Cómo usar un prisma para hacer fotos más creativas

Es momento de repasar tus clases de ciencias. Un prisma de vidrio común y corriente te puede ayudar a tomar fotos más creativas gracias al efecto de refracción.

prism-thumb.jpg
Lexy Savvides/CNET

Una forma simple de hacer fotos más creativas es usando un prisma.

Gracias a su propiedad de refracción, cuando colocas un prisma enfrente del lente de la cámara puedes producir efectos inesperados.

Qué necesitas:

  • Una cámara. Una dSLR con lente prime (de longitud focal fija) es lo ideal.
  • Un prisma. Lo puedes comprar por relativamente poco dinero en sitios como Amazon o eBay

Sam Hurd, un fotógrafo de bodas de Washington D.C., ha ayudado a impulsar una técnica llamada prisming, creando muchas de sus imágenes colocando un prisma equilátero de seis pulgadas frente a su lente. Hurd recomienda usar un lente gran angular como uno de 24mm o 35mm con tu dSLR, aunque incluso uno de 50mm funciona.

light-bending.jpg
Un ejemplo de cómo se dobla la luz al colocar un prisma frente al encuadre. Sam Hurd

No hay reglas fijas en cuanto a crear imágenes con un prisma; se trata de experimentar y usar la luz disponible para crear el efecto que deseas.

Comienza colocando el prisma frente al lente de la cámara. Aunque puedes componer tus fotos usando el visor, si enciendes Live View tendrás una perspectiva más grande y brillante de la escena. Asegúrate de que la cámara tenga la simulación de exposición encendida cuando uses Live View para que puedas ver cómo se verá la foto final.

reflection-from-a-distance.jpg
También puedes lograr efectos colocando el prisma a la distancia. Sam Hurd

Comienza con una apertura de lente amplia que te permita pasar toda la lente que puedas por el lente. Cámbiala dependiendo de las condiciones de la luz ambiente.

Mueve y rota el prisma para todas direcciones dependiendo de dónde quieras que aparezca la distorsión. Dependiendo de cómo coloques el prisma, algunos efectos incluirán arco iris a través de la imagen o incluso curvaturas de luz.

light-bending-alternate-2.jpg
Sam Hurd

Locaciones

Cuando comiences a jugar por primera vez con el prisma, intenta trabajar en exteriores o en una locación con mucha luz. Algunos lugares donde puedes experimentar incluyen parques con árboles que te ayudan a difuminar la luz directa del sol; el centro de la ciudad con sus edificaciones; o lugares donde puedas colocar a tus sujetos frente a estructuras con patrones distintivos como la foto de abajo.

light-bending-alternate.jpg
Sam Hurd

Una vez que tengas una idea de los efectos que genere tu prisma, intenta hacer fotos en interiores. Todas estas locaciones te darán suficientes opciones para encontrar elementos para tu escena, y podrás lograr efectos como el de espejo de la imagen de abajo:

angular-reflection.jpg
Sam Hurd

Experimenta con prismas de distintos tamaños. Quizá te parezca que el primero que uses no te está dando buenos resultados. Hurd recomienda llevar el prisma a todas partes para que puedas usarlo cuando surja la oportunidad.

Además de los prismas, también puedes intentar hacer fotos a través de otros objetos que refracten o distorsionen la luz. Usa una copa de vino, papel celofán o incluso película, para lograr distintos efectos. Hurd hace otra efecto usando elementos transparentes y convexos para colocarlos frente al lente.

Close
Drag