CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Televisiones

Samsung 8K TV es de 85 pulgadas y tiene 33 millones de pixeles

No necesitas cuatro veces el número de pixeles que 4K, pero quizá lo desees.

qe85q900ratxxu-011-r-dynamic-black
Samsung

Estés listo o no, el primer televisor 8K disponible para el público en general saldrá a la venta este otoño. 

El Q900 es el mejor televisor QLED de Samsung para 2018. No es precisamente el televisor The Wall, pero es enorme en todos los aspectos. La pantalla de 85 pulgadas del Q900 viene repleto de 33 millones de pixeles, que es cuatro veces la resolución de los televisores convencionales 4K. También espero que tenga un alto precio (me imagino unos US$8,000), pero Samsung no revelará información de precios hasta que el televisor salga a la venta en octubre. 

El atractivo de 8K, de acuerdo con Samsung, es que con el creciente tamaño de las pantallas de televisor necesitarás de resoluciones más altas para apreciarlos. El hecho de si los televisores 8K se ven más nítidos que los televisores de 4K, sin embargo, necesita aún ser comprobado. Eso es, aun cuando este tamaño de pantalla es enorme, esta gran cantidad de pixeles puede ser una exageración. 

El ojo humano tiene un límite de capacidad en detectar los detalles, y los pixeles extra más allá de lo que tus ojos pueden discernir se pueden perder. Para poder darte cuenta de los pequeños pixeles que constituyen las altas resoluciones, tienes que sentarte muy cerca del televisor, adquirir un televisor más grande, o ambas cosas. 

Existen muchas fuentes con contenido 4K, como Netflix, Amazon, YouTube, Vudu y discos 4K Blu-ray, pero no hay tanto contenido 8K disponible. La excepción son unos cuantos videos de YouTube, pero Samsung no ha confirmado que el Q900 pueda reproducirlos. Para la mayoría de cosas que verás, el Q900 tiene que depender de la capacidad de ascender la resolución del contenido HD y 4K para llenar esta cifra más elevada de pixeles. 

Samsung dice que ha rediseñado la escala del Q900 para 8K. El televisor utiliza un procesador 8K Quantum e inteligencia artificial para mejorar la textura, suavizar los bordes y reducir el ruido y el borroneo. "Una base de datos analiza millones de series de contenido de alta y baja resolución y utiliza el aprendizaje de máquinas para desarrollar los algoritmos" empleados para ascender la resolución del contenido, según Samsung, y puede actualizar el televisor a lo largo del tiempo con fórmulas mejoradas. 

Eso suena bastante bien, pero si el pasado es un indicativo, el contenido 4K y 1,080p que sube de resolución artificialmente se verá peor que el contenido 8K nativo. Eso, si puedes distinguir la diferencia.

Con base en lo que sabemos de la percepción visual humana a nivel anecdótico, te tienes que sentar realmente cerca a un televisor 8K de 85 pulgadas para realmente obtener los beneficios de la resolución adicional. La excelente calculadora de calidad de resolución en centros de entretenimiento del hogar de Carlton Bale, por ejemplo, dice que tienes que sentarte a un metro (tres pies) de distancia de una pantalla para ver todo el detalle de una 8K, y 1.5 metros (cinco pies) para obtener todos los beneficios del 4K. En otras palabras, si estás a más de 1.5 metros no podrás obtener todos los beneficios de un TV 8K en comparación a un televisor 4K.

No hemos probado el televisor 8K de 85 pulgadas de Samsung junto a uno de 4K de resolución, así que no podemos afirmar que eso sea cierto en este caso, pero con base en las muchas pruebas que hemos hecho comparando televisores 1080p frente a 4K, esperamos que el aumento en definición sea mínimo, cuando mucho.

Más allá del ascenso artificial y la resolución, la Q900 será el televisor más brillante de Samsung. Puede emitir 4,000 nits en HDR, que es casi el doble de la Q9 actual, y debería ofrecer un HDR poderoso, especialmente en combinación con la atenuación local de gama completa. El número de zonas de atenuación que tiene es "un poco" menor a las del Q9, pero como siempre Samsung no dio un número exacto.

La Q900 tiene todos los otros extras de la Q9, incluyendo modo ambiental, una caja OneConnect externa con una conexión "invisible", compatibilidad con HDR10+ y todas las demás especificaciones típicas de un televisor inteligente.

Por otro lado, la Q900 no tiene entradas HDMI 2.1, algo que se espera de un televisor 8K porque ofrece un mayor ancho de banda que el HDMI 2.0. Una de las cualidades del HDMI 2.1, por ejemplo, es la resolución 8K a 60 cuadros por segundo. El representante de Samsung no dio más detalles, y podría ser que de todas formas la Q900 es compatible con video 8K a 60cps u otro tipo de video de próxima generación. Ya veremos.

El único televisor Samsung 8K que llegará a Estados Unidos por ahora es el Q900, pero la empresa dijo que otros mercados recibirán los QLED de 8K de 65, 75, 82 y 85 pulgadas. No hubo más detalles disponibles.

Ya que es tan grande, la Q900 de 85 pulgadas no tendrá mucha competencia en el segmento de alta gama del mercado de los televisores. Los televisores insignia de la competencia, como el Sony Z9F o el LG C8 OLED son de 75 y 77 pulgadas máximas, respectivamente. Por esa razón, muy probablemente será el mejor televisor disponible de ese tamaño, más allá de si el 8K ofrece alguna diferencia visible de calidad. Eso, por lo menos hasta que no llegue la OLED LG 8K de 88 pulgadas.

Más Productos

Comparte tu opinión