CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Seguridad

Cómo proteger tu tarjeta de crédito cuando compres 'online'

Antes de que comience el frenesí de compras, te decimos cómo proteger la información de tu tarjeta de crédito cuando compres por Internet.

No hay mejor sensación que comprar algo a precio de ganga en una tienda digital.

Y no hay peor sensación que ser víctima del robo de datos de tu tarjeta de crédito o débito.

En vista de los robos de datos de los clientes este año, siempre es bueno estar alerta -- mas no alarmado -- cuando se utiliza la tarjeta de crédito para hacer compras en la Web.

Por ello, aquí te damos algunos consejos a considerar cuando estés listo para comprar algo online.

Lo básico

  • Usa una tarjeta de crédito. Las tarjetas de débito no suelen tener el nivel de prevención por fraude y protección.
  • Mete tus datos sólo en páginas seguras. Comprueba que sea una conexión de tipo https y que tenga un certificado de seguridad válido.
  • No envíes detalles de tu tarjeta de crédito por correo electrónico, ni mediante redes sociales.
  • Ten tu antivirus y navegadores actualizados.
  • Evita hacer clic en enlaces de ofertas que recibas en correos electrónicos ya que podría tratarse de intentos de phishing o estafas digitales.

Activa la opción de seguridad añadida en tu tarjeta de crédito

Muchas tarjetas de crédito tienen una opción extra de seguridad que podría no estar activada por defecto. SecureCode de MasterCard es un código de un solo uso que tienes que introducir cada vez que haces una transacción en una página compatible con este sistema.

Verified by Visa también requiere una contraseña para autorizar una compra. Además de esa seguridad añadida, algunos bancos también tienen sus propios sistemas de certificación que funciona en lugar de SecureCode y Verified by Visa. Podría tratarse del envío a tu teléfono de un código PIN de un solo uso. Infórmate con tu banco o institución financiera para ver qué opciones tienen disponibles.

Tanto MasterCard como Visa ofrecen protección contra transacciones fraudulentas para su uso tanto en Internet como en tiendas físicas. 

shopping-cc-details.jpg
Lexy Savvides/CNET

Considera una tarjeta separada para tus transacciones en Internet

Para aquellos que quieren mantener totalmente separadas las transacciones online de otras transacciones de la tarjeta de crédito, las tarjetas prepagadas son una buena opción a considerar. 

Las tarjetas de crédito prepagadas te permiten establecer un determinado monto de dinero. Las ventajas son muchas en el momento de utilizar una tarjeta de crédito prepagada para hacer compras por Internet. Una de las mayores ventajas es que en el caso de que se robe la información de esta clase de tarjeta, existe un límite en el monto de dinero que se pueden robar.

Tarjetas de crédito virtuales

Algunos bancos e instituciones financieras te dejan generar un número de tarjeta de crédito virtual. Este número para un único uso suele estar enlazado a una tarjeta real que tiene un límite de dinero que te puedes gastar y una fecha de caducidad. Incluso si un negocio tiene problemas de seguridad y tus detalles se acaban haciendo públicos, los ladrones sólo consiguen ese número temporal. Bank of America denomina esta opción ShopSafe y la versión de Citi es Virtual Account Numbers.

Una opción adicional es Privacy, una extensión para el navegador Chrome que se enlaza con tu cuenta bancaria. Haz clic sobre el icono en la barra de herramientas de Chrome y podrás generar una tarjeta virtual y ponerle la cantidad de dinero que desees. Puedes crear tarjetas que se autodestruyan tras ser usadas. Privacy sólo está disponible en Estados Unidos ahora mismo.

Un sistema de pago como PayPal, Mastercard Masterpass, Visa Checkout, Amazon Pay or Apple Pay puede añadir una capa extra de protección entre tú y la tienda donde compras. Tus datos de pago nunca se le revelan a la tienda cuando usas uno de estos servicios.

Monitoriza el estado de tu cuenta

Mientras que muchos bancos tienen sistemas de vigilancia que operan las 24 horas del día diseñados para detectar fraudes y usos no autorizados de tu tarjeta de crédito, es importante poner atención a los estados financieros tanto en papel como en línea. Si ves algo sospechoso, llama a tu banco inmediatamente.

Hamid Karimi de Beyond Security también sugiere que le comuniques a tu banco dónde compras por Internet para que bloquee ciertos lugares geográficos. "Por ejemplo, si vives en Estados Unidos, una compra que se haya llevado a cabo en Europa del este es ilegítima", dice.

Revisa la configuración de tu navegador

Desactiva la función de autocompletar para evitar que se guarden los datos de tu tarjeta de crédito e información personal sin que te des cuenta.

En Chrome, ve a Preferencias y selecciona Configuración Avanzada. Bajo la sección Contraseñas y formularios, haz clic en Configuración de Autocompletar. Borra toda la información relacionada con tarjetas de crédito que se haya almacenado automáticamente y desactiva la opción de autocompletar.

chrome-autofill

Desactiva la opción de autocompletado del todo o simplemente escoge que te recuerde las direcciones, en lugar de la información de las tarjetas de crédito.

Captura de pantalla por Lexy Savvides/CNET

En Firefox, ve a Preferencias. Encuentra el panel de Privacidad y entonces Historial. Escoge Usar configuración personalizada para historial y desmarca Recuerda mi historial de búsqueda y formularios.

En Safari, ve a Preferencias, Autorrelleno. Desmarca las opciones de recordar datos, incluyendo la opción de tarjetas de crédito.

safari-autofill

En Safari, desmarca la opción de tarjetas de crédito.

Captura de pantalla por Lexy Savvides/CNET

En Edge, selecciona el botón More Actions, después Settings y después View advanced settings. Desactiva la opción de guardar los datos de los formularios.

Sé consciente de dónde y cómo usas tu tarjeta

Minimiza la probabilidad de ser víctima de un robo masivo de datos al evitar que una tienda almacene los datos de tu tarjeta de crédito en sus archivos (si es aplicable). Ingresa la información de tu tarjeta de crédito cada vez que realices una compra online.

mastercard-cc.jpg
MasterCard

También, asegúrate de utilizar un código de seguridad (contraseña) distinto para cada cuenta que tengas. El código debe ser distinto a los códigos que utilizas para tu cuenta de correo electrónico y otros servicios en Internet. Un gestor de contraseñas es la forma más fácil de generar y almacenar contraseñas únicas para cada página que usas.

Una de las cosas que quizás no consideres es el lugar en donde ingresas los datos de tu tarjeta de crédito.

Puede sonar obvio, pero te recuerdo que no ingreses tus datos de tarjeta de crédito en público cuando la gente puede ver la información en tu pantalla. Por ejemplo, cuando andas en transporte público es muy fácil sacar tu tableta y realizar un rápida compra. Pero, piensa en quien pude estar viendo tu transacción.

Ten cuidado con los apps falsos

No todos los apps son legítimos, sobre todo cuando se trata de comerciantes. Asegúrate antes de descargar un app para saber que realmente se trata de una tienda real. Una falta de críticas en la tienda de apps o faltas ortográficas en la descripción del app pueden ser sospechosas. Los apps que te piden que les des permisos excesivos, los apps de pago o aquellos que te piden los datos de tu tarjeta de crédito de forma inmediata también son sospechosos.

Nota del editor: Esta nota se actualizó el 29 de noviembre de 2017.