CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Cómo actualizar Windows 8.1 mes con mes

Microsoft lanza su actualización en el segundo martes de cada mes y muchas de ellas son vitales para tu sistema operativo. Te explicamos cómo no dejar pasar ninguna de ellas.

windows-8-1.png
Microsoft

El sistema operativo Windows 8.1 recibe actualizaciones con periodicidad y unas son más importantes que otras. De cualquier forma, es importante configurar tu sistema para asegurarte de que está recibiendo las actualizaciones más indispensables.

Microsoft suele lanzar estas actualizaciones para su sistema operativo y otras aplicaciones el segundo martes de cada mes, algo que se conoce como Patch Tuesday. La mayoría de dichas actualizaciones están diseñadas para resolver problemas, reforzar la seguridad y refinar algunas de las funciones. El proceso de actualización en Windows 8 y 8.1 es un poco distinto que en versiones anteriores. En este artículo te explico los pasos que debes seguir para asegurarte de que todo esté configurado correctamente.

En versiones pasadas tenías que acceder a las actualizaciones por medio del "Control Panel" y hacer clic en "Windows Update" para posteriormente configurar o acceder a distintas opciones. Sin embargo, en Windows 8.1 no solamente puedes tener acceso a las actualizaciones por medio del Control Panel, sino que también encontrarás las opciones disponibles por medio de PC Settings.

En Windows 8.1 tienes que ir a la barra de charms y hacer clic en el charm de Settings. Una vez te encuentres dentro del panel de Settings haz clic en el link que dice Chance PC Setting para finalmente elegir Update and Recovery. Asegúrate de resaltar la parte que dice Windows Update.

Primero vayamos al ajuste que dice algo similar a "Elige cómo instalar tus actualizaciones". Después verás cuatro opciones dentro de un menú que se despliega hacia abajo que indica algo parecido a: Instalar actualizaciones automáticamente (recomendado); Descargar las actualizaciones dejándome elegir cuáles instalar; Revisar si hay actualizaciones disponibles dejándome elegir cuáles descargar y cuáles instalar; Nunca revisar si hay actualizaciones (no se recomienda).

¿Cuál debes elegir? Microsoft quiere que escojas la primera opción y, generalmente es la opción que hace que todo el proceso sea más sencillo. Por otra parte, en ocasiones nos hemos topado con actualizaciones problemáticas que provocan que Microsoft tenga que lanzar una nueva versión para corregir el problema. Es por esto que hay personas que optan por evitar las actualizaciones automáticas y prefieren elegirlas de manera manual. Yo elegí la primera opción porque de cualquier forma siento que es lo más sencillo.

Antes de irnos al siguiente paso, vamos a conocer los distintos tipos de actualizaciones. Microsoft las divide en tres categorías: Importantes, Recomendadas y Opcionales. Las primeras dos son actualizaciones que no debes dejar pasar mientras que la última opción te ofrece actualizaciones que no son absolutamente necesarias. Por ejemplo, una actualización importante sería alguna que resuelva un problema de seguridad o un fallo en el sistema.

Si eliges la opción de las actualizaciones automáticas, las que se instalarán por default son las actualizaciones importantes y las recomendadas. Pero si quieres hacer modificaciones puedes ir a la pantalla en donde se encuentra la opción de Elige cómo instalar tus actualizaciones para que puedas seleccionar las que prefieras, es decir, puedes no elegir las actualizaciones recomendadas para que sólo se instalen las importantes de manera automática. Sin embargo, te recomiendo que optes por instalar ambas automáticamente.

Las actualizaciones opcionales deben instalarse manualmente. Por ejemplo, la actualización de Windows 8.1 de agosto que salió el martes debería de ser instalada manualmente así lo decidiste. Dicha actualización aparece en la lista de opciones disponibles para Windows 8.1 (KB297519).

En la pantalla de Elige cómo instalar tus actualizaciones también encontrarás la opción Microsoft Update. Si tienes algún otro software de Microsoft como Office, asegúrate de que esa opción esté seleccionada para que puedas también recibir las actualizaciones de esos productos de manera automática.

Cuando termines de configurar cómo quieres que se instalen las actualizaciones simplemente haz clic en Guardar y selecciona la flecha que apunta a la izquierda para regresar a la pantalla anterior.

Para ver si hay alguna actualización disponible puedes hacer clic en el botón que dice algo parecido a Revisar actualizaciones disponibles (Check now). Al hacerlo verás una lista de opciones que puedes instalar. No olvides ir hasta el final de la lista para encontrar las que son opcionales y si te gusta alguna solamente haz clic en la cajita que se encuentra al lado de la actualización que quieres instalar y regresar a la parte superior de la pantalla para hacer clic en el botón que dice Instalar ahora.

windows81-update.jpg
Cómo actualizar Windows 8.1 Captura de pantalla por Lance Whitney/CNET

Pero si estás en medio de terminar algún proyecto y no quieres que tu equipo comience a hacer actualizaciones, la mejor opción sigue siendo configurar para que tu sistema instale las actualizaciones de manera automática, ya que de este modo Windows rastreará las opciones disponibles y las instalará en algún punto del día.

Cuando llegue el momento de reiniciar o apagar tu sistema Windows lo más probable es que veas la opción de actualizarlo o cuando inicies nuevamente una sesión, el sistema te recordará que hay actualizaciones por instalar. El punto de todo el proceso es no interrumpir tu trabajo con dichas actualizaciones que pueden requerir cierto tiempo.

Además, si optas por las actualizaciones automáticas tampoco tendrás que preocuparte por revisar qué actualizaciones hay disponibles debido a que Windows lo hará por ti. En Windows 8 y 8.1 puedes reiniciar e instalar las actualizaciones automáticas o también posponerlo hasta por tres días.

Las actualizaciones en Windows siguen siendo algo tediosas, pero al menos en Windows 8 y 8.1 puedes controlar el proceso para que no sea tan evidente o que ocurra durante momentos en los que no intervenga con tu día a día.

Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO