CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Tecnología de vestir

Las Gear VR traen la realidad virtual al Galaxy S6 y S6 Edge

El nuevo modelo de las gafas de realidad virtual Innovator Edition sólo funciona con los más recientes teléfonos insignia de Samsung.

Reproduciendo: Mira esto: Las gafas Gear VR de Samsung para el Galaxy S6 y S6 Edge
1:49

La más reciente versión de las gafas de realidad virtual de Samsung, Gear VR, sólo funciona con los teléfonos insignia de la compañía, el Galaxy S6 y el S6 Edge. Al igual que las versiones originales de las Samsung Gear VR, estas gafas llamadas Innovator Edition cuestan US$200 y están dirigidas a los desarrolladores interesados en lanzarse a la realidad virtual basada en los smartphones.

Aunque las "Innovator Edition" son un dispositivo enfocado en los desarrolladores, Oculus, que fabrica el software de realidad virtual para las gafas, nos dijo que podemos esperar una versión para consumidores este otoño. Pero, por ahora, la combinación de un smartphone premium y un software inteligente resulta en una experiencia de realidad virtual que te cautiva y que puedes llevar a todas partes.

Gafas de realidad virtual móviles: qué hacer y qué no hacer

samsunggearvrinnovatoreditionforgalaxys6s6edge-5076-004.jpg
Josh Miller/CNET

La configuración es importante. El primer paso es asegurarte de tener una idea general de cuánto espacio tienes alrededor de tu suya. Asegúrate de que sea una silla giratoria, ya que apreciarás su rango de movimiento. Estar consciente del espacio es algo fundamental, ya que el relleno que ayuda a mantener a las Gear VR fijas en tu cara impiden la entrada de la luz, lo que mejora la experiencia de realidad virtual pero te aíslan totalmente de tus alrededores.

Las nuevas gafas son 15 por ciento más livianas que el último modelo, y las correas se han mejorado para que sean más fáciles de ajustar. Las usarás exactamente de la misma forma: ajusta el Galaxy S6 y S6 Edge en las hendeduras de frente, y el teléfono se encuadrará en la posición adecuada. Si tienes un control Bluetooth compatible con Android, la puedes usar para controlar tu experiencia Gear VR.

De lo contrario, puedes usar los controles de las Gear VR que se encuentran en la parte derecha de las gafas. Tiene una touchpad que te ayuda a moverte, un botón de atrás que te lleva al menú o la página anterior, los controles de volumen. Recomiendo también los audífonos para sacarle ventaja al sistema de sonido envolvente del software de Oculus.

samsunggearvrinnovatoreditionforgalaxys6s6edge-5115-015.jpg
Josh Miller/CNET


Y, ¡que comiencen los juegos! O las películas, o las fotos. Las Gear VR están potenciadas por el software creado por Oculus, la compañía de realidad virtual propiedad de Facebook que fabrica las Oculus Rift. Puedes comprar apps y juegos desde la tienda de Oculus. Existen algunas que valen la pena, pero la mayoría de las cosas que probé no son espectaculares. Muchas caen dentro de la categoría de demostraciones de la tecnología, incluyendo uno que trata sobre los Avengers de Marvel, aunque en realidad es una especia de tráiler en cámara lenta. Sólo acuérdate de ver tras tus espaldas.

De hecho, acordarte de ver tras tus espaldas es un punto importante. Una de mis experiencias favoritas de realidad virtual hasta el momento es Omega Agent, un juego de espías y de disparos en primera persona. Tu silla giratoria se convierte en tu mochila cohete -- una vez que hayas configurado el juego al modo de silla giratoria -- y controla la dirección que encaras. Si miras hacia arriba, hacia abajo y hacia atrás para apuntar y disparar con el control Bluetooth.

samsunggearvrinnovatoreditionforgalaxys6s6edge-5104-012.jpg
Josh Miller/CNET

En este juego, estás equipado de drones de caza que vuelan alrededor de la ciudad, navegando sus alcantarillados, pasando centros de control y disparándoles a distintos objetivos para obtener un mayor puntaje. Es un juego bastante básico, pero es una de las pocas experiencias de realidad virtual que he probado que sumergen todo tu cuerpo y el espacio que te rodea en la acción del momento, en vez de comportarse como un juego 3D tradicional, que tiene al usuario encerrado dentro de las gafas y amarrado en la silla.

Sin embargo, sí estás amarrado a la silla. Y siempre estarás atrapado en lo que siempre he considerado como una experiencia incómoda y aislante. Sin embargo, las imágenes en alta resolución que se proyectan frente a tu cara pueden recompensar toda esta incomodidad. El Galaxy S6 Edge de 5.1 pulgadas que estoy probando tiene ala misma resolución de 2,560x1,440 pixeles que el Galaxy Note 4 de 5.7 pulgadas, aunque la pantalla más pequeña presenta una mayor densidad de pixeles. Mi colega Scott Stein se impresionó con as Gear VR originales de la Note 4, y aunque nunca he probado ese modelo, la experiencia de la nueva versión también es impresionante.

Comodidad virtual

samsunggearvrinnovatoreditionforgalaxys6s6edge-5124-017.jpg
Los controles. Josh Miller/CNET


Pasé unos 30 minutos ajustando y reajustando las gafas, tratando de encontrar la mejor posición para que las Gear VR se sintieran cómodas en mi cabeza. Una vez encontré la posición perfecta, la acción se desarrolló de forma fluida y nítida, de forma similar a los juegos móviles pero también es inmersiva como los juegos de las consolas 3D a los que me he acostumbrado en pantallas más grandes.

No puedes usar anteojos mientras tienes las Gear VR puestas. Un dial de enfoque en la parte superior de las gafas te permite ajustar el enfoque. Me dijeron que debe funcionar para aquellos que sufren de miopía. También hay un abanico integrado, aunque no lo puedes ver y yo no lo escuché; el abanico previene que se sobrecaliente el teléfono y que se empañen los lentes.

samsunggearvrinnovatoreditionforgalaxys6s6edge-5092-009.jpg
El dial de enfoque. Josh Miller/CNET

Tendrás que monitorizar la vida de la batería de tu teléfono, ya que la realidad virtual consume mucha energía. El jugar durante cuatro o cinco horas agotó la batería del Galaxy S6 Edge. Las Galaxy VR tienen un puerto micro-USB integrado, pero me dijeron que el puerto no es para recargar el teléfono, sino que sólo previene que la batería no se agote, para que puedas seguir jugando siempre y cuando estés dispuesto a estar amarrado a la pared.

Mi experiencia favorita se llama Keep Talking (Sigue hablando) y Nobody Explodes (Nadie explota). Jugué la versión de demostración con algunos de mis colegas de CNET: una persona se puso las gafas y tenía que desactivar la bomba que estaba frente a ella. La bomba consistía de una serie de módulos, y cada módulo contenía un rompecabezas que tenía que resolver. Nuestro experto en bombas describía lo que estaba viendo -- una serie de líneas horizontales, una tabla con símbolos crípticos, por ejemplo -- y teníamos que hojear un manual (estará disponible también en teléfonos), descifrar lo que estaban viendo y obligarlos a ser más descriptivos.

Fue una experiencia cómica. Mientras que el "experto" en bombas está describiendo lo que tiene enfrente y nosotros tratábamos desesperadamente de encontrar una solución, sus luces empezaban a parpadear o se encendía un reloj alarma, lo que hacía que el "experto" nos dejara de ayudar y lidiar con las luces o el reloj. Claro está, el único objetivo de esas distracciones era robarnos el tiempo. Y funcionó: la bomba estalló y morimos.

Esta fue, sin duda, la experiencia más divertida que he tenido con la realidad virtual, incluyendo la vez que probé las gafas HTC Vive.

El pronóstico

La supervivencia de la realidad virtual depende del contenido que está disponible. Admito que me siento incómodo y aislado cuando me pongo las gafas. Pero el trasladar la experiencia de realidad virtual a los móviles aumenta la accesibilidad de la misma de una forma en la que no se ha hecho antes. Y ya no me aguanto las ganas de que los dispositivos estén disponibles para el consumidor en general.

Más Productos