CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Electrodomésticos

Cómo cargar el lavaplatos correctamente

No tires todo en el lavaplatos esperando que se lave. Estas recomendaciones dejarán tus platos limpios cada vez que uses el lavaplatos.

loading-a-dishwasher.jpg

Insertar un diente del estante a través de una espátula o utensilio puede mantenerlo en su lugar durante el lavado.

Alina Bradford/CNET

¿Odias tu lavaplatos? El problema podrías ser tú.

La forma en la que acomodas los platos afecta qué tan bien se lavan tus platos, cucharas y tenedores después de esa lasaña del viernes por la noche.

Sí... colocar los platos en el lavaplatos no es complicado, pero la próxima vez que lo hagas prueba estas recomendaciones.

Deja que el lavaplatos haga su trabajo

Deja que la máquina lave los platos. Solo limpia los residuos más grandes que estén en los platos y acomódalos en el lavaplatos. No te preocupes por enjuagarlos pues esto podría confundir a los sensores de la máquina.

Los platos van en la parte de abajo

Pon los platos en el estante de abajo, pero asegúrate de que haya un poco de espacio entre cada plato. El contacto puede bloquear los chorros del agua y puede causar daños al acabado de la vajilla.

Los tazones van arriba

Pon los tazones en el estante de arriba. Asegúrate de que estén inclinados hacia abajo para que el agua no se acumule.

Mantén las tazas boca abajo

Igual para las tazas. Colócalas en el estante de arriba entre las puntas del estante si es posible. Deben estar boca abajo para que no se llenen de agua, pero inclínalas un poco para que el agua no se acumule en las abolladuras de la parte inferior.

Pon las cucharas y tenedores en el lugar designado

Es una locura, lo sé, pero algunas personas ignoran el hecho de que hay un lugar especial para los utensilios. Si eres una de esas personas, deja de hacer esto. El poner los utensilios en el estante de arriba no va a limpiarlos como cuando están en el recipiente designado. Además, el ponerlos en el vaso evita que se caigan y bloqueen el rociador.

Mantén la cubertería alejada de los utensilios de acero inoxidable

Siempre coloca los cubiertos con los mangos hacia abajo y en el espacio designado. No dejes que los cubiertos y los utensilios de acero inoxidable hagan contacto, ya que durante el lavado ocurre una reacción química que puede causar hoyos en el metal.

Las puntas de los cuchillos hacia abajo, el mango hacia arriba

Coloca los cuchillos con las puntas adentro del recipiente de los utensilios y los mangos hacia arriba.

Evita que las cucharas y espátulas se caigan

Es mejor que coloques las cucharas y espátulas en la parte de arriba para que no se caigan y no bloqueen el rociador del lavaplatos. Un truco útil es que coloques una de las puntas del estante en el orificio ubicado en el mango de la cuchara para que se mantenga en su lugar durante el lavado.

Lava aparte las ollas grandes

Las ollas pequeñas se pueden poner en la parte de abajo, pero asegúrate de poner las ollas grandes en una carga aparte. Las ollas más grandes pueden bloquear los chorros de agua y esto podría dejar los platos de arriba sucios. También asegúrate de que todas las ollas estén inclinadas hacia abajo para aprovechar los chorros.

Mantén los recipientes plásticos alejados del calor

Pon los recipientes plásticos arriba para que no se deformen por el calor del lavaplatos.

No olvides revisar antes de lavar

Antes de que comiences a lavar, revisa la superficie que está abajo del rociador. Asegúrate de que no haya comida, cucharas o cualquier otro objeto que bloquee el filtro o el rociador. Los objetos extraños pueden arruinar la limpieza y pueden hacer que tu lavaplatos no funcione de manera correcta.

Ahora puedes empezar a organizar los platos de la forma correcta y obtener platos limpios siempre.