4 formas de reiniciar a la fuerza un app en tu Mac

Escoge tu método favorito para erradicar aplicaciones que no responden.

Si te encuentras con un app que no quiere funcionar en tu Mac, tienes cuatro métodos para cerrarlo usando Force Quit.

Desde el Dock

En el caso de un app cuyo icono esté en el Dock, puedes hacer clic en él con el botón derecho y tocar la tecla de Opción. Con esa tecla oprimida, el menú de Quit (Cerrar) se convierte en Force Quit (Cierre forzado).

Menú de la manzana

Puedes acceder Force Quit desde el menú de la manzana. Haz clic en el icono de la manzana en el extremo superior izquierdo y toca Force Quit. Esto abre la ventana de las aplicaciones que puedes cerrar, que ofrece una lista conveniente de todas tus aplicaciones abiertas e identifica las que no están funcionando. Marca la que te está dando problemas y haz clic en el botón de Force Quit para cerrarla.

force-quit.jpg
Matt Elliott/CNET

Atajo de teclado

También puedes activar la ventana de Force Quit con un atajo de teclado, Command-Option-Escape.

Monitor de Actividad

Si usas el Monitor de Actividad para ver cuántos recursos consume una aplicación lenta o que no responde, puedes cerrarla desde ahí mismo. Para ello, destaca el app que quieres cerrar, haz clic en el botón X en la esquina superior izquierda de la ventana del Monitor de Actividad y entonces en el botón de Force Quit.

Termino con una advertencia: cuando cierras una aplicación normalmente, probablemente recibes una mensaje que te pide que confirmes tus intenciones. Con Force Quit no recibes tal advertencia y puedes perder cualquier cambio no guardado. Una vez más, si un app no responde, quizás no te quede más remedio que obligarlo a retirarse.

Close
Drag