CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Industria de la tecnología

Que la fuerza te acompañe: Llegó The Force Band y el nuevo BB-8 de Sphero

Necesitarás brazos fuertes y resistencia muscular para dar comandos físicos mediante un brazalete a un renovado BB-8. Estas son nuestras primeras impresiones de una telekinesis modo-Jedi.

El nuevo robot BB-8 de Sphero se puede activar con un control remoto en forma de brazalete, que responde a tus movimientos reales.

Los seguidores de la trilogía saben que el universo Star Wars no comienza ni termina con la película. Si eres fan de Arturito (R2-D2), la princesa Leia o BB-8, puedes disfrutarlos en parques de diversiones temáticos, figuritas, juegos de mesa, filmes de fanáticos, desfiles al aire libre, videojuegos y hasta en dulces. Y la empresa Sphero, una compañía de Colorado, Estados Unidos, se ha dedicado a fabricar tecnologías inteligentes como robots-juguete inspirados en Star Wars.

En una conversación con nuestra colega de CNET Tania González, Adam Wilson, co-fundador de Sphero, contó que, hace seis años, la empresa se viene planteando cómo cambiar el mundo de la robótica. "Nos dimos cuenta de que nuestros robots tenían que tener más personalidad y más emoción, para que las personas se puedan relacionar más".

En 2011, estrenó BB-8, un dispositivo que ejecuta comandos a distancia a través de una aplicación en tu celular. Este próximo 30 de septiembre, la empresa inaugura un nuevo BB-8, que esta vez obedece a un brazalete llamado The Force Band, que incita al robot a hacer una serie de movimientos con gestos de tus propios brazos.

bb-8-03.jpg

El tamaño del robot BB-8 es similar al de otros juguetes de Sphero, con una medida de aproximadamente 7.6 centímetros (3 pulgadas) de diámetro.

Josh Miller/CNET

Un nuevo (tierno) BB-8

El diseño del androide tiene la intención de ser más similar a la escena real de la película, en la que BB-8 aparece algo deteriorado por las batallas. A diferencia del robot que Sphero lanzó en 2015, que era más brillante y lucía más nuevo cuando lo sacábamos de la caja, el modelo de este año es opaco, y tiene marcas grisáceas de supuestos roces y golpes, que lo hacen parecer viejo aunque sea nuevo.

El mismo efecto de juguete usado da la plataforma donde lo cargamos: tiene rasguños y pintura salida a propósito, pero la verdad es que preferiría que se viera más nuevo, porque total se va a ir gastando con el correr real de los días.

El pequeño BB-8, que pesa sólo 200 gramos y mide apenas 11.4 cm de alto y 7.3 cm de ancho, tiene un diseño muy logrado: es muy parecido al de la película, y en su versión robot tiene una cabeza ovalada con antenas irregulares que lucen muy simpáticas. El rostro se pega al cuerpo redondo, pero varias veces mi BB-8 se me convirtió en el Jinete Sin Cabeza porque su cara se despegaba y terminaba rodando por el suelo.

Sin duda, pese al look desgastado, uno de los grandes logros de este juguete es la apariencia del robot (y sino miren a BB-8 aquí abajo espiando detrás de una esquina de una pared... el que no se enternece es de piedra). Los coleccionistas podrán querer tenerlo quieto en un estante para admirarlo, pero los que se arriesguen a hacerlo correr, anímense a lo que viene.

screen-shot-2016-09-02-at-2-18-21-pm.png

BB-8 observa atento desde detrás de una esquina.

Sphero

A rodar

Este juguete puede hacer maravillas, y las hace, además, con mucha rapidez. A diferencia de las versiones anteriores, que se comandaban a través de un app en un teléfono inteligente o una tableta, BB-8 de 2016 obedece órdenes que le damos a través de The Force Band, una tecnología de vestir con forma de brazalete que colocamos en nuestra muñeca.

La banda es muy grande: se ve gigante en mi antebrazo adulto. Se nota que es de juguete, con sus comandos de plástico y su sujetador de velcro. Por suerte, se ajusta muy fácil.

Cuando ambos dispositivos están cargados (lo hacemos mediante un puerto USB), lo primero que hay que hacer es conectarlos. Para hacer esto, nos aseguramos de que el brazalete esté colocado del modo apropiado (con la abertura de carga mirando hacia el lado de nuestro cuerpo) y presionamos el botón redondo para dar inicio a la sincronización. Nos hablará, no se asusten.

Esta primera acción relaciona la banda al androide, mediante unas luces azules que indican que ambos están vinculados. Pero cuidado, que moveremos los brazos sin querer y BB-8 se echará a rodar sin parar. Debo admitir que me costó dominarlo, y que en mis primeros intentos BB-8 me manejó a mi en vez de yo a él. Además, recordemos que es una bola, y que puede llegar a rodar mucho (y cuando digo mucho, me refiero a que en un momento hasta casi llego a perderlo de tan veloz que es).

Ahí aprendí que es necesario focalizar mis gestos, para que los sensores del dispositivo entiendan bien lo que se supone que quiero que el robot haga. No era cuestión de educar a BB-8 para que me siga sino, principalmente, de entrenarme a mí misma para hacer señales corporales que tengan más precisión y contundencia.

Al girar nuestra muñeca, le indicamos la dirección hacia dónde queremos que se mueva. El brazo hacia el frente significa que BB-8 se mueve hacia adelante, pero mi brazo tiene que indicarlo con fuerza y con una dirección bien recta. Debo decir que luego de varios juegos, los hombros comenzaron a cansarse. Es que me moví tanto que casi ni me di cuenta: "BB-8, ven a mí", le decía con un movimiento hacia atrás de mis brazos. "BB-8, quieto", le pedí al colocar mi brazo quieto, paralelo a mi cuerpo. Es como una mascota que me hace caso (a veces, cuando yo soy más disciplinada con mis gestos).

Este robot adorable y la banda que lo dirige son un juguete muy entretenido para fans de Star Wars (y para no-fans, también).

El app que acompaña a la Force Band se puede descargar gratis en Android y iOS. La banda y el androide se venden por separado, y puedes usar el brazalete con otra edición anterior de BB-8. El nuevo robot y la banda cuestan US$200 juntos, y la banda US$80. Ambos se estrenan el 30 de septiembre y estarán a la venta en tiendas como Target, Apple, Disney Stores, Brookstone, Best Buy y muchas otras alrededor del mundo.

dónde comprarlo

Sphero BB-8

Todos los precios

CNET en Español recibe una comisión cuando le haces clic en estas ofertas.

Más Productos

Comparte tu opinión