CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Ciencia

Cómo ver las Perseidas a partir de la noche del miércoles

El mayor espectáculo celeste del año ya está por llegar y las condiciones podrían ser casi perfectas para disfrutar de esta famosa lluvia de meteoros.

perseid-nasa-still.png

Las Perseidas vistas desde la Estación Espacial Internacional.

NASA

Uno de los mayores espectáculos celestes del año (al menos en el hemisferio norte) está sobre nosotros de nuevo con la llegada de las Perseidas

Las Perseidas llegarán a su punto máximo la noche del domingo, 12 de agosto, entrando a la mañana del lunes, 13 de agosto, pero el espectáculo comienza ya a calentarse en la oscuridad.

Es posible que puedas ver un puñado o más de una decena de meteoros por hora en las noches previas al fin de semana, que empieza el espectáculo principal, el sábado por la noche coincidirá más o menos con la luna nueva (lo que significa que la Luna no brillará en el cielo nocturno). Entonces vendrá la mejor parte, a medida que la Tierra se desplaza por la parte más densa de la nube de restos cósmicos que dejó el cometa Swift-Tuttle, el cual pasa por nuestro planeta y el Sol una vez cada 133 años.

perseid-path-aug-12-13

Cada año, a mediados de agosto, el paso de la Tierra coincide con las partículas esparcidas en la órbita del cometa Swift-Tuttle.

Sky and Telescope

Las Perseidas parecen aparecer entre las constelaciones Perseo y Casiopea, pero para verlas no hay necesidad de preocuparse por la dirección en que estés buscando. Busca un lugar cómodo, con una vista amplia del cielo nocturno, preferentemente lejos de la contaminación lumínica, y simplemente relájate, recuéstate y mira hacia arriba. No olvides dejar algo de tiempo para que tus ojos se acostumbren a la oscuridad.

Durante el punto máximo, el domingo en la noche y la madrugada del lunes, podrías ver hasta 110 meteoros por hora o, en promedio, casi dos por minuto. La revista Astronomy recomienda levantarse temprano para ver la lluvia de estrellas en la última hora de oscuridad previa al alba, pero vale la pena voltear la vista al cielo en cualquier momento después del ocaso.  

En parte, la razón por la que las Perseidas brillan más durante el verano en el hemisferio norte no es por el calor, sino su velocidad, la cual puede llegar a los 60 kilómetros por segundo (134,000 millas por hora).

No hay nada de qué preocuparse sobre esta lluvia de estrellas, ya que, como apunta Sky and Telescope, los meteoros brillantes de las Perseidas están en realidad a unas 80 millas (128,748 metros) sobre nosotros y la luz es producto del escombro cósmico del tamaño de un guijarro pequeño.