CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Fotografía

Cómo escanear y guardar tus fotos impresas

Ya sea que quieras reducir el papeleo que plaga tu espacio o compartir bonitos recuerdo en línea, aquí te enseñamos cuatro maneras de digitalizar tu colección de fotos impresas.

Sharon Profis/CNET

Seguro tendrás una colección de álbumes de fotos recolectando polvo en algún cajón o armario. Y quizás son un buen tema de conversación, pero ¿qué tal si quieres compartir tus recuerdos con amigos y familiares por Internet o simplemente crear una copia de tus fotos? ¿Dónde empezar?

Existen varias maneras de digitalizar fotos impresas. Dependiendo de cuántas fotos tengas y de cuánto tiempo y ánimo tengas para el proceso, tu selección variará según tus preferencias.

1. Usa un escáner para la mejor calidad de imagen

Es importante que limpies bien tanto las fotos como el escáner, ya que el sensible sensor del escáner detectará el más ínfimo grano de polvo en el vidrio o la foto.

Antes de escanear la foto, considera la forma en que quieres organizar las mismas: por fecha, por evento, por nombre. Las opciones son infinitas, pero no importa que método que utilices, selecciona un sistema de organización antes de que empieces a escanear, y organiza tus fotos en pilas de acuerdo a tu método de organización.

Ahora puedes empezar a escanear las fotos. Debido a que cada software de escaneo es distinto, no te puedo dar instrucciones paso a paso del proceso. Sin embargo, a continuación de ofrezco un par de consejos:

  • Escanea varias fotos al mismo tiempo. En un escáner de tamaño promedio, podrás escanear cuatro fotos 4x6 a la misma vez y luego recortarlas. Algunos escáneres vienen hasta con un software que hace esto de manera automática. Puedes utilizar este método para reducir el tiempo de escaneo.
  • Selecciona una resolución de al menos 300dpi y hasta de 600dpi si planeas agrandar las imágenes.
  • Aprovecha las opciones de edición. La mayoría de los software de escaneo te permitirán recortar, ajustar el color y el brillo de las fotos y hasta quitar los ojos rojos.

2. Utiliza tu teléfono para escanear las fotos

Con un app gratis y un teléfono inteligente con una cámara de alta calidad (como el iPhone 6 o el Samsung Galaxy S6), puedes escanear rápidamente tus fotos, guardarlas y compartir los recuerdos con tus amigos por Internet.

Cabe notar que este método no replica la calidad del primer método, pero es bueno si quieres escanear fotos rápidamente o si no tienes un escáner.

Primero, descarga e instala Shoebox de Ancestry.com, un app gratuito para iPhone y Android. Una vez te hayas registrado, puedes empezar a escanear las fotos. Pero antes de que inicies este proceso, te doy un par de consejos sobre cómo preparar tu lugar de trabajo.

  • Limpia las fotos con una tela de microfibra o una toalla impregnada de alcohol.
  • Busca un lugar con buena iluminación con mucha luz natural y pocas sombras.
  • Limpia el lente de tu cámara con una tela de microfibra o un palillo de algodón con un poco de alcohol.

Ahora estás listo para escanear tus fotos con tu teléfono. Inicializa Shoebox y dale un toque al botón verde de la cámara. Luego, con cada foto colocada sobre una superficie plana, posiciona la cámara sobre la fotos, de forma que estén paralelos. Dale un toque a la cámara para que se enfoque y luego dale un toque al botón del disparador.

De allí, puedes cortar la foto al arrastrar las líneas de corte. Puedes añadir información extra, como la fecha en que se tomó la foto, quién está retratado, y una breve descripción. Finalmente, puedes subir la foto a tu cuenta.

Repite el proceso con cada foto. Todas las fotos escaseadas se almacenarán en el carrete y estarán disponibles online a través de tu galería en Ancestry.com.

Ahora puedes subir las fotos a Facebook o guardarlas en cualquier sitio de almacenamiento de fotografías, como Flickr o Dropbox.

3. Utiliza un lente macro

De acuerdo con una publicación del sitio PetaPixel, puedes escanear fotos en casa utilizando una cámara dSLR equipada con un lente macro. Este proceso requiere que tomes una serie de fotos de la película, enfocándote en distintas secciones de la misma. Después de captar varias tomas, puedes utilizar un software para combinar las fotos y crear un versión digital de la película.

Sabemos que el número de personas que tienen acceso a esta clase de equipo es reducido, pero vale la pena aún mencionar este método. ¿Por qué? Los lentes de las cámaras de los teléfonos inteligente de compañías como Olloclip y Photojojo. Cada empresa ofrece un lente macro para iOS o Android, que será más que suficiente para utilizar este método. Pero ten en cuenta que la calidad de la foto del teléfono no se acerca a la calidad de una cámara dSLR, pero para muchos, es más que suficiente.

4. Haz que otro haga el trabajo

Si todo esto resulta demasiado abrumador, considera delegar el trabajo a un servicio profesional. Por ejemplo, Scanmyphotos.com escanda, corta, edita y archiva tus fotos por un precio de US$0.16 por foto, dependiendo de la calidad de escaneo que selecciones. Otra opción es que la compañía te manda una caja que puedes llenar y te hacen el escaneo por un precio de US$99. De acuerdo con ScanMyPhotos, la caja puede contener hasta 1,800 fotos.

DigMyPics.com y ScanCafe.com son otras opciones que valen la pena considerar.