Cómo comprarle una nueva computadora a tus papás

Los usuarios de computadoras más mayores tienen necesidades distintas. La gran pregunta es: ¿en realidad es una PC lo que necesitan?

Si tienes la suerte de tener unos papás que anden en los 60, 70, 80 años o más, probablemente hayas encontrado, digamos, ciertos retos en relación con sus habilidades computacionales.

Dime si algo de esto te suena familiar:

"La computadora tarda 10 minutos en encender".

"La impresora no imprime".

"Creo que tengo un virus".

"¿Cómo puedo ver las fotos que me mandaste?"

"No puedo encontrar el documento que descargué".

Hablando por experiencia propia, preguntas y problemas como estos pueden ser difíciles de resolver, especialmente si tus padres viven lejos. Y cuando tú estás a cargo del soporte técnico, tal vez pudieras pensar que la respuesta más sencilla es una PC nueva. Después de todo, eso al menos resolverá los problemas de desempeño y las infecciones de virus, ¿cierto?

Al mismo tiempo, ciertos padres testarudos pudieran estar aferrándose a una pieza de hardware problemáticamente vieja y anticuada que simple y sencillamente necesita ser reemplazada. Sea cual sea la situación, tal vez te descubras preguntándote cuál es la mejor PC que pudieras comprar a tus padres mayores, o que pudieras recomendarles para que ellos mismos la compren. Tengo una sugerencia, y requiere de un poco de explicación.

La mejor PC para unos padres mayores: ¿algo que no sea una PC?

Este es mi consejo: olvídate de la tradicional computadora de escritorio o portátil potenciada por Windows. Es demasiado, especialmente considerando las necesidades relativamente modestas de los usuarios más mayores, además de que las PCs modernas siguen siendo presa del tipo de problemas que identificamos al principio.

Ten en cuenta lo que necesita o quiere obtener la mayoría de gente retirada de una computadora. Correo electrónico. Acceso a la red. Facebook y YouTube. Tal vez un procesador de palabras sencillo.

¿Sabes lo que no necesitan? Discos. Malware y virus. Azules pantallas decretando la muerte del sistema operativo. Además del resto de pequeñas peculiaridades que afligen a los usuarios de Windows, lo mismo expertos que novatos. (¿Ejemplos? La pantalla de ingreso al sistema. Asociaciones de archivos. Actualizaciones de Windows. Y no me hagas hablar de la batalla entre Configuración vs. Panel de Control).

De acuerdo, los tiempos de encendido tienden a ser más cortos, especialmente si el sistema tiene un disco de estado sólido en lugar de un disco duro, pero Windows siempre se va volviendo más lento con el tiempo. Siempre.

Todo eso refuerza mi recomendación: en lugar de interesar a tus padres en una nueva PC, haz que se interesen por una Chromebook o una tableta con teclado.

La opción de una Chromebook

Así como las Chromebooks son una gran opción de PC para los estudiantes, también funcionan bien con las personas mayores. Estas son sus ventajas:

  • Encienden rápidamente.
  • Son en esencia inmunes a los virus (aunque no a los engaños online conocidos como phishing, así que asegúrate de que mamá y papá sepan estar alertas al respecto).
  • Hablando en general son bastante asequibles; usualmente cuestan entre US$200 y US$400 dependiendo del tamaño y las características.
  • Comandos de voz: Puedes decir, "OK, Google" desde el panel de lanzamiento para activar el asistente de voz de Google.
  • Integración cercana con todos los productos Google: Gmail, Drive, Calendar y más. Eso significa que cualquier documento creado en, digamos, Google Docs queda archivado automáticamente en Drive. Es como tener un respaldo automático de tiempo completo de casi cualquier cosa que haga el usuario.

Ahora, en cuanto a inconvenientes:

  • Toma un poco de tiempo aprender a usar el sistema, especialmente si mamá y papá ya están acostumbrados a Windows.
  • Imprimir puede ser un reto. Chrome OS no permite establecer conexiones vía USB, pero sí permite imprimir por vía inalámbrica, siempre y cuando tu impresora esté diseñada para trabajar con Google Cloud Print. E incluso si lo está, la configuración no siempre es sencilla. Aquí te decimos cómo imprimir desde una Chromebook.
  • Gmail es un cliente de correo electrónico realmente malo, al menos cuando se accede a él vía Web (que es como se accede a él en una Chromebook). Es feo y nada intuitivo, y es probable que cause confusión. Pero si tus papás ya usan, digamos, Outlook o Yahoo, simplemente es cosa de conectarlos a dichos servicios.

La opción de una tableta

Esta es mi elección favorita para padres: un iPad y un teclado. Podría tratarse de una funda con teclado, o incluso algo mejor, un teclado de tamaño completo con Bluetooth que simplemente viva en el escritorio. Esto es lo que me encanta de esta solución:

  • No tarda nada en encender. Presionas un botón y listo; ya está encendida.
  • De igual manera, los apps tardan casi nada en cargar. Las tabletas modernas son extremadamente veloces.
  • Prácticamente son inmunes a virus (pero la advertencia sobre el phishing es pertinente también en este caso).
  • iOS es muy, muy fácil de aprender a utilizar y usar. Oprimes en Mail, y ya estás en el correo electrónico. Oprimes en Facebook, y ya estás en Facebook.
  • Hablando de correo electrónico, argumentaría que el app Mail de Apple en un iPad es casi sin lugar a dudas el mejor cliente de email que existe, punto. Es pulcro, superfácil de navegar y formatea las fotos que se adjuntan a los mensajes de manera muy atractiva.
  • La opción de procesador de palabras está disponible de manera gratuita a través de los apps Pages de Apple o incluso Word para iPad.

En cuanto a inconvenientes:

  • Los iPads son costosos, especialmente si optas por un iPad Pro de 12.9 pulgadas. (Argumentaría que el modelo de 9.7 pulgadas es más que suficiente para todas las tareas, con excepción de un procesador de palabras extensivo).
  • El teclado no viene incluido.
  • Ocurre lo mencionado anteriormente en cuanto a la impresión: básicamente necesitas una impresora compatible con AirPrint. Pero asumiendo que tanto el iPad como la impresora están en la misma red de Wi-Fi, no se requiere ningún tipo de configuración; simplemente oprimes en Print (imprimir) y estás listo.

¿Por qué no una tableta Android con teclado? Por supuesto, ésa también es una opción. Puedes conseguir algo como la Samsung Galaxy Tab S2 por alrededor de US$300, o una Lenovo Tab 2 A10 por sólo US$150. Sí creo que aprender a utilizar Android toma más tiempo, que el sistema operativo es un poco menos elegante, y que sigue existiendo el riesgo de virus, aunque sea mucho menor que en Windows. Además, imprimir puede seguir suponiendo un reto.

¿Por qué no una tableta Windows como la Surface? Porque esa es en esencia una laptop Windows, con lo que tendrías que lidiar con los mismos problemas de Windows. No estoy diciendo que sea un mal producto, simplemente que las ventajas que hacen a una tableta más fácil de usar por parte de personas mayores residen en los modelos Android o en el iPad.

Esas son todas mis sugerencias. Si tienes una opción mejor para resolver el problema de cómo dotar de PC a tus padres, ¡compártela en la sección de comentarios!

Close
Drag