CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Autos

Concepto Volkswagen BUDD-e: una van eléctrica muy elegante

Esta furgoneta eléctrica de Volkswagen, la BUDD-e, es una van súperconectada que puede abrir la puerta de tu casa, responder a tus gestos y probablemente colarte un café.

Los que estaban esperando que la muy anticipada van conceptual eléctrica de Volkswagen se pareciera a la legendaria furgoneta con motor de combustión interna de la empresa, probablemente queden decepcionados. La BUDD-e tiene dos colores y su parte frontal se parece más a un Scion xB than que a una VW Kombi Tipo 2 de antaño.

Y eso pudiera ser algo positivo, porque ¿a quién le gustaría manchar sus recuerdos del adorado microbús de aquellos años con la tecnología más avanzada del planeta?

Volkswagen BUDD-e

Imagen de la van conceptual BUDD-e.

Volkswagen

Al igual que el vehículo conceptual Bulli anteriormente, la BUDD-e evoca algunas de las mismas proporciones de la Kombi, con su motor de enfriamiento por aire. Para ser una marca abrumada en estos momentos por demandas y el escándalo del trucaje de sus motores diésel, la nostalgia pudiera ser un factor importante para atraer clientes. Aunque las normas de las pruebas de seguridad han arruinado la nariz chata tradicional, tiene la tradicional distancia entre ejes y la poca carrocería que sobresale hacia adelante y atrás de los ejes, que muchos recuerdan de la Combi. El frente no es precisamente puntiagudo, sino más bien un reflejo del modelo original, aunque se proyecta hacia el futuro.

VW pronostica que para 2019 la batería podrá cargarse al 80 por ciento de su capacidad en 15 minutos. La batería de 101 kilovatios/hora de la BUDD-e le permiten recorrer unas impresionantes 373 millas (604 kilómetros) y alimentan los ejes trasero y delantero para alcanzar velocidades de hasta 93 millas por hora (150 kilómetros por hora).

Pudiera decirse que más importante que esa autonomía y desempeño son los cimientos de esa tecnología: una nueva arquitectura modular para vehículos eléctricos diseñada especialmente. La teoría es que la plataforma puede usarse para diferentes vehículos eléctricos, no muy diferente de la estrategia de VW para sus vehículos a gasolina y diesel.

Volkswagen BUDD-e

La van BUDD-e puede viajar 373 millas con una carga de la batería y alcanza una velocidad de 93 millas por hora.

Volkswagen

La BUDD-e usa control de gestos, voz y táctil para operar varios paneles de control grandes. En un desarrollo del sistema de control por gestos del vehículo conceptual Golf T Touch presentado en CES del año pasado, la BUDD-e puede reconocer movimientos sin una orden específica de activación. Por ejemplo, cierto gesto con la mano abre la puerta deslizante, un patada en el piso abre la puerta trasera.

Directamente frente al conductor hay tres paneles del Sistema Activo de Información, desde donde se controla la navegación, el estatus del vehículo y el sistema de entretenimiento e información. Los pasajeros pueden plenar la ruta en unidades separadas o controlar música, puntos de interés y funciones del hogar conectado.

Así es, la BUDD-e puede conectarte con tu casa o lugar de trabajo, lo que permite a los conductores controlar remotamente las luces y la temperatura del aire acondicionado. También puede mostrar imágenes de las cámaras en tu casa, e incluso te permite ver quién toca a tu puerta, y hasta dejarlos entrar.

Volkswagen ha llegado a imaginar un mundo en que la BUDD-e pueda pedir y recibir sus propias piezas de repuesto. Todavía no se sabe si se puede cambiar un neumático solita.

Volkswagen BUDD-e

La tecnología de la BUDD-e es accesible por medios táctiles, de voz y gestos.

Volkswagen

La BUDD-e tiene una característica que puede aumentar la seguridad al conducir. La van reemplaza los espejos retrovisores laterales con dos pantallas digitales alimentadas por cámaras externas. El panel del lado del conductor, de 7 pulgadas, y el del pasajero, de 5.9 pulgadas eliminan el punto muerto de los espejos convencionales y mejoran la aerodinámica. Esto no es una idea nueva porque los fabricantes de vehículos han estado jugando con ella desde los años 1980. Las leyes estadounidenses todavía obligan a tener espejos laterales, pero los fabricantes han cabildeado al Departamento de Transporte para enmendar estas leyes.

Así las cosas, si quieres un vehículo eléctrico con suficiente espacio para tus amigos y la capacidad de que abra la puerta de la casa, espíe a tus hijos, acepte paquetes (a lo mejor) y además te lleve a pasear, ahí está la BUDD-e de Volkswagen.

Sigan aquí toda la cobertura de CNET en Español durante la feria de electrónica CES 2016 desde Las Vegas.

dónde comprarlo

Volkswagen BUDD-e

Visite el sitio del fabricante para obtener más información.

Más Productos

Comparte tu opinión