¡No te enredes! envuelve y guarda tus cables con una 'cadena margarita'

Evita el desorden y los enredos arreglando y amarrando tus cables con una cadena tipo margarita (daisy-chain).

daisy-chain-2.jpg
Taylor Martin/CNET

Las extensiones son una herramienta sumamente útil para tener siempre a la mano.

También son muy propensas a enredarse. Con cables de extensión que van desde los 50 hasta los 100 pies (de unos 15 metros a 30 metros), una tarea sencilla que requiere un cable de extensión puede tardar dos o tres veces más tiempo si tienes un pequeño enredo.

Para evitar los enredos usa una cadena margarita (conocida en inglés como daisy-chain).

Cómo amarrar una conexión en margarita

daisy-chain-1.jpg
Taylor Martin/CNET
  • Comienza por colocar extendido el cable de extensión. Alinea los extremos opuestos y jala el cable dentro de tus manos hasta que encuentres el punto central.
  • Para encontrar rápidamente el centro exacto, pégale un pedazo de cinta adhesiva o cinta canela.
  • A continuación, haz un nudo simple con el punto central de la cuerda de modo que un lado del nudo tenga los dos extremos sueltos y el otro lado del nudo sea el punto central de la cuerda. Esta parte debería tener aproximadamente 10 pulgadas (unos 25.4 centímetros) de longitud.
  • Ingresa tu mano dentro del nudo otra vez y agarra los dos cabos sueltos y pásalos dentro del nudo.
  • Esto creará un nudo nuevo. Mete la mano dentro del nudo, agarra los cables sueltos otra vez y pásalos dentro del nudo. Repite este paso hasta que llegues a los conectores macho y hembra.
  • Jala los dos extremos por el nudo y conéctalos entre sí. La cadena ya está finalizada.

Esto puede hacer que el cable de extensión parezca un enredo, pero en realidad es algo que evita que el cable se enrede si debes transportarlo o guardarlo. Este método de almacenamiento es utilizado por electricistas, los alpinistas y, a menudo, en las líneas de suspensión de paracaídas.

También puedes utilizar un mosquetón grande para conectar el extremo del enchufe con el primer nudo de la cadena y reducir su longitud total para que sea más fácil de almacenar. Luego puedes conectar el clip a una estantería de alambre o colgarlo en un clavo o gancho en el garage.

Para utilizar el cable de extensión, sólo tienes que localizar los enchufes, volverlos a sacar del nudo final y jalar. El cable de extensión se desenvolverá fácil y completamente, libre de enredos. Además, si no deseas utilizar toda la longitud del cable de extensión, puedes dejar parte de el en la cadena margarita, y así no tendrás que envolverlos de nuevo otra vez.

Close
Drag