CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

EXPLICACIÓN Tecnología automotriz

Cómo equipar tu coche para emergencias

Saca la basura de tu cajuela y mejor instala este equipo.

CNET

La temporada de viajes veraniegos por carretera es ese momento de liberación en que dejamos el carril para autos llenos y conducimos más allá de Costco. También es el momento en que es necesario estar preparado para emergencias en carreteras remotas o desconocidas. En lugar de usar la cajuela del auto como una unidad de almacenamiento gratuita, saca todo lo que no necesites y reemplaza todo con esta lista completa de equipo que te mantendrá preparado para cualquier eventualidad. Mira este video (en inglés) y luego usa nuestra lista de verificación a continuación para reunir el equipo.

  • Cables pasa-corriente o una batería portátil para autos: Los primeros necesitan la carga, pero la segunda evitará que quedes a merced de encontrar un buen samaritano. 
  • Aceite y anticongelante: Honestamente, si manejas un último modelo quizá no necesites esto, pero si tu auto tiene 10 años o más, será mejor tenerlos a la mano.
  • Extinguidor: Consigue el seco, clasificado A-B-C, para apagar casi cualquier tipo de incendio dentro o fuera del auto. 
  • Señalización de carretera: Esto solía significar una bengala humeante cojn una peste a azufre, pero actualmente puedes conseguir triángulos reflejantes o luces LED de seguridad. 
  • Un radio: Las radios de la familia FRS, como las que probablemente ya tienes, se deben guardar con un juego de baterías nuevas fuera de la radio. Además, obtén una licencia de radio ham y un radio portátil de doble banda y sin duda serás capaz de contactar a alguien.
  • Linterna: De preferencia una que no use baterías. Consigue una linterna LED recargable vive en un pedestal de carga. Además, una luz para la cabeza, la cual es muy útil cuando tienes las dos manos ocupadas arreglando algo en la oscuridad.
  • Una caja de herramientas: Aunque no sepas qué hacer con ella, quizá algún extraño que pase por ahí, podría ayudarte. 
  • Cinta adhesiva de vinil para ductos: Todo lo que has escuchado que se puede hacer con la duct tape es verdad, salvo lo de la neurocirugía. 
  • Un neumático de refacción listo: Si tu auto cuenta con llanta de refacción, asegúrate que tenga aire y no esté ponchada. Si cuentas con un kit para parchado e inflado, asegúrate que no haya caducado. 
  • Kit de primeros auxilios: Gástate US$25 para obtener uno bueno, no el que te dieron gratis luego de un entrenamiento de Reanimación Cardiopulmonar en la oficina. Y lleva un torniquete con el tubo de goma de la banda de ejercicio que nunca usas. Quizá nunca lo necesites, pero cuando lo necesites, es importante.
  • Toallas y guantes: Una caja de guantes de nitrilo hace que cada problema en la carretera sea menos molesto, y esas toallas de papel azul son las más útiles —después de la cinta adhesiva para ductos.
  • Rompevientos de alta visibilidad: Casi no ocupan espacio y será de gran utilidad si se tarta de cambiar una llanta bajo la lluvia y de noche. 
  • Una cobija térmica: No confíes que vas a poder usar la calefacción del auto.
  • Pluma y papel: Siempre ten un paquete con papel y pluma separado del que tienes en la guantera —que siempre se pierden—.  
  • Barras de energía y agua embotellada: No se verán bien luego de permanecer guardadas en el maletero durante años, pero si te quedas varado mucho tiempo las consumirás sin miramientos.
Reproduciendo: Mira esto: Los conceptos de carros más locos
3:34