CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Computadoras portátiles

Cómo elegir la computadora portátil ideal para volver a clases en 2017

¿Qué características son las más importantes? ¿Cuánto deberías esperar gastar? ¿Podría una tableta hacer el trabajo en su lugar?

samsung-chromebook-pro-25.jpg

¿Cómo elegir la compu ideal para volver al colegio?

Sarah Tew/CNET

Es agosto, y eso sólo puede significar una cosa: es hora de volver a clases. 

Con cada nuevo año escolar a menudo llega la necesidad de una nueva computadora portátil, y para los estudiantes universitarios en particular, puede ser difícil elegir el modelo adecuado. ¿Cuánto debes (o, más probablemente, tus padres) planificar para gastar? ¿Cuánto potencia realmente necesitas? ¿Podría una Chromebook hacer el trabajo? ¿O una tableta? 

No temas: Incluso con cientos de opciones, escoger la PC ideal para la universidad es fácil si sigues algunos sencillos pasos.

1. Considera el currículum

Cuando se trata de la informática, los estudiantes tienen diferentes necesidades. Dependiendo del programa de grado, puedes trabajar bien con un sistema de bajo costo que tenga buen desempeño en aspectos básicos como procesamiento de textos, navegación Web y correo electrónico.

De hecho, si eso es todo lo que necesitas, y tu universidad no requiere específicamente que tengas un sistema basado en Mac o Windows, considera una Chromebook. Por unos US$200, puedes obtener una que arranca rápidamente, se ejecuta rápidamente y evita una gran cantidad de problemas específicos de Windows (como la degradación del rendimiento con el tiempo, pantallas azules y los virus).

Por otro lado, si tu curso incluye material gráfico intensivo — modelado 3D, dibujos CAD, edición de video — querrás asegurarte de que la portátil tenga un procesador de gama alta (como un procesador Intel Core i5 o i7 ), una unidad de estado sólido rápida y una tarjeta gráfica discreta. Espera un precio de al menos US$700.

También debo notar que si estás buscando una MacBook, debes planear gastar un mínimo de US$800. Sin embargo, Apple a menudo ofrece descuentos para estudiantes.

2. El tamaño [de pantalla] sí importa

Una pantalla de 13 pulgadas podría ser ideal para la mayoría de estudiantes universitarios.

Josh Miller/CNET

El tamaño de pantalla es también una consideración importante, ya que dicta el tamaño general (y a menudo de peso) de una computadora portátil.

Cualquier cosa mayor de 15.6 pulgadas no cabrá fácilmente (o en absoluto) en una mochila. Pero si es más pequeño que, por ejemplo, 13.3 pulgadas, podría resultar demasiado estrecho para tu comodidad. Sea cual sea el tamaño que elijas, asegúrate de anotar el peso de la máquina. Cualquier cosa más de 4-5 libras podría resultar incómodo para andar por el campus todo el día.

Considero que una pantalla de 13.3 pulgadas puede ser el punto ideal en términos de comodidad y portabilidad. Eso es lo que obtienes en modelos como la HP Spectre, que pesa sólo 2.4 libras y mide menos de media pulgada de grosor; y la MacBook Pro, 3 libras, 0.6 pulgadas. Afortunadamente, no tienes que gastar una fortuna para obtener ese tipo de especificaciones. La Asus ZenBook UX303UA de US$829, por ejemplo, pesa poco más de 3 libras y mide alrededor de 0.7 pulgadas de grosor.

¿Podrías hacerla con una tableta y un teclado? Tal vez, pero sólo si es una razonablemente grande. El iPad y el iPad Pro, por ejemplo, probablemente se mostrarían demasiado estrechos con sus pantallas de 9.7 pulgadas y 10.5 pulgadas, por no hablar de los teclados que lo acompañan. El iPad 12.9 más grande es una mejor opción, pero ten en cuenta su precio inicial de US$799 — que no incluye un teclado. (Apple cobra un extra de US$170 por el teclado.) En ese momento, pregúntate si estás en una mejor situación de lo que estarías con una portátil completa.

3. ¿Necesitas una pantalla táctil?

Lenovo Yoga 720 (13-inch, 2017)

Una 2-en-1 no es una necesidad, pero seguro sería lindo tener una.

Sarah Tew/CNET

Ya cubrimos el tamaño de la pantalla; Ahora vamos a hablar de la versatilidad de la pantalla. Las llamadas portátiles 2-en-1 (antiguamente conocidas como convertibles) son tema candente en este momento, ya que son amigables al tacto y pueden rotar en modo tableta, pero ya no llevan una fuerte prima de precio. Por ejemplo, puedes obtener algo como una Lenovo Yoga 720 2-en-1 por US$680 o una HP Pavilion x360 2-en-1 por US$400. (Esos son precios de venta o liquidación, pero son representativos de algunas de las opciones).

¿Son realmente necesarias estas capacidades? Para un estudiante universitario, probablemente no: Pocas tareas escolares requieren de una pantalla táctil, y modelos como éstos no son realmente adecuados para tomar apuntes con un lápiz óptico. Y muchas, si no la mayoría, de 2-en-1 son un poco más pesadas y más voluminosas que sus contrapartes tradicionales en computadoras portátiles.

Dicho esto, los chicos universitarios están definitivamente más acostumbrados a tocar que a escribir, por lo que una pantalla táctil puede ser agradable para la navegación Web y otras tareas similares.

4. No te agobies por el almacenamiento

Érase una vez que la regla para comprar una computadora, cualquier computadora, era "comprar el disco duro más grande que pudieras pagar". En estos días, es generalmente preferible elegir la velocidad sobre el tamaño. Eso significa optar por una unidad de estado sólido (SSD), que hará que incluso una computadora portátil de gama baja se ejecute más rápido, mientras que al mismo tiempo ayuda a prolongar la vida de la batería. (Los SSD no tienen partes móviles y por lo tanto consumen menos energía).

 OK, pero ¿puedes realmente hacerla con, digamos, 256GB de almacenamiento, o incluso 128GB? Eso es lo que es probable encontrar en muchos de los modelos de portátiles más asequibles. Pero recuerda que vivimos en un mundo impulsado por la nube: la mayoría de los estudiantes escuchan música por streaming y ven películas de servicios como Spotify y Netflix, por lo que no necesitan un montón de almacenamiento local para sus medios. Los documentos (como los documentos escolares) consumen muy poco espacio y pueden alojarse en Google Drive u Office Online de todos modos.

5. Olvídate de Microsoft Office -- a menos que sea gratis

office-365-sub-with-ipad.jpg

Pregunta en tu escuela si puedes recibir Office 365 gratis.

CNET

La mayoría de los estudiantes necesitarán un conjunto básico de herramientas de productividad -- procesador de textos, gestor de hojas de cálculo, diseñador de presentaciones -- para manejar los conceptos básicos del trabajo escolar.

Buenas noticias: Es posible que puedas recibir Microsoft Office 365 for Education de forma gratuita. Actualmente, Microsoft ofrece la suite sin cargo para estudiantes y profesores. Todo lo que necesitas es una dirección de correo electrónico válida de la escuela. De no ser así, Office.com (y las aplicaciones de Office para Android y iOS) ofrecen versiones gratuitas de las principales aplicaciones de Office con funciones básicas habilitadas. Pueden ser suficientes para las tareas de fin de semestre y otros trabajos similares. Y si la escuela no requiere específicamente de la suite de Microsoft, la mayoría de los estudiantes pueden hacerla fácilmente con herramientas como Google Docs, que es gratis.

Para una experiencia de software de productividad más "tradicional", considera una alternativa gratuita de Office. Me gusta LibreOffice y WPS Office; esta última es una opción particularmente buena si ya estás familiarizado con Microsoft Office, ya que tiene una interfaz muy similar.

6. Busca en la tienda de la escuela

Muchas universidades tienen tiendas de computadoras que dicen ofrecer los mejores descuentos en computadoras portátiles estudiantiles. Pero asegúrate de investigar antes de comprar. Estas tiendas no siempre tienen los mejores precios, y su selección puede ser limitada en comparación con lo que puedes encontrar en línea o en una tienda como Best Buy. 

El otro lado de la moneda es que comprar en una tienda dentro de la universidad puede darte derecho a soporte técnico local, lo que podría valer la pena para aquellos momentos en que tienes que entregar esa tarea y la impresora no funciona. 

De hecho, para cualquier computadora que estés considerando, revisa bien los términos de garantía (un año es estándar, pero a menudo se puede extender) y especialmente las opciones de soporte técnico de la empresa. Los estudiantes tienden a trabajar a deshoras, por lo que soporte telefónico 24/7 es definitivamente una característica deseable.