CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Hogar inteligente

Cómo limpiar tu baño en 10 minutos –o menos

¿Tienes prisa? Con estos consejos puedes limpiar tu baño en aproximadamente 10 minutos.

Getty Images

Si esperas visitas en casa o simplemente quieres limpiar tu baño rápidamente, estos consejos te ayudarán a tener una rutina muy sencilla. Hace un tiempo, se me ocurrió una forma de limpiar mi baño mientras me arreglaba para ir al trabajo por la mañana. Sin embargo, la puedes utilizar en cualquier momento del día.

Lo mejor de todo es que no debes tallar ni fregar y todo lo que necesitas son un par de sencillos pasos y algunos artículos de limpieza que seguramente tienes guardados en el cuarto de lavado. ¿Listo? Limpia ¡Terminaste!

Reúne tus artículos de limpieza

Lo que hace que esta rutina de limpieza sea tan eficiente para mi es que mantengo todos los productos de limpieza en mi baño, listos para usarlos. Guardados debajo del lavabo o en tu closet atrás de la ropa, debes tener:

  • Toallas húmedas desinfectantes
  • Cepillo de baño
  • Una esponja para limpiar tu tina o regadera (a mi me gusta la esponja Scrubbing Bubbles Mega Shower)
  • Una fibra
  • Limpiador de vidrios
  • Toallas de papel
  • Un trapeador con almohadillas de limpieza desechables (como las Swiffer) 

Los guantes de hule son opcionales, pero son recomendables por higiene y muchas otras razones.

Cómo limpiar tu baño rápidamente

Ya que tienes todo listo para comenzar, sólo necesitas realizar algunas tareas de limpieza al mismo tiempo que todas las otras cosas que haces por la mañana.

  • Rocía y humedece: Tan pronto como entres a tu baño, rocía tu tina o regadera con cualquier limpiador. Déjalo remojar mientras avanzas hacia el siguiente paso.
  • Rocía el inodoro: Rocía el interior de la taza del inodoro con el limpiador de la regadera (sí, también funciona en los inodoros), luego limpia el exterior con toallitas desinfectantes.
  • Limpia y enjuaga la regadera: Luego, limpia la tina y/o tu regadera con la esponja y enjuaga las superficies mientras esperas que el agua se caliente para darte un baño.
  • Cepilla el inodoro: Después de vestirte, pasa el cepillo alrededor de la taza del inodoro varias veces y enjuaga.
  • Limpia el espejo: Antes de lavarte los dientes, rocía el espejo con el limpiador para vidrios. Al mismo tiempo que te cepillas los dientes con una mano, puedes limpiar el espejo con una toalla de papel con la otra mano.
  • Limpia el lavabo y los muebles del baño: Después de peinarte, afeitarte o maquillarte, toma un desinfectante y limpia el lavabo, el grifo y los muebles.
  • Dale una rápida trapeada al piso: Cuando estés a punto de salir del baño, pasa rápidamente en trapeador sobre el piso y desecha la almohadilla de limpieza después de usarla.
Reproduciendo: Mira esto: 5 tecnologías que harán más inteligente a tu hogar
3:36

Ahora, por supuesto, sólo tendrás que limpiar tu regadera y/o tina una vez a la semana aproximadamente, pero los otros rincones de tu baño que deben limpiarse diariamente puedes incorporarlos fácilmente a tu rutina diaria. Incluso puedes seguir estos sencillos pasos para limpiar rápidamente tu baño justo antes de que te llegue una visita inesperada.

Si tu sala es un problema, así la puedes limpiar en 10 minutos...

Duerme como un bebé, con un pequeño cambio en tu habitación.