CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Gadgets

Cómo sacarle el mayor provecho a tu Kindle

Sabemos que, si tienes una Kindle, eres un lector empedernido. Te contamos cómo no perderte ninguna de las funciones de tu 'gadget' preferido.

Sarah Tew/CNET

Cuando la gente me ve enfrascada en mi Kindle Paperwhite y me pregunta si vale la pena comprar uno, siempre les respondo lo mismo: "si te gusta leer, sí", porque es un dispositivo que tiene una única función. A no ser que lo que quieras sea una Kindle Fire, un híbrido que la purista en mí no acaba de entender. Tu lector electrónico sirve para eso: leer. Ni navegar por Internet, ni consultar el correo electrónico, ni por supuesto ver videos o escuchar podcasts. Para eso cómprate una tableta, o ya tienes el teléfono.

Pero lo cierto es que un Kindle, de los de tinta electrónica y pantalla en blanco y negro, tiene muchas funciones y algunas ventajas sobre nuestros preciados libros en papel. Te contamos cómo sacarle el máximo partido a tu inseparable dispositivo:

img6099.jpg

Puedes usar el diccionario para buscar el significado de términos que lees.

Patricia Puentes/CNET

- Enriquece tu vocabulario. Una de las funciones que más echo de menos cuando leo un libro en formato físico es poner mi dedo pulgar sobre una palabra concreta y ver cuál es su significado. Es una función que uso todo el tiempo con mi Kindle, no sólo para los libros en inglés, sino también para los que leo en castellano.

img2989.jpg

Puedes subrayar un extracto, además de añadir notas en el libro que estés leyendo.

Patricia Puentes/CNET

- Subraya y marca pasajes. Si eres de los que marca extractos o anota los márgenes de los libros que lee, no renuncies a ello con tu libro electrónico. Cuando estás leyendo, simplemente marca con el dedo un pasaje concreto y eso hará que aparezca un menú para indicar si quieres hacer un Subrayado o una Nota. Puedes recuperar todos los fragmentos subrayados o las notas que hayas hecho en un libro, tocando la parte de arriba de la pantalla de tu Kindle, con un libro concreto abierto, y presionando el botón con tres puntos verticales y yendo hacia la opción Notas.

- Instala el app de Kindle en tu teléfono inteligente. Por mucho que tu lector electrónico sea la niña de tus ojos, es posible que alguna vez te lo dejes en casa. Algo bastante más difícil en el caso de tu teléfono. Por eso es buena idea tener el app de Kindle en tu iPhone o Android. Así, si decides sentarte a tomar un té en una terraza o tus amigos te están haciendo esperar, siempre puedes abrir el app -- que se sincronizará con el punto donde hayas dejado el libro que estuvieras leyendo en tu Kindle -- y enfrascarte en tu lectura un rato sin tener la sensación de que estás perdiendo el tiempo o, peor aún, sin que sientas la tentación de abrir Facebook.

screen-shot-2017-01-30-at-4-25-55-pm.png

Usa la opción de enviarte una muestra gratuita antes de comprar un libro.

CNET

- Envíate una muestra gratuita antes de comprometerte a comprar algo. Es el equivalente de ir a la librería y leer el primer o segundo capítulos de un libro para ver si te engancha, antes de decidirte a comprarlo. No hay ninguna necesidad de que compres un libro de entrada, envíate primero una muestra gratuita a tu Kindle y, si no puedes dejar de leerlo, al final de la muestra el lector electrónico te dará la opción de comprar el libro. Hazlo en Amazon escogiendo la opción Enviar una muestra gratuita en lugar de darle al botón de comprar. Deberás seleccionar también adónde enviarte esa muestra, así que asegúrate de tener tu Kindle asociado a tu cuenta de Amazon.

- Compra libros que de otra forma no podrías encontrar. Yo tengo dos cuentas de Amazon, una en su versión estadounidense y otra en versión española. En esta última suelo comprar libros escritos en español que aquí me serían difíciles de encontrar, sobre todo sin traducir. Sigo cargando mi maleta de libros físicos cada vez que voy de visita a Barcelona, pero el Kindle es perfecto para esa edición no traducida de Los mares del Sur de Manuel Vázquez Montalbán que olvidé comprar y y que así está disponible también cuando estoy en California.

- Abusa de ella si estás viajando. Olvídate de cargar con dos o tres kilos en libros en el equipaje de mano la próxima vez que vueles. Simplemente asegúrate de cargar tu Kindle de suficiente lectura y alégrate pensando que pesa lo mismo aunque lleves uno o cinco libros.

- Llévatelo a la playa. Es el cliché de anuncio idílico de Kindle: tú, tu libro electrónico, la brisa marina y las olas. Personalmente tengo una debilidad por llevarme la Kindle a la playa para disfrutar de una buena novela de misterio o el típico best seller. Pero ten cuidado con el oleaje... que al fin y al cabo tu Kindle no es a prueba de agua.

screen-shot-2017-02-01-at-10-22-33-am.png

Aprovecha las ofertas.

CNET

- Aprovecha las ofertas de Amazon de libros gratuitos o muy baratos. ¿Tienes un montón de clásicos literarios pendientes de leer o releer? Puedes encontrar muchos de ellos gratis en su versión Kindle, sobre todo si se da el caso de que hayan vencido los derechos de autor. Curiosea también algunos de los libros que Amazon tiene rebajados. En el menú superior izquierdo de Amazon ve a Todos los departamentos > E-readers y eBooks Kindle > eBooks Kindle. Una vez allí ve a la sección de Ofertas especiales, en la parte superior de la columna de la izquierda, donde encontrarás las gangas literarias del momento.

- Comparte tu cuenta de Amazon. Te lo contábamos hace unos meses cuando ya te dimos algunos otros truquitos para tu Kindle. Comparte tu cuenta con otros miembros de tu familia para poder leer un mismo libro y tener centralizadas todas vuestras compras electrónicas.

- Sigue comprando en papel. Los libros digitales no son la ruina de las librerías de barrio, todo lo contrario. Este tipo de gadgets te permiten comprar de forma rápida y cómoda un libro, que si acaba gustándote mucho y te gustaría tenerlo en tu biblioteca, siempre puedes comprar en papel. Piensa en el formato digital como un incitador más a mantener vivo ese vicio serio que tienes con la lectura.