CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Celulares

El Axon Pro desbloqueado de ZTE cuenta con sólidas especificaciones por US$450

El Axon Pro desbloqueado de 5.5 pulgadas está disponible directo al consumidor, equipado con especificaciones de alta gama y Android Lollipop.

ZTE finalmente ha presentado oficialmente el misterioso teléfono Axon Pro, que salió a relucir en Internet hace unas semanas con poco contexto y menos explicaciones.

Durante una reciente presentación a la prensa en Nueva York, el fabricante chino de teléfonos móviles anunció el lanzamiento del dispositivo en Estados Unidos como el primero de una próxima serie de aparatos de primera línea. En su calidad de cuarto fabricante de smartphones en el país, ZTE espera aumentar la presencia de la marca y llegar a los interesados con más prontitud al vender el Axon directamente a los consumidores. Se espera que el teléfono cueste US$499 desbloqueado; los pedidos anticipados en Internet comienzan de inmediato y está planeado que se comiencen a despachar el 27 de julio.

Diseño

El Axon viene en tres colores: azul, dorado y plateado, y el cuerpo del teléfono es de metal pulido. Un intrincado dibujo decora el aparato cerca del bisel superior e inferior y alrededor de las cámaras traseras. Aunque no parece tan delgado y atractivo como algunos teléfonos Nubia de alta gama (Nubia es una filial de la marca ZTE), el Axon es un dispositivo robusto. Me gustó especialmente cómo los acentos dorados contrastan en el de color azul, y el estilo general es superior a lo que hemos visto en teléfonos ZTE de gama media y superior.

En el borde izquierdo tiene un pequeño botón para controlar el volumen, mientras que el botón de encender y apagar está ubicado en la mitad del borde derecho. También tiene un botón de atajos debajo del botón de encendido que ofrece acceso rápido a la función de fotografía.

Con una pantalla de 5.5 pulgadas, el Axon es un teléfono grande. Con dimensiones de 6.06x2.9x0.37 pulgadas (154x75x9.3mm), no es fácil llevarlo en el bolsillo, y me costó trabajo maniobrarlo con una sola mano. Sin embargo, los que tengan las manos grandes probablemente no se quejen de las dimensiones, especialmente tomando en cuenta el tamaño de la pantalla.

La pantalla es de vidrio Corning Gorilla Glass 3 y tiene una resolución extraordinaria de 2,560x1,440 pixeles. Con 534 pixeles por pulgada, las fotos y videos se ven muy nítidas y el texto con gran definición. Durante el corto tiempo que lo tuve, noté que la pantalla es sensible y responde bien al tacto, y se puede ver bien desde varios ángulos.

Una mirada más cercana a los acentos decorativos del teléfono. Josh Miller/CNET

Hardware y componentes clave

El procesador principal del dispositivo es un Snapdragon 810 de ocho núcleos y 2GHz , además de la unidad de un GPU Adreno 450 como unidad de procesamiento gráfico. Es el mismo dúo que hemos visto en el HTC One M9 y el LG Flex 2 de alta gama. Aunque tendré más información a la mano sobre el Axon después que lo someta a pruebas para un análisis completo, noté que el teléfono funciona bien para las tareas diarias. El aparato tiene una batería no removible de 3,000mAh y se beneficia de la tecnología de carga Quick Charge 2.0 de Qualcomm.

La cámara frontal del aparato es de 8 megapixeles y graba video en formato 1,080p. En la parte trasera tiene una cámara de 13 megapixeles con un sensor Sony Exmor RS. Junto con modalidades manual, panorámica y para deportes, puede grabar en alta definición en formato 4K, en modalidad de lapso de tiempo y cámara lenta. Un segundo sensor Omni Vision de 2 megapixeles, ubicado encima de la cámara estándar, te permite ajusta la profundidad de campo de una foto después de accionar el obturador. Esta función no es nada nuevo y la hemos visto antes en teléfonos como el Samsung Galaxy S5 y el LG G Pro 2. Sin embargo, funciona bien para agregar un poco de drama a tus imágenes. En el Axon, esta herramienta trabaja con relativa rapidez y puedes ajustar también el nivel de nitidez.

Junto con una cámara de 2 megapixeles en la parte superior, el Axon permite a los usuarios tomar fotos y ajustar la profundidad de campo después. Josh Miller/CNET

Software y otras características

El teléfono corre el sistema operativo móvil Google Android 5.1.1 Lollipop. Algunas características interesantes del software son una modalidad que te permite ver las aplicaciones activas desde la pantalla bloqueada, y un podómetro llamado Argus que lleva la cuenta de tus pasos y las calorías quemadas. Rock My Run es otra aplicación de salud y ejercicios, que toca música con el mismo ritmo e intensidad de tus ejercicios.

Además de los dos chips Asahi de audio, el dispositivo cuenta con Dolby Audio, que mejora el audio y la calidad del sonido de música y otros medios. El Axon también tiene una salida de audio de alta fidelidad para los audífonos. Cuando lo probé brevemente con auriculares, el audio fue robusto y claro, pero sin una comparación es difícil discernir si la calidad del sonido es mejor que la de otros teléfonos de alta gama.

El dispositivo cuenta con 4GB de RAM y 32GB de memoria interna, sin la posibilidad de ampliarla. El teléfono usa tecnología GSM y funciona con tarjetas nano-SIM de AT&T y T-Mobile.

Las tres opciones de color disponibles en este teléfono. Josh Miller/CNET

Perspectiva

Según lo que he visto hasta ahora, el ZTE Axon es un teléfono poderoso y de alta calidad con una excelente pantalla, diseño atractivo y una versión reciente de Android. Con un precio de menos de US$500, tiene también un costo competitivo entre los dispositivos desbloqueados de alta gama, que pueden valer más de US$600. Además, al lanzar una plataforma de primera línea, ZTE espera mejorar su presencia a la vez que actualiza la serie Axon en el futuro.

Sin embargo, el teléfono tiene sus retos. Aunque la reputación de ZTE ha mejorado paulatinamente en Estados Unidos, la marca sigue siendo relativamente desconocida y el Axon necesitará de una fuerte campaña de publicidad para capturar la atención de los consumidores. Conseguir que las empresas telefónicas aprueben un dispositivo de un fabricante pequeño es complicado, y la venta directa al público es una forma más rápida y menos costosa de llegar a los clientes en potencia. Esta es una tendencia al alza, particularmente entre los fabricantes chinos de teléfonos, y algunos han conseguido buenos resultados, como la popularidad del OnePlus One. El Axon podría ser un paso en la dirección correcta, y mantener la lealtad a la marca ofreciendo apoyo al cliente y actualizaciones de software con regularidad.

Más Productos

Comparte tu opinión