CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Hogar inteligente

Cómo evitar que se active un detector de humo

Porque a veces realmente hay humo —sin que haya fuego necesariamente.

Chris Monroe/CNET

Nada puede ponernos más los pelos de punta como una alarma de humo que se activa cuando no hay realmente una emergencia. Puedes sentirte tentado a quitar las baterías, pero eso podría dejar tu hogar vulnerable a un incendio real.

Es por eso que mejor te decimos cómo evitar que tu detector de humo se active y cómo puedes manejar las falsas alarmas.

Cómo funcionan los detectores de humo

Existen dos tipos distintos de detectores de humo. Los detectores de humo por ionización tienen dos placas con una carga eléctrica que fluye entre ellos. Cuando algo, como el humo, fluye entre estas dos placas, se interrumpe la carga eléctrica y se dispara la alarma.

Los detectores de humo fotoeléctricos tienen una pequeña luz interior. Cuando algo entra en el detector y refleja la luz en un sensor, se activa la alarma.

Observa cómo estos dos tipos de detectores no detectan realmente humo. Se activan por objetos extraños que interactúan con partes dentro de los detectores. Esto significa que cualquier cosa que pueda flotar en tu detector de humo, como vapor, vapor, de humo e incluso grandes descargas de polvo, pueden activar tu detector.

Es por eso que puede activarse cuando cocinas, incluso si no estás quemando nada. El vapor que sale de la comida está activando la alarma. El spray para el cabello y otros aerosoles que se rocían cerca del detector también pueden activarlo.

Qué hacer

La forma más obvia de hacer frente a los detectores de humo molestos es quitarlos o de plano quitarles la pila. Pero eso te deja vulnerable si hay un incendio real y no es seguro en absoluto. No lo hagas.

En lugar de eso, instala tus detectores de humo en lugares estratégicos, ventila el área y reemplaza las alarmas antiguas.

Coloca tus detectores de humo con cuidado por toda tu casa. Las alarmas fotoeléctricas de humo son mejores cerca de baños y cocinas donde hay mucho vapor porque la humedad no las afecta tanto. Tenga en cuenta que la Asociación Nacional de Protección contra Incendios de Estados Unidos recomienda colocar detectores a 10 pies (3 metros) de tu estufa para ayudar a evitar falsas alarmas mientras cocinas.

A continuación, asegúrate de usar el extractor de aire de tu cocina cuando cocines. Si dejas que el humo y la humedad salgan por el conducto del ventilador, será menos probable que su alarma de humo se active. Asegúrate de usar también un extractor de aire o de abrir una ventana en el baño para evitar que la humedad o los aerosoles disparen alarma.

Si no tienes detectores de humo inteligentes, puedes considerar instalar algunos. Estos detectores inteligentes incluyen Nest Protect, Halo Smart Labs, First Alert y Roost, entre otros.

Puedes apagar rápidamente estos detectores usando una aplicación en tu teléfono si hay una falsa alarma. Los detectores de humo son mucho menos agravantes cuando no es necesario subirte a una silla para apagarlos.