CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Samsung Galaxy S6 Edge: análisis Su hermoso diseño curvo lo convierte en el S6 más deseable

Más Productos

Lo bueno La pantalla envolvente del Samsung Galaxy S6 Edge transforma un teléfono atractivo en el mejor diseño en la historia de Samsung.

Lo malo Ese diseño genial viene con un precio elevado, y la pantalla no presenta ninguna app extraordinaria. Como el S6 regular, al Edge no se le puede cambiar la batería y no tiene capacidad de memoria adicional.

Conclusión El hermoso y avanzado Galaxy S6 Edge tiene la belleza y el cerebro para destronar al iPhone 6 y a todos sus competidores Android.

9.0 Total
  • Desempeño 9.0
  • Cámara 8.0
  • Batería 8.0
  • Diseño 10.0
  • Funciones 9.0

El Samsung Galaxy S6 Edge es un Ferrari en comparación, diríamos, con el BMW que es el Samsung GalaxyS6. Bueno, quizás las diferencias no sean tan extremas, pero seguro me entienden. El S6 Edge se gana el derecho a que lo califiquen como la versión de diseñador del S6, y eso hay que pagarlo.

Sus bordes redondeados crean un diseño audaz e innovador, que aunque no es la primera pantalla comercial curva, probablemente es la mejor pantalla de un teléfono hoy en día. Y aunque el S6 y el S6 Edge comparten las principales especificaciones y casi todos los colores, es el S6 Edge el que luce y se siente completamente diferente, y el dispositivo superior. Este es el teléfono Android que seguro quieres comprar.

Eso es hasta que te enteras lo que cuesta. En Estados Unidos el Edge cuesta US$100 más que el S6 con un contrato, y entre US$100 y US$130 más sin contrato. Cada nivel superior de memoria cuesta US$100 adicionales, lo que resulta en una diferencia del 19 por ciento en comparación con el S6.

Tus opciones pudieran depender de pagar más por la forma avanzada del Edge o usar ese dinero en un modelo S6 con más memoria. La buena noticia es que los componentes del Galaxy S6 estándar son espectaculares y no te pierdes mucho si decides que el S6 ofrece más por tu dinero que el Edge.

Así las cosas, vete con el S6 si quieres que tu dinero rinda más, pero si lo que deseas es tener un teléfono más lujoso y distintivo, el Edge es la mejor opción.

Nota de los editores: Esta reseña se ha actualizado significativamente desde su publicación original el 26 de marzo, a la que se agregan las pruebas de batería y comparaciones adicionales con el Galaxy S6 estándar. También se han incluido clasificaciones.

El S6 Edge: como el S6, pero en un paquete más lindo

Samsung tiene un historial de lanzar al mercado variantes múltiples de sus teléfonos Galaxy. Pero la línea Galaxy S6 del 2015 representa la primera vez que la empresa anuncia y lanza dos modelos similares simultáneamente. Pero no se equivoquen, las diferencias de hardware entre los dos son por lo general mínimas.

Los bordes rectos del S6 se contraponen a los bordes del Edge que se hacen más angostos hacia la derecha e izquierda, donde la parte curva de la pantalla hace un arco hacia atrás. Aunque se siente más ligero, la parte más gruesa del Edge es un pelo menos angosta, pero también un poco más ligera. El botón de encendido y la ranura para una tarjeta nano-SIM también pasan a la parte superior en esta variante.

Dimensiones del Samsung Galaxy S6 y S6 Edge

Galaxy S6 Galaxy S6 Edge
Dimensiones (pulgadas) 5.6 x 2.8 x 0.27 5.6 x 2.8 x 0.28
Dimensiones (milímetros) 143.4 x 70.5 x 6.8 142.1 x 70.1 x 7.0
Peso (onzas) 4.9 4.6
Peso (gramos) 138 132

El Edge también cuenta con una batería con un una capacidad ligeramente mayor, supuestamente para beneficiar la modalidad nocturna de la pantalla del Edge: 2,600mAh en el Edge, en comparación con 2,550mAh del S6 estándar. El Edge nos da unas 13 horas de batería en las pruebas de video continuo, dos horas más que el promedio de 12.4 horas del S6. Tengan en cuenta que estas pruebas consideran la duración de la batería en condiciones reales, especialmente si usas constantemente prestaciones del Edge como la modalidad nocturna.

Aunque tanto el S6 como el S6 Edge están disponibles en color oro, negro y blanco, Samsung ofrece un color adicional a cada línea. En el caso del Edge es el verde esmeralda y en el S6, azul topacio.

El Galaxy S6 y el LG G Flex 2 tienen curvas diferentes. Josh Miller/CNET

Además de esta pantalla única y algunas diferencias sutiles ya explicadas, el S6 Edge es idéntico al S6 estándar y eso incluye la pantalla 1440p de definición ultraHD, cámara de 16 megapixeles y el procesador Exynos de ocho núcleos.

Lean la reseña completa del Galaxy S6 para conocer más detalles de cómo eso se traduce en beneficios de uso diario, y no tengan duda de que el Edge ofrece la misma experiencia.

Diseño: Dos curvas es mejor que ninguna

El vidrio redondeado en ambos lados de Galaxy S6 de metal y 5.1 pulgadas es lo que da su nombre a este teléfono. La porción curva de la pantalla crea crestas asimétricas a cada lado y un efecto de burbuja aplastada en el vidrio.

Esto funciona mejor de lo que parece. Su forma única sobresale, lo que lo hace sentirse bien en la mano. El teléfonos se siente muy delgado, pero con buen equilibro, y los bordes angostos ofrecen un agarre sorprendentemente bueno.

Aunque lo puede manipular bien, todo ese vidrio le da un aspecto mucho más pequeño y delicado que muchos otros teléfonos. Es posible que te sientas más cómodo protegiendo tu inversión con una funda. Desafortunadamente, en este momento no hay muchas opciones. Pero estamos recibiendo muestras y pronto los pondré al día.

El S6 Edge y el Note Edge tienen curvas diferentes. Sarah Tew/CNET

En comparación con la ya familiar forma rectangular del S6, el S6 Edge es palpablemente moderno y chic. En caso que te lo preguntes, el Note Edgese siente de la misma manera en la mano, aunque me gusta mejor como luce el Edge.

La pantalla curva no es la única diferencia estética. Si comparamos como se navega en S6 y el Edge en condiciones de uso diario vemos que los iconos e imágenes en el Edge se notan más vivos que en la pantalla plana del S6, aunque no las fotos.

Más Productos

Cultura popular

Comenta Samsung Galaxy S6 Edge