CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Polaroid Snap Instant Digital Camera: análisisNostalgia fotográfica a la mano para quienes apenas recuerdan las cámaras instantáneas

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
Más Productos

Lo bueno La Polaroid Snap es una cámara instantánea que imprime fotos y que también guarda imágenes de 10 megapixeles en una tarjeta de memoria. Es absolutamente fácil y divertida de usar.

Lo malo La calidad de las impresiones es buena, pero no te dejará impresionado, especialmente si cada impresión sale en unos US$0.50. Al mismo tiempo, las fotos digitales no pueden competir con las de la cámara de un teléfono decente. No tiene flash y la batería recargable no puede ser reemplazada por el usuario.

Conclusión La Polaroid Snap es una cámara instantánea que tiene un pie puesto en el pasado y otro en el presente, con un truco nostálgico -- imprimir fotos de verdad -- algo que tu teléfono no puede hacer.

7.5 Total
  • Design 8
  • Features 7
  • Performance 7

Es muy probable que las fotos que toma tu teléfono inteligente pongan en ridículo las que toma la Polaroid Snap. Si eso es lo que realmente estás buscando -- una cámara que sea mejor que la de tu teléfono--, deja de leer y visita este enlace. La Snap es otra cosa.

Con un precio de US$100, la Snap busca que te diviertas tomando fotos y seas capaz de disfrutar de tus imágenes, pero no en una pantalla, sino en una pared o en una libreta o en donde sea que puedas colocar una impresión fotográfica de verdad, sin marco, de 2x3 pulgadas. Sin embargo, se trata también de una cámara que tiene 10 megapixeles. Eso significa que también obtendrás una copia digital de tu foto, para conservarla en tu teléfono, enviarla por email a tus amigos o familiares, o hacer una impresión más grande.

Lo que ha hecho Polaroid --o, más propiamente, C&A Marketing, quien tiene la licencia de Polaroid -- es crear una cámara que tiene un pie puesto en el pasado y otro en el futuro, que es lo suficientemente ligera y pequeña como para que no lo pienses dos veces antes de decidir llevarla contigo a tu próxima aventura, fiesta o boda, o incluso simplemente al jardín trasero de tu casa.

polaroid-snap-03.jpg
Sarah Tew/CNET

Una cámara más básica, imposible

Una de las cosas que más me gusta de la Snap es que no te complica la vida y simplemente te deja tomar fotos. No hay pantalla en la cual enmarcar tu imagen, pero en su lugar hay un visor que se levanta en la parte superior y que también enciende la cámara. Luego de uno o dos segundos está lista y no hace falta más que oprimir el disparador para que obtengas tu impresión. Así de simple.

En la parte superior en el extremo izquierdo hay un botón que te permite cambiar entre tonos de color: normal, blanco y negro, y sepia vintage. Al lado de eso, hay otro botón que agrega el legendario marco Polaroid a tu foto, y al lado del disparador hay un temporizador automático de diez segundos, de manera que te dé tiempo de ser parte de la foto (la cámara también tiene montura para trípode en la parte baja). Pero esas son todas las opciones y controles que tienes; no tiene flash y el lente tiene un alcance fijo, lo que significa que para hacer zoom lo tienes que hacer con los pies.

Sin embargo, ocupémonos de una vez un asunto de extrema urgencia. La Polaroid Snap requiere una actualización de firmware inmediata para evitar que imprima fotos por accidente cuanto tiene puesta la cubierta del lente. La descarga del firmware y las instrucciones están disponibles en el sitio de Polaroid. Si compras este producto, asegúrate de que esto sea lo primero que hagas.

La Snap funciona con una batería recargable incorporada que se carga a través de un puerto Micro-USB en la parte lateral. En la caja vienen un cable Micro-USB, una tapa magnética para el lente y una correa para la muñeca. No viene con papel fotográfico, así que tendrás que comprarlo antes de poder imprimir tu primera foto.

Más Productos

Cultura popular

Comenta Polaroid Snap Instant Digital Camera