CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

'The Legend of Zelda: Breath of the Wild': Una oda a los videojuegos

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15

Por lo regular, me toma más de 1,000 palabras reseñar un juego, pero en esta ocasión me gustaría hacerlo lo más breve posible, porque al buen entendedor pocas palabras, y porque el juego ya lleva un par de semanas en el mercado -- así que seguramente ya leíste impresiones en otro lado o ya lo estás jugando.

The Legend of Zelda: Breath of the Wild es la entrega más reciente de una de las sagas más mimadas por Nintendo (después de Mario, por supuesto) y de las más apreciadas en la industria de los videojuegos en general.

El título llega en un momento preciso: para impulsar las ventas de la Nintendo Switch. Pero también es importante resaltar que BOTW estuvo en en La Cocina de Nintendo por alrededor de cinco años -- madurando, mejorando, esperando el momento indicado.

Zelda: BOTW es, me atrevería a decir, el único juego que vale la pena para la Switch, al menos hasta ahora. La buena noticia es que para los dueños de una Wii U, BOTW tiene una versión para ellos.

Ya entrados en el juego, hay que decir algo desde un principio: todo lo que se ha leído en Internet, del hype, de lo épico que es el juego, de las calificaciones 9/10 o 10/10... todo, absolutamente todo, es real.

Desde el 3 de marzo que salió a la venta la Switch y BOTW he estado pegado a la consola el mayor tiempo posible jugando, explorando y deleitándome con lo que ha sido, posiblemente, el mejor juego en la industria.

Incluso diría que no he pasado el tiempo suficiente durante estas semanas con el juego. Si alguien sabe una forma de llevar la Switch a eventos sociales, salidas con amigos, y no parecer un idiota antisocial, que me lo diga. Es decir, estoy escribiendo este texto con ganas de dejarlo a la mitad y coger la Switch que tengo a un lado y seguir jugando.

nintendo-switch-consola-zelda-botw-analisis-espanol-review-4.jpg
Óscar Gutiérrez/CNET

The Legend of Zelda: Breath of the Wild se basa en el mismo mundo -- Hyrule -- de todas las entregas anteriores. La diferencia es que ahora estamos un siglo después de haber combatido -- y perdido -- la batalla con Ganon. BOTW está situado en una era tan "futurista", que Link, nuestro querido, amado y callado héroe, tiene una tableta que es la pieza clave para cumplir todas las misiones, principales o secundarias. Link despierta de un sueño profundo en el que lo pusieron a dormitar para recuperar sus fuerzas y, cuando llegara el momento adecuado, despertar para volver a atacar a su enemigo Ganon.

Link, explorando todo el mapa, tendrá que ir encontrando camino, mejorar su armadura, equipo de combate, descubrir pociones, domar a las bestias, encontrar sus antiguos artículos (como la espada y escudo) y prepararse para la misión final -- derrotar a Ganon y rescatar a la princesa Zelda.

Decisivo para el futuro de la Switch

BOTW es un juego de mundo abierto (o sandbox), así que te esperan horas de suspenso, batallas, pensamiento y análisis, caminar, galopar y suspenderte por los aires del inmenso mapa que a veces parece no tener fin. Es importante mencionar que BOTW es el primer juego de la saga de Zelda que es de mundo abierto, y Nintendo lo ha hecho muy bien.

Los últimos meses han estado plagados de juegos extraordinarios que me hacen amar (más) a los videojuegos -- Horizon Zero Dawn y The Last Guardian son sólo dos ejemplos. Pero creo que BOTW se lleva las palmas porque se trata de un juego que es decisivo para el futuro de la Switch y que pone la primera piedra para el prometedor porvenir de la consola.

Asimismo, BOTW me parece más relevante porque es un título hecho para jugarse -- y disfrutarse -- en modo móvil. Conectar la Switch a su dock, y usar el mando regular no es algo que haya disfrutado tanto como jugar desde la consola portátil.

nintendo-switch-consola-zelda-botw-analisis-espanol-review-13.jpg
Óscar Gutiérrez/CNET

Lo más sobresaliente de BOTW es que es un juego tan completo y a la vez tan bien hecho y pensado para movilidad que se puede disfrutar en la consola en configuración portátil, y ni siquiera pienso en usar la Switch en modo consola conectada a la televisión.

BOTW es un juego que no se debe jugar a prisa; debes disfrutar -- y completar -- todas las misiones, buscar regalos regados por el reino e intentar dominar cada esquina de Hyrule.

Zelda está hecho con la herencia de la saga en sus decenas de años de existencia. Pero de alguna forma, las entregas anteriores (que han sido excelentes como la joya que es The Ocarina of Time) han sido mejoradas con creces en The Breath of the Wild. No es por menospreciar a las versiones anteriores, pero en esta ocasión Nintendo se ha superado.

BOTW ha recibido críticas por su resolución y son críticas que se entienden. Estamos ante una industria que vive de resoluciones gráficas altísimas, procesadores multinúcleos y gráficos que se asemejen a la realidad. Estamos, también, en una posición para exigir a Nintendo que adopte las mismas especificaciones que sus rivales, pues es lo que la gran mayoría de juegos necesitan para ejecutarse.

Pero, muy a favor de Nintendo, el juego no necesita 4K para ser galardonado, o tampoco necesita correr en una consola con monstruosas especificaciones. De hecho, BOTW tiene gráficos con un brillo y con un acabado difuminado que parece llevarse a cabo en un sueño. Es claro que los gráficos no son los mejores, pero lo que ofrece es suficiente para no afectar las sesiones de juego.

Conclusión

nintendo-switch-consola-zelda-botw-analisis-espanol-review-7.jpg
Óscar Gutiérrez/CNET

BOTW no es una razón para comprar la Nintendo Switch -- si tienes la Wii U, estás de suerte, porque hay una versión para esa consola. Sin embargo, sí es una buena excusa para pensar en comprarla.

The Legend of Zelda: Breath of the Wild es un juego que tiene de todo: historia, narrativa, el trasfondo de las anteriores entregas, los personajes, la acción, la calma, el encanto y la controversia por la nueva consola.

Tengo que admitir que aún no termino el juego como para concluir que es una obra maestra de la industria (como todo el mundo dice); pero si BOTW continúa como hasta ahora, la conclusión será esa. Y es que hasta el momento, el juego es un manjar que deseo nunca terminar, porque no sé qué haré cuando termine ese juego-ensueño y, a diferencia de Link en BOTW, hubiera querido nunca despertar.

Más Productos

Comenta: The Legend of Zelda: Breath of the Wild (Switch)

Para comentar tienes que estar registrado con tu cuenta de CNET
Publicar

dónde comprarlo Todos los precios

The Legend of Zelda: Breath of the Wild (Switch)

Número de parte: 59042
Precio más bajo: $56.99

especificaciones ver todas

  • Desarrollador Nintendo EPD
Productos recientes