CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

7 consejos para trasmitir 'podcasts' sin gastar mucho dinero

¿Estás listo para agregar tu voz al maravilloso mundo de los 'podcasts'? Puedes hacerlo con casi nada. Aquí te explicamos.

Aodio
Internet

De la misma manera que cualquiera con un teclado y una opinión puede lanzar un blog, cualquiera que tenga voz puede lanzar un podcast (trasmisión por multimedios). Lo ideal es que sea alguien con una voz agradable con algo original que decir, pero eso depende de ustedes.

Una de las mayores interrogantes que enfrentan los que quieren lanzar un podcast es cómo empezar, o más precisamente, cuánto cuesta empezar. Seguramente necesitas un buen micrófono, una mezcladora de audio, un estudio insonorizado y varios ingenieros de audio, ¿no?

De eso nada. Claro que necesitas un micrófono, pero más allá de eso pudieras sorprenderte con la poca cantidad de equipo, y gastos, que necesitas para arrancar.

Yo sé lo que digo: este año lancé dos podcasts. Battlestar Recaptica es un recuento por episodios de la criminalmente poco valorada serie de televisión Battlestar Galactica (la que se trasmitió entre 2005 y 2008); Challenge of the Week te propone metas pequeñas pero alcanzables para convertirte en una persona excelente.

El lanzamiento de los dos podcasts me costó menos de US$100, aunque pudiera haber sido nada. Echemos un vistazo a algunas herramientas baratas para podcasting, y si existen, sus alternativas gratis.

1. Micrófono

El Snowball Ice, un excelente micrófono de menos de US$50 para empezar.

Blue Microphones

Hay una cosa que se interpone entre tu boca y los escuchas, y eso es el micrófono. Por ello, debes conseguir el mejor micrófono que puedas.

Dicho eso, puedes capturar un sonido excelente con sólo un poco más que tu smartphone y los auriculares (es decir, los audífonos con el micrófono en línea que traen). Sólo asegúrate de no moverte mucho, para que no roce con la ropa mientras grabas.

O quizás tienes los auriculares de tu consola de video por ahí. Mi consejo: comienza con el micrófono que tengas a la mano, para ver si la calidad del audio satisface tus necesidades. Incluso si el micrófono es mediocre, puedes conseguir resultados decentes si grabas en un lugar silencioso (ver más abajo) y agregas algunos toques con la masterización al final (ver todavía más abajo).

No te recomiendo que uses el micrófono incorporado de tu computadora portátil, porque recoge mucho ruido ambiental. Lo mismo es cierto para el micrófono de tu teléfono, aunque por lo menos ese lo puedes colocar más cerca de la boca, para una grabación más fuerte y clara. Si te decides por la ruta del teléfono, al menos usa los auriculares ya mencionados o un micrófono de solapa barato con cable.

Si planeas sentarte a un escritorio o mesa, probablemente es mejor que inviertas en un micrófono de escritorio. Me gusta el Blue Microphones Snowball Ice, que cuesta entre US$40 y US$50. Se conecta a un puerto USB y viene con una base. Es un micrófono cardioide, lo que quiere decir que está diseñado para capturar el sonido directamente al frente (es decir, tu voz) y no los sonidos ambientales. ¿Planeas hacer muchas entrevistas en persona? Opta entonces por un micrófono que ofrezca varios patrones de audio, como bidireccional y omnidireccional. El Yeti, de Blue Microphone, está bien considerado y es popular; se vende en Internet entre US$90 y US$110.

2. Insonorización

Un buen micrófono no te servirá de mucho si no puedes encontrar un lugar sin ruido para grabar. De hecho, incluso la esquina más alejada de tu casa probablemente no sea inmune al ruido ambiental: el acondicionador de aire arranca, los perros del vecino ladran, los ruidos de los niños jugando en la habitación de al lado.

Un problema incluso mayor es el eco. Probé en cuatro habitaciones diferentes y el audio siempre sufría de eco, aunque fuera moderado. He escuchado que algunas personas graban dentro del clóset, donde la ropa que cuelga ofrece buena protección contra el ruido, pero es complicado tener acceso a Wi-Fi (o mejor aún, Ethernet) dentro de un clóset. (Además, también corres el riesgo de quedarte encerrado.

Esto fue lo que yo hice: en una esquina de mi sótano colgué cobertores en las tres paredes que me rodeaban, y entonces me coloqué de frente a esas paredes. El resultado fue una gran mejora en la calidad del sonido. Costo: US$0.

3. Llamadas y grabación de llamadas

Alexander Nikiforov

En un mundo ideal, tú y las personas que te acompañen en el podcast deben estar en la misma habitación alrededor del mismo micrófono. Pero no siempre se puede hacer así, por lo que necesitas una forma de conectarte remotamente con otras personas y grabarlas.

La conexión es fácil gracias a Skype. El software de Microsoft de voz sobre protocolo de Internet funciona con Windows, Mac, iOS y Android, y las llamadas entre usuarios de Skype (incluso a nivel mundial) son gratis. Solamente necesitas asegurarte de que tengas las conexión más rápida posible de Internet, de manera que si estás usando tu portátil, conéctala directamente al enrutador (con un cable Ethernet) en vez de depender de Wi-Fi. En mi experiencia, Skype a veces se escucha con poca claridad, incluso en las mejores circunstancias.

Para grabar las llamadas, te recomiendo el MP3 Skype Recorder. Es gratis para uso personal, o unos US$10 si tienes intenciones de profesionalizar tu podcast. El archivo de audio resultante se separa en dos canales, lo que facilita la edición.

4. Edición

Una vez que grabas el programa, necesitas editarlo. Y en materia de software gratis de edición, hay pocas opciones mejores que Audacity. Este editor de fuente abierta se ofrece para Windows, Mac y Linux, y maneja fácilmente las tareas básicas de edición. No es el programa más fácil de aprender, así que es posible que tengas que pasar un buen rato leyendo manuales y tutoriales de Audacity. Pero mi colega de podcasting lo ha estado usando para editar todos nuestros programas (e incluso agregar música al comienzo y el final de los segmentos), y los resultados han sido excelentes.

5. Masterización

AudioMaster para iOS promete dar a tu podcast todo el brillo que merece.

Una cosa es tener un archivo de audio MP3 o similar ya editado, y otra es tener un archivo que ha sido "masterizado", es decir, mejorado y listo para su distribución.

AudioMaster es un app iOS diseñado para "aumentar el volumen y la mezcla general de cualquier archivo de audio", y aunque está dirigido a los músicos, también tiene una configuración para podcast. Lo único que tienes que hacer es importar el archivo, dejar que la aplicación haga lo suyo y exportarlo y publicarlo.

AudioMaster te da una prueba gratis; pero puedes usarlo de manera ilimitada por solamente US$4.99. No he encontrado un app equivalente para Android, pero hay un servicio Web llamado Auphonic que realiza mejoras algorítmicas de audio (niveles, ruido y reducción de silbido, etc.). El programa realiza dos horas de postproducción gratis al mes; la suscripción cuesta US$11 mensuales e incluye un máximo de 100 horas.

6. Ilustraciones

Si eres lo suficientemente viejo como para recordar las cubiertas de los discos, me entenderás cuando te digo que tu podcast necesita una ilustración pequeña que aparece junto al podcast en iTunes y otras plataformas.

Si tienes inclinaciones artísticas, adelante, crea algo genial. De lo contrario, puedes usar cualquiera de varias herramientas gratis (Paint para Windows, Keynote para Mac, Pixlr en la Web) para crear tu carátula. No tiene que ser nada extraordinario, solamente agradable y que se pueda leer bien.

iTunes requiere una imagen de por lo menos 1,400 x 1,400 pixeles, pero asegúrate de que luzca bien en esa resolución (porque iTunes u otras plataformas de podcast despliegan ilustraciones mucho menores).

¿Quieres ejemplos de lo que funciona? Fíjate en lo que otros han creado en iTunes y otras plataformas.

7. Publicación

¿Estás listo para compartir tu podcast con el mundo? Necesitas un lugar que pueda alojar sus grabaciones e, idealmente, entregar RSS a las plataformas.

Archive.org aloja tus podcasts gratis.

No tienes que buscar más allá de Archive.org, que ya aloja millones de podcasts, y ofrece almacenamiento gratis y el ya mencionado RSS.

Mi colega de podcast y yo nos decidimos por Podbean, que cobra entre US$3 y US$9 al mes dependiendo del plan que escojas. Entre otras cosas, te da un sitio Web para tu podcast, un reproductor que puedes incorporar en otros sitios y estadísticas para que puedas ver cómo le va a tu programa.

Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO