevar otra fuente de luz para compensar la oscuridad donde haya sombras.

Es conveniente también evitar fondos que estén sobre-expuestos, porque el exceso de luz los hará parecer más homogéneos, y le quitará complejidad al difuminado.

Dos copias, gracias

No tienes que preocuparte de tomar una foto regular y otra con retrato bokeh, porque la aplicación de la cámara guarda ambas opciones de forma automática. Si no notas las diferencias entre estas dos alternativas, entonces es hora de seguir probando tomas más atrevidas y dar rienda suelta a tu imaginación artística.

Si están probando esta función al igual que nosotros, los invitamos a que compartan sus fotos en nuestra página de Facebook: Facebook.COM/CNETenEspanol