CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Celulares

ZTE Axon mini: un Android con pantalla Force Touch y escaneo de iris

El celular ZTE Axon Mini tiene la misma tecnología de la pantalla del iPhone 6S, pero cuesta mucho menos; incluye seguridad por huella dactilar, voz y escaneo de iris.

El ZTE Axon Mini es el nombre teléfono de la empresa china que pretende retar al iPhone 6S al incorporar la tecnología de pantalla Force Touch que permite que existan esos tres niveles de interacción con las aplicaciones que te permitirán obtener atajos rápidos en todas ellas.

El nuevo dispositivo de ZTE tiene una pantalla de 5.2 pulgadas con una resolución de 1,920x1,080 pixeles en la cual encontraremos la tecnología que permite una interacción diferente con la pantalla. Al mismo tiempo este teléfono trae consigo cuatro formas de cuidar tus datos: seguridad con clave de tres dimensiones, captura de huella dactilar, lector de iris e incluso reconocimiento de voz.

Lanzado primero en China, pero disponible internacionalmente a través del sitio Aliexpress desde diciembre, la empresa ha garantizado su lanzamiento regional en Europa, en donde tendrá un precio de 389 euros. Con este movimiento, ZTE se adelantaría a la versión premium del Huawei Mate S, que incorpora una tecnología similar que en su presentación en septiembre durante la feria alemana IFA la compañía decidió llamar 3D Touch, pero que todavía no está disponible fuera de Asia.

El ZTE Axon Mini viene hecho de aluminio y titanio y pretende ser más resistente que el iPhone 6S.

César Salza/CNET

Diseño

Este celular de la empresa china además de incluir tecnología de punta también tiene diseño de punta. Si el iPhone 6S viene hecho de Aluminio 7000 -- material incorporado a bicicletas de competición y hasta autos de carrera -- el Axon Mini viene fabricado en una aleación de aluminio y titanio utilizada en los aviones Boeing 787 con lo que la empresa pretende garantizar mayor durabilidad y resistencia a caídas.

Este celular mide 143.5mm de altura, 70mm de ancho y 7.99mm de grosor, desde luego es más grande en todas sus proporciones que el iPhone 6S, pero también tiene una pantalla más grande. ZTE ha impreso este dispositivo de diseño; así, por ejemplo, en la parte frontal ha colocado altavoces en la parte superior e inferior pero los ha adornado con pequeños triángulos que lo hacen ver mucho más estilizado, aunque también dejan el equipo más a merced del polvo y cualquier accidente con agua.

En la parte trasera encontramos arriba y abajo una especie de semicuero a juego con el color del dispositivo, y de nuevo el patrón de triángulos miniatura para adornar el espacio entre la lente de la cámara y el flash. En CNET en español hemos hecho pruebas con el color Ion Gold, de momento el único disponible; la empresa no ha avanzado si habrá otros colores o diseños.

Pantalla

En cuanto a la pantalla de 5.2 pulgadas, encontramos que es Full HD con resolución de 1,920x1,080 pixeles y 423 pixeles por pulgada (ppp), lo que nos da un indicativo de la calidad del panel. Este dato es superior al del Huawei Mate S que tiene 405 ppp y que el del propio iPhone 6S, que tiene 326 ppp.

Su característica más importante es que es Force Touch, lo que permite identificar tres niveles de pulsación, que te dejan tener de las aplicaciones compatibles accesos directos externos. Así, cuando pulsas fuerte en un icono habilitado con esta función te dará algunas opciones. Por ejemplo si pulsas en la cámara fotográfica te preguntará si quieres tomar una selfie, capturar un video, una foto o hacer slow motion. Esta tecnología se puede aplicar también a algunos videojuegos y apps, aunque encontramos de momento pocas en la tienda de aplicaciones más allá de las instaladas en el dispositivo.

Esta tecnología Force Touch te permite otros atajos como presionar en la barra de estatus estés donde estés para volver a la pantalla principal, adelantar un video o pasar varias fotos de la galería dejando el dedo pulsado en la parte derecha de la pantalla e incluso tener una contraseña de tres dimensiones, que dependerá del tipo de toque que des a la pantalla al configurarla.

EL ZTE Axon Mini tiene pantalla Force Touch que permite hacer varios toques para activar diferentes opciones.

César Salza/CNET

Características

El ZTE Axon mini incluye un procesador Snapdragon 616 de ocho núcleos, 3GB de memoria RAM y 32 GB de almacenamiento interno, el cual puedes aumentar hasta 128GB mediante tarjetas microSD. En nuestras pruebas hemos notado que el dispositivo es rápido en videojuegos y otras actividades y no hemos notado que haya detenido sus actividades o que éstas se hayan puesto más lentas.

En cuanto a la batería es de 2,800 mAh, da un rendimiento para un día completo sin problemas, y si estamos en apuros siempre podremos activar en el Gestor de Energía acciones como el cierre de funciones que no se están utilizando o configurar una política de ahorro para cuando tengamos un porcentaje particular de energía.

Un detalle interesante de este teléfono es que incluye la posibilidad de utilizar dos líneas a través de dos tarjetas Nano SIM y que además ambas pueden tener habilitados los datos. De hecho a través de los ajustes puedes cambiar de forma sencilla entre una y otra.

Desde luego este teléfono es LTE, viene con Android 5.1 y de momento no hay ninguna actualización disponible. Un aspecto en el que este dispositivo se parece a otros es en el de la cámara. Tiene 13 megapixeles en la principal, 8 megapixeles en la frontal e incorpora en ambas filtros y posibilidades de edición. En la grabación de video observamos que también incluye la posibilidad de activar el efecto belleza, algo que hasta el momento incorporaban pocos equipos.

Seguridad

Si hablamos de la seguridad este podría ser uno de los puntos fuertes del ZTE Axon mini, debido a que incluye varios mecanismos. El primero de ellos es la contraseña que puede tener diferentes niveles de presión. Así, puedes marcar unos números con la pulsación sencilla y alguno de ellos con una pulsación más larga, así aunque alguien vea tu clave le será difícil atinarle.

Por otro lado tenemos la captura de huella dactilar en la parte trasera debajo de la cámara y a esto le siguen el escáner de iris y el desbloqueo por voz. En el caso particular de utilizar tus ojos como medio de seguridad, este celular únicamente permite activarlo para el acceso al espacio privado de Mi-Assistant, un app en la que puedes guardar contraseñas, teléfonos y fotos que no deseas que nadie vea.

Configurar el escaneo de iris inicialmente puede ser algo complicado, pero al final es fácil de utilizar y te reconoce rápidamente, incluso cuando hay poca luz.

La perspectiva

Este teléfono de ZTE puede ser un buen rival en la gama media. Aunque no compite directamente con el iPhone 6S o el Huawei Mate S porque tiene un procesador menos potente, es un dispositivo preparado para la guerra con buena cámara, opciones de seguridad y de almacenamiento que pueden resultarte interesantes.

dónde comprarlo

ZTE Axon Mini (Gold)

Visite el sitio del fabricante para obtener más información.

Más Productos

Comparte tu opinión