Nueve trucos de viajes que te encantaría haber sabido toda la vida

¿Estás ya de viaje o planeando tu próxima expedición? Estos consejos te ayudarán a ahorrar tiempo y dinero y, a no perder la cabeza.

Pixabay

Viajar puede ser complicado. ¿Pagaste demasiado por ese vuelo? ¿Olvidaste empacar algo de suma importancia? ¿Qué pasa si tu vuelo se retrasa o cancela?

Como siempre, saber es poder. Mientras más planees, investigues y te prepares, mejor te irá en tu viaje. Con eso en mente, he reunido estos nueve truquillos para hacer que tu viaje sea más rápido, sencillo y, ojalá, barato. Sigue leyendo, ¡y bon voyage!

1. Usa los sistemas de puntos a tu favor

¿Crees que no te puedes permitir ese viaje a Europa? Piénsalo de nuevo: si estás dispuesto a combinar varios programas de recompensas, puedes reducir una buena parte del costo... o incluso viajar sin pagar nada.

Comienza por visitar The Points Guy, un sitio Web dedicado a ayudar a los viajeros a recolectar esas valiosas recompensas. En particular, consulta la guía del principiante, la cual te enseña cómo desarrollar una "estrategia de puntos" para aerolíneas, hoteles y tarjetas de crédito.

De igual forma, échale un ojo a Rewardstock, un nuevo servicio que también busca ayudarte a viajar sin gastar mucho o nada sacando el máximo provecho a los programas de recompensas. Luego de configurar un plan de viaje (con fechas y destino), el servicio básicamente establece lo que necesitas hacer -- y cuánto tiempo te tomará -- para ganar los puntos que necesitarás. No hay cargo por usar Rewardstock.

2. Síguele el rastro a esas tarifas aéreas

hopper-app-las-vegas.jpg

El app Hopper te puede alertar de cambios en boletos de avión y te avisa cuándo es el mejor momento para comprar.

Rick Broida/CNET

Las tarifas aéreas suben y bajan como si estuvieran paseando en una montaña rusa. Es un verdadero reto saber cuándo comprar, porque un vuelo que hoy cuesta US$450 mañana podría costar US$325. O lo mismo, US$600.

Asumiendo que estás planeando un viaje que harás dentro de varios meses, comienza monitorizando esas tarifas aéreas desde ahora. Usa un servicio como Google Flights, Hopper, Kayak y/o Skyscanner para consultar los precios actuales y establecer alertas que te notificarán cuando los precios bajen.

Esta historia es real: hace poco configuré tanto Google Flights como Hopper para vigilar boletos de avión a Francia. Una mañana, Hopper me avisó de una oferta increíble, pero Google Flights no. De hecho, éste último ni siquiera mostraba esas mismas tarifas. Moraleja: no te fíes solamente de una herramienta para vigilar las tarifas. Utiliza varias.

3. Obtén reembolsos de tarifas aéreas

Como dije, los boletos de avión fluctúan de maneras absurdas. Pero si la línea aérea baja su precio luego de que hayas comprado tus boletos, ni modo, ¿verdad? De hecho, eso depende de la línea aérea y del tamaño de la caída.

Yapta es un gran recurso en estos casos: te muestra exactamente qué líneas aéreas ofrecen reembolsos y por qué cantidad tiene que ser el cambio de precio. (Para no hacerte el cuento largo: solamente Alaska Airlines es chévere, ya que te ofrece un reembolso por cualquier caída de precio. La mayoría de las aerolíneas principales no te reembolsarán nada a menos que el cambio haya sido de al menos US$200).

Si te das de alta en Yapta e introduces los datos de tu vuelo, el servicio te notificará de cualquier reembolso que llegue a estar disponible. Pero dependerá de ti llamar a la aerolínea y solicitarlo.

4. Elige el mejor asiento

¿Estás buscando el sitio perfecto en un Boeing 737? O solamente te quieres asegurar de que tu asiento en ventana de hecho tenga una ventana y no esté entre dos ventanas? Antes de elegir tu asiento, dirígete a Seatguru.com y consulta el mapa de asientos en tu vuelo. El sitio también te puede ayudar a identificar qué servicios estarán disponibles en tu vuelo, como corriente eléctrica o pantallas de video.

5. Compra Wi-Fi a bordo por adelantado

Tener Wi-Fi a bordo es el invento del siglo, ¿verdad? Totalmente, pero puede costarte un ojo de la cara. Los precios varían de una aerolínea a otra y de una ruta a otra, pero he aprendido que este servicio casi siempre sale más barato si lo compras por adelantado.

Por ejemplo, en este momento Delta vende un pase de Wi-Fi de 24 horas por US$16. He visto ese mismo pase por el doble de precio cuando se compra ya a bordo. (Algunas líneas te cobran incluso más).

De nuevo, dependiendo de la aerolínea, incluso tal vez pudieras conseguir una oferta comprando tu pase directamente en Gogo: un pase para todo el día ahora cuesta US$19 ahí (hasta hace poco costaba US$16; ni modo), y es válido en cualquier vuelo y aerolínea equipado con Gogo. Si vuelas mucho, el plan mensual de Gogo -- US$49.95 al mes para un dispositivo, o US$59.95 para dos -- se paga solo rápidamente.

En suma: cuando sea posible, compra el acceso a Wi-Fi por adelantado. Tienes muchas probabilidades de ahorrarte algunos morlacos.

6. Empaca como un rey

Mi esposa y yo nos hemos puesto de apodo el señor y la señora Pésimos Empacadores, porque siempre parece que planeamos nuestros viajes con las patas. O se nos olvida empacar artículos importantes o no traemos suficiente cantidad de algo.

¡Apps al rescate! Packing Pro (US$2.99), Packpoint Packing para Sheraton (gratis) y TripList (gratis) son algunas de las muchas aplicaciones que te pueden ayudar a organizarte incluso antes de que saques las maletas. Packing Pro y TripList se apoyan en categorías de manera que te asegures de recordar empacar toda la ropa, accesorios, artículos de limpieza y belleza necesarios, y demás. Packpoint (la versión Pro de la que actualmente Sheraton ofrece gratis) se puede conectar con apps como Evernote y TripIt; también consulta el clima de tu lugar de destino para que puedas empacar acorde con el mismo.

Mi consejo: prueba varios apps y ve cuál se ajusta mejor a tu estilo de organización. Y ya que estamos en el tema de cómo empacar, aquí te doy un tip para profesionales: siempre, siempre empaca un lector de libros electrónicos con un buen cargamento de títulos. Incluso si se muere tu teléfono, te quedas sin Internet y las tiendas del aeropuerto están cerradas, tendrás una amplia oferta de lectura a tu alcance.

7. Prepárate para los retrasos

Los Boy Scouts ciertamente no estaban pensando en un viaje en avión cuando aconsejaban "estar preparado", pero este lema definitivamente aplica a cualquier persona que vaya de camino a un aeropuerto. Los retrasos en vuelos son algo de todos los días, especialmente durante los meses de mal clima.

Para empezar, considera un poco de "seguro de viaje" en forma de Freebird, un servicio para reagendar vuelos que te ayuda en caso de que tu vuelo se cancele o retrase significativamente (más de cuatro horas).

Si el retraso se debe a que el avión en el que supone que debías viajar no ha llegado, utiliza un app como FlightTrack para saber exactamente dónde se encuentra. (La información que se comparte en la puerta de embarque, cuando la hay, rara vez es precisa). Eso te dará una mejor idea de cuán largo será el retraso, y de lo que tal vez quieras hacer al respecto.

¿Necesitas reagendar tu vuelo? Asumiendo que no te diste de alta en Freebird, llama a la aerolínea mientras haces fila en servicio al cliente; tendrás buenas probabilidades de que te ayuden mucho más rápidamente (y de que tal vez incluso no tengas que hacer fila). También puedes visitar el sitio en línea de la aerolínea y consultar información para reagendar tu vuelo.

¿Te enfrentas a un retraso significativo? Aquí viene nuestro siguiente consejo...

8. Visita el 'lounge' del aeropuerto

Si tu vuelo se ha retrasado por mucho tiempo o incluso se ha cancelado, y no tienes adónde ir, considera refugiarte en un lounge del aeropuerto. Espera, ¿esos sitios no son solamente para viajeros frecuentes o poseedores de tarjetas de crédito corporativas? No necesariamente: en algunos lounges simplemente puedes pagar por usarlos, lo que significa que cualquier persona dispuesta a comprar un pase diario puede aprovechar sus variadas comodidades. Estas suelen incluir sillas cómodas, Wi-Fi, comidas y bebidas, televisores, periódicos y revistas y algunas veces incluso duchas; son servicios que podrían terminar costándote más si los compraras en la terminal.

Puedes ver qué está disponible en donde estés o en el sitio al que te dirijas con el app Loungebuddy. No sólo te lo cuenta todo sobre los lounges que se encuentran en todo el mundo, sino que además te permite adquirir pases.

9. Envía postales

Sí, como lo leíste. Cualquier persona puede tomar un montón de fotos de viaje y subirlas a Instagram o Facebook. ¿Pero cuándo fue la última vez que enviaste una postal de verdad? Sí, esa sorprendente foto física que se manda en el correo postal y que dice: "Estoy pensando en ti. Eres importante para mí".

Por el otro lado, ¿realmente tienes tiempo de andar buscando postales, estampillas y un buzón? Es por eso que en parte me gusta Postagram, la cual convierte cualquier foto en tu teléfono en una postal que se entrega por correo postal, con todo y un mensaje personalizado. Cada una cuesta 99 centavos, con los sellos postales incluidos.

Close
Drag