CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Samsung Galaxy Tab S (8.4 pulgadas): análisisSamsung Galaxy Tab S 8.4: tableta súper delgada, con hermosa pantalla y gran poder

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
Más Productos

Lo bueno La Samsung Galaxy Tab S 8.4 es una tableta delgada y liviana que, además, es muy poderosa. Ejecuta Android KitKat y tiene una pantalla con súper alta resolución que ofrece colores muy vibrantes.

Lo malo La tableta viene con un montón de software adicional y modificado que impacta su desempeño y puede resultar confuso para algunos.

Conclusión La Samsung Galaxy Tab S 8.4 tiene una hermosa pantalla; es delgada, liviana y cuenta con el poder suficiente para ser una buena alternativa al iPad Mini con pantalla Retina.

8.3 Total
  • Diseño 9
  • Funciones 8
  • Desempeño 8

Generalmente, es más divertido ver películas, fotos u otro contenido o jugar videojuegos en una pantalla más grande que la de nuestros teléfonos celulares y éste es justo uno de los propósitos de las tabletas. Un buen ejemplo es la Samsung Galaxy Tab S 8.4 pulgadas, que resulta mucho mejor que el móvil Samsung Galaxy S5 para disfrutar contenido o para jugar.

Es cierto que una tableta no es tan fácil de llevar a todas partes como un teléfono, pero el mejor balance se consigue con una tableta que no sea muy grande, como lo es la Samsung Galaxy Tab S de 8.4, una tableta que tiene muchas de las características del teléfono celular insignia de la empresa, incluyendo la pantalla AMOLED que muchos hemos estado esperando por mucho tiempo en una tableta.

Claro, las cualidades de la tableta Samsung Galaxy Tab S 8.4 no se limitan a su pantalla AMOLED con súper alta resolución, sino también a sus poderosos componentes como su procesador de ocho núcleos y la última versión de Android (4.4 KitKat).

Estas son unas especificaciones impresionantes, pero tiene que enfrentarse con el iPad Mini con pantalla Retina que también tiene una pantalla de muy alta resolución y poderosos componentes. La Samsung Galaxy Tab S de 8.4 pulgadas se encuentra a la venta por US$399 por la versión de 16GB con solo Wi-Fi, el mismo precio del iPad Mini con pantalla Retina.

Diseño

La manera más fácil para comenzar a describir a la Samsung Galaxy Tab S de 8.4 es que se parece a un Galaxy S5 en muchos aspectos, pero en un tamaño más grande. La parte trasera cuenta con la misma textura del teléfono insignia de la empresa, y hasta tiene un lector de huellas dactilares integrado al botón de Inicio (Home), algo diferente a todas las demás tabletas que han presentado Samsung y otras empresas recientemente.

Además, la Samsung Galaxy Tab S de 8.4 cuenta con prácticamente los mismos materiales del Galaxy S5. La parte frontal también tiene los dos botones capacitivos a cada lado del botón de Inicio, que se encargan de regresar a o de abrir las aplicaciones recientes.

samsung-galaxy-tab-s-8-4-3.jpg
Andrew Hoyle/CNET

Tanto en la Galaxy Tab S de 8.4 pulgadas como en la Galaxy Tab S de 10.5 pulgadas (también disponible actualmente) hay una cámara frontal de 2 megapixeles y una cámara trasera de 8 megapixeles (con flash).

Una de las características que vale la pena mencionar es que la Galaxy Tab S de 8.4 pulgadas es muy delgada y liviana. Por ejemplo, la Galaxy Tab S de 8.4 tiene un grosor de 6.6mm y un peso de 294 gramos, mientras que el iPad Mini con pantalla Retina tiene un grosor de 7.5mm y pesa 341 gramos.

samsung-galaxy-tab-s-8-4-6.jpg
Andrew Hoyle/CNET

La tableta de Samsung cuenta con un borde de color bronce que integra en el borde derecho el botón de encendido y los de volumen, al igual que la ranura para la tarjeta microSD y el emisor infrarrojo, mientras que en el borde superior se encuentra una bocina, en el borde inferior otra bocina y también el conector de audífonos y el conector Micro-USB.

samsung-galaxy-tab-s-8-4-11.jpg
Crédito: Andrew Hoyle/CNET

A diferencia de las otras tabletas de Samsung, la Galaxy Tab S cuenta con dos botones que permiten que las propias cubiertas de Samsung se adhieran con seguridad a ella. Estos pequeños botones hacen que la parte trasera no se vea tan uniforme y en muchas ocasiones resulte jugando con ellos.

samsung-galaxy-tab-s-8-4.jpg
Andrew Hoyle/CNET

Pantalla y especificaciones

Al ser la primer tableta de Samsung con una pantalla AMOLED (para ser exactos Súper AMOLED), vale la pena decir que es la pantalla justamente lo primero que te llama la atención cuando ves al dispositivo.

Su resolución de 2,560x1,600 pixeles es dos veces la resolución que encontramos en los televisores de alta definición estándar, denominándola como una pantalla 2K. El iPad Mini con pantalla Retina tiene una resolución de 2,048x1,536 pixeles, lo cual coloca a la nueva tableta de Samsung en una posición superior, aunque es difícil de notar en la vida real. En realidad, la gran diferencia en realidad llega en los niveles de color negro, los cuales son realmente profundos en la pantalla AMOLED, ofreciendo colores negros más exactos y más vibrantes.

La Samsung Galaxy Tab S 8.4 ofrece colores espectaculares y hace que las imágenes realmente sobresalgan. Sin embargo, los colores son tan vibrantes, que muchas veces le dan un pequeño aspecto menos natural, mientras que la pantalla del iPad Mini (Retina) ofrece colores menos vibrantes, da un aspecto más natural.

Todo termina siendo cuestión de preferencias. Si quieres obtener colores muy naturales el iPad Mini con pantalla Retina probablemente es tu mejor opción, pero si quieres colores muy vibrantes, la Samsung Galaxy Tab S sería la opción ideal.

La Samsung Galaxy Tab S 8.4 cuenta con un procesador Exynos 5 Octa de ocho núcleos (cuatro de 1.9GHz y cuatro de 1.3GHz), 3GB de RAM, batería de 4,900mAh y Android 4.4 KitKat, que trae también el mismo modo de ahorro de batería, llamado Ultra ahorro, del Galaxy S5. Igualmente, encuentras el mismo lector de huellas digitales que en el teléfono insignia de la empresa.

Más Productos

Cultura popular

Comenta Samsung Galaxy Tab S (8.4 pulgadas)