Cómo convertir un 'router' Wi-Fi viejo en un punto de acceso

En vez de deshacerte de ese viejo 'router' Wi-Fi, puedes usarlo para ampliar la cobertura inalámbrica en tu casa. Aquí te decimos cómo hacerlo.

Una red sólo necesita un router para funcionar. Dicho eso, cuando reemplazas tu viejo router Wi-Fi con uno mejor y más rápido, puedes pasar algún tiempo tratando de convencer a alguien que se lleve ese aparato de hace 5 años, o puedes convertirlo en un Punto de Acceso (AP, por sus siglas en inglés) externo. Colocar este AP en el extremo más alejado de la casa y conectarlo al nuevo router (a través de un cable de red largo) es la mejor manera de dar mejor cobertura Wi-Fi a la vivienda.

Esta guía te enseñará exactamente cómo se hace.

Tu router Wi-Fi tiene un AP incorporado (o incluso dos o tres en caso de routers de dos tres bandas) además de su función de básica. Los AP envían señales Wi-Fi a las que los usuarios de dispositivos inalámbricos como smartphones, tabletas y otros se pueden conectar.

Para propósito de esta guía, vamos a referirnos al nuevo router en tu red casera como Router A. Y el viejo router que quieres convertir en un AP es el Router B. El objetivo aquí es hacer que el Router B funcione como un AP externo para el Router A.

ip3.jpg

Muchos 'routers' recientes pueden funcionar en modalidad de Punto de Acceso, que se activa a través de la interfaz.

Dong Ngo/CNET

Nota: Algunos routers Wi-Fi tienen una modalidad de Punto de Acceso (puedes ver si la tiene leyendo la lista de características). Si ese ese el caso de tu Router B, sencillamente activas esa modalidad y comienza a funcionar como un AP. Esta guía es sólo necesaria para los routers Wi-Fi que no tienen esta prestación (o si no sabes cómo activarla) y sólo es apropiado para routers que tienen una interfaz de Internet, que afortunadamente es el caso de la mayoría de los routers en el mercado.

Indicaciones generales [para expertos en redes]

Si sabes bien cómo configurar routers y redes en general, lo que sigue a continuación son indicaciones generales. Si eres nuevo en este campo, sigue exactamente los "pasos detallados" más abajo.

1. Cubre el puerto WAN (Internet) del Router B con cinta adhesiva, para evitar usarlo, porque ello impediría que conviertas el router en un AP.

2. Identifica el rango de direcciones IP del Router A. Por ejemplo, si la dirección IP del Router es 192.168.1.1 entonces podemos suponer que su rango abarca desde 192.168.1.2 hasta 192.168.1.254.

3. Asigna manualmente la dirección IP del Router B a un IP que no esté en uso en el rango IP del Router A. Por ejemplo, puedes escoger 192.168.1.2. Tienes que asegurar que no tienes en uso, ni usarás manualmente este IP para ningún otro dispositivo.

4. Desactiva la función DHCP del Router B.

Listo. Ahora, si conectas el Router B (que ya no hace función de router) al Router A mediante un cable de red (del puerto LAN al puerto LAN), funcionará como un Punto de Acceso y tendrás una mejor cobertura Wi-Fi para tus dispositivos.

Pasos detallados [para principiantes]

Primer paso: Olvídate del puerto WAN (Internet) del Router B.

Si tu router no tiene una modalidad AP, entonces debes evitar usar su puerto WAN. Usar el WAN hace que el router funcione automáticamente como un enrutador porque esa es la función del dispositivo: conectarse con Internet y compartir esa conexión con el resto de la red. Pero esa no será la función del Router B en nuestro proyecto. Cubre ese puerto con cinta adhesiva para evitar usarlo por accidente.

(Fíjate que en el caso de los enrutadores que tienen una modalidad AP, sí usarás el puerto WAN. Cuando esté en modalidad AP, funcionará como un puerto LAN, lo que te permite -sólo en este caso específico- usar el puerto para agregar a la red otro dispositivo conectado por cable).

ip.jpg

Identificar la dirección IP de un enrutador es fácil.

Dong Ngo/CNET

Segundo paso: Identifica el rango de direcciones IP del Router A.

Este paso se divide en dos partes. Primero, necesitas determinar cuál es la dirección IP del Router A. Conecta una computadora al Router A a través de Wi-Fi o con un cable de red a través de uno de sus puertos LAN.

Si es una computadora que funciona con Windows:

  1. Ejecuta la línea de comando (puedes buscar cmd en el menú del comienzo en Windows 10 o, en Windows 8, escribe cmd cuando estás en el menú Metro Start y entonces oprime Enter).
  2. En la ventana de comando, escribe ipconfig y entonces oprime Enter. Verás muchos números y cifras que te pueden confundir, pero la dirección IP está ubicada a la derecha de "Default Gateway:" es la dirección del router. Ese es el número que necesitas.

O en una Mac:

Ve a Preferencias del Sistema > Red > escoge la conexión actual (debes ver un punto verde, que significa que la conexión está funcionando)> haz clic en Advanced > en la pestaña TCP/IP, busca "Router:". La dirección IP del router se muestra.

Una vez que tienes la dirección IP del router (que siempre consiste de cuatro grupos de números separados por un punto entre cada grupo) úsala para determinar su rango. El rango de los números de los que puedes escoger son los mismos en los primeros tres grupos, y el último grupo va de 1 a 254. La dirección IP activada no podrá usarse.

Por ejemplo, si la dirección IP del router es 192.168.1.1 entonces el rango de direcciones IP irá de 192.168.1.2 a 192.168.1.254. Si la dirección IP del router es 192.168.1.254, entonces el rango irá de 192.168.1.1 a 192.168.1.253. Cuando se conecta un dispositivo al Router A que tiene una dirección IP dentro de su rango, se aceptará como parte de la red. Explicar cómo funciona esto tomaría otro video y otro artículo separado. Sencillamente confía en que así funciona.

Para esta guía, supongamos que 92.168.1.1 es el IP del Router A. Este probablemente será tu caso porque muchos routers caseros (de Netgear, Asus, D-Link y otros) tienden a usar esta dirección IP de fábrica.

Tercer paso: Asigna la dirección IP del Router B a un IP libre dentro del rango del Router A (no te preocupes, más abajo explicaremos lo que eso significa).

Conecta una computadora al Router B a través de Wi-Fi o con un cable de red y uno de sus puertos LAN para identificar la dirección IP actual del router (repite la primera parte del segundo paso para hacer esto).

Inicia sesión en la interfaz web del router escribiendo su dirección IP en un navegador. Dentro de la interfaz, navega a la sección donde puedes cambiar la dirección IP. En dependencia del dispositivo, esta parte se puede llamar Network (Red), LAN o Setup (Configuración). Cambia esta dirección IP a una de las del rango determinadas en la segunda parte del segundo paso más arriba. Por ejemplo, si el IP del Router A es 192.168.1.1, puedes asignar el IP del Router B 192.168.1.2 (asegúrate de que no has asignado manualmente este IP a ningún otro dispositivo, en cuyo caso debes escoger una dirección IP diferente), entonces guarda los cambios. Es muy probable que entonces el Router B se apague y vuelva a encenderse para aplicar los cambios, algo que debe demorar un par de minutos.

ip2.jpg

Desactivar la función DHCP server del viejo Router B y asignar un IP en desuso del Router A lo obligará a funcionar como un punto de acceso cuando su puerto WAN no se use.

Dong Ngo/CNET

Cuarto paso: Desactiva la función DHCP server del Router B.

Inicia sesión nuevamente en la interfaz del Router B escribiendo la dirección IP que fijaste manualmente en el tercer paso (en nuestro caso, fue 192.168.1.2) y entonces navega de nuevo a su sección de configuración de LAN o Red. Aquí debes desactivar la función DHCP server. Esta es una de las principales funciones de un router que arrienda direcciones IP, y por el momento no debes hacerlo, así que asegúrate que está desactivada. Guarda los cambios y listo.

(En dependencia de la interfaz, algunos routers te permiten realizar los pasos 3 y 4 sin reiniciar el dispositivo).

Ahora el Router B, cuando está conectado al Router A mediante un cable de red, funciona a la vez como distribuidor (permitiéndote usar su puerto LAN para agregar dispositivos conectados por cable a la red) y como punto de acceso. Siempre puedes iniciar sesión en la interfaz de cualquiera de los dos routers usando su dirección IP --192.168.1.1 (Router A) o 192.168.1.2 (Router B) en el caso de esta guía-- para cambiar la configuración o ajustar sus redes Wi-Fi.

Si no cambias nada, el Router B (que ahora funciona como un punto de acceso) tendrá el mismo nombre que le diste cuando lo usabas como router. Puedes cambiar su nombre al mismo del Router A si quieres que tus dispositivos se conecten a cualquiera de los dos automáticamente, o darles nombres separados si quieres asegurarte de que estás conectado al Router A o B. De cualquier manera, todos los dispositivos conectados a cualquiera de los dos routers serán parte de la misma red.

Como dije antes, esta es una buena forma de aprovechar un router viejo y dar cobertura Wi-Fi total a tu casa. ¡Buena suerte y que te diviertas!

Close
Drag