5 maneras fáciles de arreglar cables dañados

Es un hecho, los cables se dañan, por lo general en el peor momento posible. Sin embargo, estos pasos fáciles pueden extender la vida de los cables que más usas.

how-to-fix-fraying-cables-2.jpg

Los cables se dañan con frecuencia, pero hay formas fáciles de alargarles la vida.

Taylor Martin/CNET

La mayoría de los cables se conectan y no se tocan, a veces durante años. Todos esos cables de alimentación eléctrica y HDMI que conectan tu sistema de entretenimiento rara vez se tocan. Para no hablar de los cables meticulosamente organizados detrás de tu escritorio.

Pero los cables que usamos a diario -- para la computadora y el cargador del teléfono -- están sometidos a un gran desgaste. Los doblamos, los halamos con fuerza del tomacorriente, y eso hace que lleguen a desgastarse.

Si uno de tus cables llega a este punto, puedes tomar medidas para controlar los daños con uno de estos métodos rápidos.

Cinta adhesiva

Una de las soluciones más económicas para reparar un cable desgastado es la cinta aislante que usan los electricistas. No se ve bien y no es el método más seguro, pero cuesta entre US$1 y US$5 por rollo.

how-to-fix-fraying-cables-3.jpg

La cinta adhesiva no se ve bien, pero por lo general es barata.

Taylor Martin/CNET

Cubrir el cable con todo cuidado para reforzarlo lleva su tiempo, pero la mejor forma de evitar más daños es cubrir las partes desgastadas con varias capas. Esto inmoviliza cualquier rotura de la cobertura exterior del cable y ayuda a prevenir más daños. Pero no esperes que dure para siempre.

Tubo termotráctil

Una solución a más largo plazo son los turbos termotráctiles adhesivos. Es más costoso y quizás no funcione si los dos extremos del cable, los conectores, son mucho más grandes que el diámetro del cable mismo.

Estos tubos vienen en diferentes tamaños y su precio oscila entre unos cuantos dólares hasta US$20 ó US$30 por un paquete de diferentes diámetros.

Cuando encuentres el tamaño que le va a tu cable desgastado, insertas el cable dañado adentro del tubo por uno de los extremos, colocas la parte termotráctil sobre la zona afectada y usas una secadora de cabello en modalidad de alta potencia para activarlo. El calor provoca que el tubo se reduzca y se adhiera el cable, lo que inmoviliza y refuerza la zona afectada.

Sugru

Es fabuloso por varias razones, sobre todo para reparar cables viejos y dañados. Es una sustancia similar a la plastilina, a la que puedes dar casi cualquier forma, y una vez que la dejas curar durante unas 24 horas, se convierte en un material fuerte de consistencia parecida a la goma.

how-to-fix-fraying-cables-1.jpg

Sugru puede ayudarte a dar más vida a tus cables.

Taylor Martin/CNET

Si moldeas Sugru sobre la parte rota del cable, ayuda a prevenir más daños. Sin embargo, Sugru no cuesta barato. Un paquete de tres unidades cuesta entre US$9 y US$12, pero es en extremo fiable.

Un resorte de bolígrafo

Una solución ingeniosa que puede funcionar durante un tiempo es quitarle el resorte a un bolígrafo de punta retráctil, estirarlo y envolver el cable dañado con él para reforzarlo.

El problema es que estos resortes, especialmente cuando se estiran, no son muy rígidos y no protegen mucho el cable de más daños. Una alternativa es instalar el resorte sobre la zona dañada del cable, seguido de un tubo termotráctil, combinación que ofrece una rigidez mayor sin que cueste mucho más.

'Cable savers'

how-to-fix-fraying-cables-4.jpg
Taylor Martin/CNET

Los cables viejos son un problema común, de manera que no sorprende que existan varios productos para ayudar a contrarrestar el desgaste diario. Tampoco sorprende que estos productos sean caros. Los TUDIA Klips cuestan unos US$7 el par, y es suficiente para proteger un solo cable Lightning. Eso es casi un tercio del precio de un cable Lightning genuino de Apple.

Técnicamente, están diseñados para ayudar a prevenir los daños, pero también funcionan si los extremos de tu cable, sin duda la parte más frágil, comienzan a romperse. Coloca uno de los Klips sobre el cable y deslízalo hasta el conector plástico, entonces deslizas el cabezal sobre el Klip para mantenerlo en su lugar.

Si buscas "protector de cables" en Amazon, encontrarás miles de resultados de productos similares.

Quizás es hora de un cable nuevo

Si el cargador de tu laptop comienza a dañarse, el costo de una de estas soluciones por lo general es sólo una fracción del precio de reemplazar el cargador, que con frecuencia cuesta más de $80. Si ese es el caso, probablemente es mejor explorar tus opciones antes de comprar un cargador nuevo.

Pero si se trata de cables microUSB, Lightning o USB-C dañados, la mejor opción es sencillamente comprar uno nuevo. Este tipo de cable por lo general se puede reemplazar con opciones de buena calidad por entre US$5 y US$10.

Close
Drag