CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Cómo perderle miedo a tu cámara y sacarle el máximo partido

No le temas a los ajustes manuales. Aquí te enseñamos lo que significan algunos conceptos como velocidad, apertura de diafragma y ISO en fotografía.

Cámaras
aguacabecera.jpg
Controlar los ajustes manuales de tu cámara te permitirá obtener exactamente la fotografía que buscas. Marta Franco/CNET

Una de las situaciones más frecuentes a las que se enfrentan los que se acaban de comprar una cámara DSLR es el miedo a los ajustes manuales. Disparar en modo automático parece lo más sencillo y el resultado es en general bueno, pero dominar los ajustes manuales te permitirá sacar el máximo partido a tu cámara y obtener exactamente lo que deseas en tus imágenes.

Para ello, lo más importante es entender qué quieren decir los conceptos apertura de diafragma, velocidad de obturación e ISO, y saber cómo condicionan nuestras fotografías.

Lo primero que tienes que saber para entender tu cámara es que lo que estás haciendo al tomar una fotografía es capturar luz. La cantidad de luz que capte el sensor de tu cámara determinará tu imagen final. Cuando una fotografía se ve "quemada", con zonas blancas donde se han perdido todos los detalles, es porque la cantidad de luz que hemos dejado pasar es excesiva. Si está oscura, es porque no ha entrado la suficiente luz.

Pero, ¿qué determina la cantidad de luz que capturamos?

Apertura de diafragma

apertura.jpg
La foto de la izquierda se tomó a f/2.8, por lo que el fondo se ve más desenfocado que en la de la derecha, que se tomó a f/22. La velocidad de obturación también es distinta en las dos fotos, para que entre la misma cantidad de luz, por lo que la de la izquierda se ve congelada. Marta Franco/CNET

El diafragma es una parte del objetivo que permite regular la cantidad de luz que entra. Cuanto más abierto esté, más luz entrará, y al contrario. Puedes pensar en el diafragma como en el ojo humano. Cuando hay poca luz, nuestras pupilas se agrandan para que entre más.

La apertura del diafragma se expresa mediante el número f. Cuanto más bajo sea este número, más abierto estará el diafragma y más luz entrará. Así, de los objetivos que alcanzan números f muy bajos decimos que son más luminosos que los que no llegan a cifras tan bajas.

Mira esta escala:

f/1 - f/1.4 - f/2 - f/2.8 - f/4 - f/5.6 - f/8 - f/11 - f/16 - f/22

Cada uno de estos números f básicos representa un paso. Cada número deja pasar el doble de luz que el número siguiente. Así, f/1.4 deja pasar el doble de luz que f/2.

Posiblemente veas que en tu cámara aparecen muchos más números. Se trata de pasos intermedios, para controlar la cantidad de luz que entra con más detalle, pero la lógica es siempre la misma: cuanto más bajo sea el número, más luz obtendremos. Por lo tanto, si estamos en un lugar oscuro, querremos el número más bajo posible.

Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO

La apertura del diafragma afecta también a la profundidad de campo, es decir, a la zona de la imagen que aparece enfocada. Si queremos una fotografía en la que solo el primer plano esté enfocado y que el fondo aparezca desenfocado, querremos poca profundidad de campo, lo que se consigue con un diafragma muy abierto, es decir, con un número f bajo.

Puedes leer consejos para entender la profundidad de campo y lograr fotografías con el fondo desenfocado en esta guía.

Velocidad de obturación

velocidad.jpg
La foto de la izquierda se tomó a una velocidad muy lenta, 1/8, por lo que se ve muy movida. La del centro se tomó a 1/60, por lo que solo se ve ligeramente movida. La de la derecha se tomó a una velocidad rápida, 1/1000, por lo que los sujetos aparecen congelados aunque estén en movimiento. Marta Franco/CNET

La velocidad de obturación hace referencia al tiempo que el obturador de tu cámara permanece abierto. El obturador es una parte de tu cámara que determina cuánto tiempo está entrando luz. Volviendo al ejemplo del ojo humano del que hablábamos antes, puedes pensar en un ojo que se abre y se cierra muy rápido, lo que equivaldría a una velocidad de obturación rápida, o que se abre, permanece abierto y después se cierra despacio.

Cuanto más rápida sea la velocidad de obturación, menor será el tiempo de exposición, es decir, el tiempo en el que la cámara está dejando pasar luz. Por lo tanto, entrará menos luz. Si estamos tomando una fotografía en un lugar con poca luz, querremos una velocidad baja, para que el tiempo de exposición sea mayor y entre más luz.

La velocidad de obturación se mide en segundos o fracciones de segundo, como 1" (un segundo) o ¼ (un cuarto de segundo), aunque por comodidad verás a veces que en la cámara 1/15, 1/30 o 1/125 se expresa simplemente como 15, 30 o 125.

Mira esta escala:

1s - 1/2 s - 1/4 s - 1/8 s - 1/15 s - 1/30 s - 1/60 s - 1/125 s - 1/250 s - 1/500 s - 1/1000 s

velocidadagua.jpg
A una velocidad muy rápida, 1/3200, el agua aparece congelada y podemos ver los detalles de las gotas. A 1/125, en el centro, perdemos estos detalles, mientras que a 1/30 el movimiento del agua aparece totalmente fundido. Marta Franco/CNET

Igual que en la apertura de diafragma, estos son los pasos básicos, pero verás que hay también pasos intermedios, y más pasos por encima y debajo de esta escala. Lo importante es que comprendas que cuanto más tiempo permanezca abierto el obturador, más luz entrará.

La velocidad de obturación también afecta a lo movida que saldrá la fotografía. Piensa de nuevo en el ojo. Si lo tienes abierto mucho tiempo, verá más cosas que si lo abres y lo cierras muy rápido. Con la cámara sucede lo mismo. Si el obturador permanece abierto más tiempo, aunque solo sean fracciones de segundo, la cámara podrá registrar todos esos pequeños movimientos. Así, si estás fotografiando algo en movimiento y quieres congelar la imagen, tendrás que elegir velocidades de obturación rápidas, como 1/1000. Si, por el contrario, quieres un efecto "movido" (por ejemplo, la estela de un coche al pasar), deberás apostar por velocidades lentas.

Normalmente, para lograr una fotografía sin movimiento no deberías bajar de 1/60, aunque esto depende de lo inmóvil que esté tu sujeto y hasta de tu propio pulso. Por supuesto, si estás en ambientes muy oscuros puede que tengas que sacrificarte a que tu fotografía salga ligeramente movida a cambio de tener la suficiente luminosidad.

ISO

iso.jpg
La foto de la de la derecha se tomó con ISO 10000, por lo que tiene mucho más ruido que la de la izquierda, que se tomó con ISO 125. Puedes verlo especialmente en la calidad de la mesa. Marta Franco/CNET

La idea de sensibilidad ISO hace referencia a la película fotográfica que se utiliza en fotografía analógica. Cuanto más alto es el número, más sensible a la luz es la película. Sin entrar en conceptos técnicos, en una cámara digital esta sensibilidad se amplifica de manera electrónica.

En este caso, la escala básica de valores ISO sería la siguiente:

100 - 200 - 400 - 800 - 1600 - 3200

De nuevo, cada paso es el doble que el anterior (400 es el doble de sensible que 200), aunque puede que en tu cámara veas pasos intermedios.

El problema que tiene incrementar el ISO es que, igual que ocurre con la fotografía analógica, también aumenta el "grano" o "ruido" de la fotografía. Así, aunque utilizar ISO 3200 te permitirá hacer fotos en ambientes con poca luz, la calidad será menor. Algunas cámaras soportan mejor que otras un aumento significativo en el ISO. Por ejemplo, una Canon T3i a ISO 1600 dará como resultado una fotografía mucho peor que una Canon 5D Mark iii, pero las dos tendrán más ruido que a ISO 200.

Ahora que conoces estos tres conceptos, puedes manejarlos a tu gusto para conseguir la imagen que buscas. Recuerda que subir un paso en una de las escalas te permitirá bajar un paso en otra de las escalas, así que podrás determinar qué es mejor para lograr más o menos profundidad de campo o fotos más o menos movidas, según lo que prefieras. Por ejemplo, una foto a f/2.8, 1/250 de velocidad y ISO 400 recibirá la misma luz que otra a f/2.8, 1/60 y ISO 100 pero, al tener una velocidad de obturación menor, esta última estará más movida, y como el ISO es menor, tendrá también algo menos de ruido.