CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Computadoras portátiles

Sí, puedes usar Windows en una Chromebook

¿No puedes vivir sin un programa Windows en particular? Te explicamos un truco para que lo puedas abrir en una Chromebook.

Para muchos usuarios, las Chromebooks basados en la nube ofrecen una gran combinación de simplicidad y asequibilidad, libres de algunas de las molestias asociadas con las computadoras personales Windows. Pero por supuesto hay un inconveniente: Windows no se puede abrir en el sistema operativo de Google.

Si de vez en cuando encuentras que esto es un problema, especialmente cuando estás fuera de casa, hay una solución. Las Chromebooks pueden tener acceso a las aplicaciones de Windows y, de hecho, pueden abrir Windows correctamente, de cierta manera. (Sugerencia: esto también funciona con los sistemas Mac y Linux, pero para los propósitos de este tutorial, el enfoque será en Windows).

Pásame el control remoto

No, no necesitas algún tipo de emulador especial. En lugar de eso, la clave de esta operación es el acceso remoto: puede usar tu Chromebook para conectarte a una PC Windows, por ejemplo, la computadora de tu casa o el portátil que dejaste en la oficina.

¿Necesitas abrir un programa de edición de video como Cyberlink PowerDirector 14 en una Chromebook? Se puede hacer, siempre y cuando tengas una PC Windows al otro lado.

Rick Broida/CNET

Si nunca has probado esto, puede sonar extraño, pero funciona bastante bien. La PC Windows ejecuta una aplicación de conectividad remota que permanece activa. La Chromebook se conecta a esa aplicación y accede al escritorio remoto de Windows dentro de su navegador, donde puede ejecutar programas, actualizar la configuración o hacer cualquier otro tipo de operación. Para todos los efectos, es como si estuvieras sentado frente a tu máquina Windows, aunque estás frente a tu Chromebook.

Cómo empezar

Hay muchas herramientas de acceso remoto que hacen posible esto, pero el mejor lugar para empezar es con el propio Chrome Remote Desktop de Google. Es gratis, fácil de configurar y eficaz.

chrome-remote-desktop-setup-1.jpg
Captura de pantalla por Rick Broida/CNET

Para empezar, enciende tu PC Windows e instala Chrome Remote Desktop (en adelante "CRD"). Cuando llegues a la pantalla de configuración principal, verás dos opciones: Remote Assistance (Asistencia remota) y My Computers (Mis equipos). Haz clic en el botón de inicio de la segunda opción y, a continuación, habilita las conexiones remotas (Enable Remote Connections). Acepta instalar CRD Host Installer. (Una vez descargado, necesitarás iniciar manualmente el instalador).

chrome-remote-desktop-setup-2-choose-pin.jpg
Captura de pantalla por Rick Broida/CNET

A continuación, tendrás que elegir un PIN de seguridad para ese PC anfitrión. Debe ser numérico y tener al menos seis dígitos. Una vez hecho esto, asegúrate de dejar tu computadora Windows funcionando y de ajustar la configuración para que no entre en modo de hibernación después de un período de inactividad. Aunque algunas herramientas de acceso remoto pueden "despertar" a distancia una PC, CRD no es una de ellas.

Conectando los puntos

Para que esto funcione, tu Chromebook debe estar registrada a la misma cuenta de Google que tu computadora de escritorio. Una vez más, ve a la Chrome Web Store para acceder a CRD, aunque ya debería estar instalada como parte de la sincronización de tus cuentas de Google. Sólo tienes que hacer clic en Launch app (Iniciar aplicación).

chrome-remote-desktop-sign-in.jpg
Captura de pantalla por Rick Broida/CNET

Una vez más, haz clic en Get started (Inicio) en la sección My Computers (Mis equipos). Ya debe aparecer tu computadora Windows en la lista, haz clic en ella y, a continuación, introduce tu PIN. Para ahorrar tiempo en el futuro, puedes hacer clic en la casilla de verificación que te ahorra ingresar el PIN cada vez que abres el acceso. A continuación, haz clic en Connect.

¡Y eso es todo! Ahora debes ver el escritorio de Windows en tu navegador. El ratón y el teclado funcionarán como siempre dentro de los límites de la ventana de Chrome.

Lo que pasa una vez que te conectas

Hay algunas cosas que debes saber sobre conexiones remotas:

  • Para obtener mejores resultados, amplía el navegador a pantalla completa. Si necesitas volver a Chrome, pasa el ratón sobre la pequeña barra gris en la esquina superior derecha y minimiza la ventana o salte del modo de pantalla completa.
  • La velocidad de tus conexiones a Internet, tanto de la Chromebook como de la computadora Windows, determinará la fluidez con la que se comporte el escritorio remoto. Una conexión lenta resultará en actualizaciones de pantalla lenta.
  • Hablando de velocidad, esta podría no ser la mejor opción para cosas como streaming de vídeo o juegos, aunque estas tareas son posibles si las conexiones son buenas. Ten en cuenta, sin embargo, que cualquier cosa que implique audio (como escuchar una lista de reproducción de iTunes) se oirá no sólo en la Chromebook, sino también en la computadora remota. Probablemente querrás silenciar los altavoces de la computadora Windows antes de salir.
  • Debido a las diferencias en la resolución de pantalla, lo que ves en tu Chromebook puede parecer un poco granulado. Si deseas una imagen más clara, haz clic en la barra de menús mencionada, elije Options y, a continuación, desactiva Shrink to fit (Reducir tamaño de pantalla). Es probable que necesites desplazarte por el escritorio virtual, pero verás la resolución nativa mucho más nítida de tu Chromebook.
  • Si esperas una forma directa de transferir archivos, no hay una, pero puedes usar algo como Google Drive, de la misma forma que si no estuvieras conectado de forma remota. La sincronización en la nube es tu amiga.

Si has encontrado otra solución de acceso remoto de Chromebook a Windows que te guste, compártela en los comentarios.