Oculus Rift: análisis

Tiene unos mandos fantásticos para VR, pero las Rift presentan algunas desventajas

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
Más Productos

Calificación
de los editores

Lo bueno Los mandos Oculus Touch incorporan impresionantes movimientos de manos y dedos, además de botones físicos para juegos tradicionales. Las gafas Rift están bien diseñadas y son compactas. Una sólida colección de software ofrece muchos apps para explorar.

Lo malo El rastreo de movimiento carece de la escala de habitación completa de las HTC Vive. Toma un tiempo ajustarse a los mandos. El precio total de las gafas y los mandos es caro, y eso no incluye la costosa PC para juegos que también necesitas.

Conclusión Las Oculus Rift ahora ofrecen una gran combinación de mandos y apps para una realidad virtual del siguiente nivel y algo de rastreo de habitación, pero ofrecen una experiencia menos expansiva que las Vive.

8.0 Total
  • Inmersión 8.0
  • Interactividad 9.0
  • Comodidad 8.0
  • Ecosistema 7.0
  • Instalación 6.0

Mira, son mis manos.

Las puedo ver cuando miro hacia abajo. Levanto mi dedo. Esa mano flotante y brillante mueve su dedo. Cierro mis manos en un puño. Apunto con los dedos.

Tomo una resortera de la mesa frente a mí. Me toma un poco de práctica. Ahora la estoy sosteniendo. Tiro de la banda elástica. Apunto y lanzo perdigones de pintura al otro lado de la habitación.

¿Realmente estoy sosteniendo mi resortera virtual? Sí y no. En mis manos tengo los mandos en los que estoy posando mis dedos, con botones y disparadores. Levanto mis dedos y controlo esas manos. Pero cuando lo dejo ir por completo... oh oh; mis mandos se caen al suelo.

Toma tiempo entender las prótesis virtuales.

Las Oculus Rift salieron al mercado el pasado marzo, pero todo lo que venía eran las gafas y un mando para Xbox. No tenía verdaderos controles manuales de realidad virtual, como las HTC Vive o las PlayStation VR. Te podías sentar a jugar juegos, pero no te podías mover a ningún lado. Ofrecían la promesa de algo emocionante, pero la realidad era menos de lo que esperábamos.

Esto es lo que pensábamos de las Rift en ese momento: que tenían potencial. Ha llegado el momento de la verdad.

oculus-touch-36.jpg
Sarah Tew/CNET

Los Oculus Touch son la otra parte necesaria de la ecuación: unos mandos inalámbricos que también funcionan como herramientas para tus manos en espacios virtuales. Son fantásticos. Cuestan US$200. Son un hardware obligado si ya tienes unas Oculus Rift.

¿Pero y si no es así? Necesitarás pagar US$800 por las Rift y los mandos Touch juntos, además de tener una PC para juegos lista para realidad virtual. Se trata de un paquete costoso. De hecho, es lo mismo que cuestan las Vive. Oculus ahora supone un paquete completo y una expedición irresistible hacia los mundos de la realidad virtual con un montón de apps y juegos para probar.

La colección de juegos y apps únicos de Oculus le da una ventaja más pulida frente a las Vive, pero la plataforma Steam de las Vive, que es más abierta, se siente con ventaja en cuanto a experiencias de realidad virtual a gran escala, algo frente a lo cual Oculus están intentando ponerse al día.

A continuación encontrarás un análisis actualizado de las Oculus Rift, incluyendo cómo los mandos Touch cambian la jugada.

Si tuviera que calificar los mandos Touch por sí solos, les daría una A. Cualquier persona que ya tenga unas Rift definitivamente debería tener unos. Pero eso no convierte a las Rift en un acierto rotundo para aquellos compradores que estén incursionando en la realidad virtual desde cero. Con unas gafas de realidad virtual costosas que tienen un rastreo de la habitación limitado, las Oculus Rift son, en su conjunto, aún una obra en desarrollo.

oculus-touch-35.jpg

Los Touch combinan botones, controles de movimiento e incluso rastreo de dedos.

Sarah Tew/CNET

Realidad virtual para tus manos

Lo que es particularmente brillante acerca de los mandos Touch es que, si bien se pueden usar como herramientas para detectar movimiento, también tienen botones y palancas analógicas. Son casi como un gamepad partido en dos sostenido con ambas manos.

Las HTC Vive y las PlayStation VR también tienen mandos portátiles, pero los suyos lucen más como varas y carecen de algunas funciones estándares controladas mediante botones. Con los Touch, puedes jugar un juego tradicional, así como uno habilitado para realidad virtual.

Los Touch también son únicos porque detectan la posición del dedo, ya sea que tus dedos estén presionando los disparadores o no, e incluso detectan cuando tus dedos están descansando en algún botón en particular. Si levantas un pulgar del mando puede hacer que tu mano virtual haga un "thumbs-up". Extender tu dedo índice hará que indiques con tu mano virtual.

No tiene detección de dedos análoga completa, pero al mover tu índice, pulgar y dedo medio puedes crear gestos de la mano que se sientan como sujetar de verdad. Los manos vibran en respuesta y, cuando agarras algo, generan una sensación manual. Luego de un rato, realmente se comenzó a sentir como si mis manos estuvieran en otro lado.

oculus-touch-34.jpg

Este podrías ser tú.

Sarah Tew/CNET

¿Qué haces con estos locos mandos?

La sensación de sumergir tus manos en la realidad virtual de los Touch le da una ventaja frente a los mandos Move VR de la PlayStation o los mandos tipo varita mágica de las Vive. Pero todos te permiten hacer cosas similares. Dicho eso, los Touch buscan simular verdaderos movimientos de la mano, como agarrar objetos. A veces esto funciona realmente bien, y otras veces se siente como si intentaras agarrar unos palillos chinos con los guantes puestos.

Habrá decenas de juegos habilitados para tocar en Oculus, y he jugado más de una docena de los que ya están disponibles. El problema, sin embargo, más grande con las Oculus Rift y los Touch no son los mandos en sí mismos, sino el rango limitado de rastreo de movimiento que supone estar parado en un lugar más que moverse alrededor. Y eso se debe al sistema de rastreo de movimiento de dos sensores de Oculus.

No obstante, los mandos Touch están brillantemente diseñados y son todo lo que querría tener en un mando de realidad virtual en este momento. Además, usan baterías AA -- una por mando -- las cuales se pueden colocar fácilmente mediante una cubierta corrediza magnética. En más o menos dos semanas de uso, no he tenido que reemplazarlas.

oculus-touch-37.jpg

Esos sensores para cámara necesitan una mesa o repisa donde colocarlos, y necesitan estar conectados a tu PC.

Sarah Tew/CNET

Configuración y rastreo del espacio: Un ligero dolor de cabeza

Los mandos Oculus Rift Touch necesitan dos sensores de cámaras para rastrear movimiento: uno que viene con los mandos y el otro que viene con las gafas Rift. Ambos necesitan colocarse en una superficie plana como un escritorio para computadora o una repisa y ser colocados a una distancia de varios pies uno del otro; no demasiado lejos, ni demasiado cerca y en ángulo para tener la máxima cobertura de espacio de juego (de 3 a 7 pies, más o menos). Oculus tiene unas guías de configuración en su software de PC, pero no es tan sencillo como configurar la única cámara de la PlayStation VR. Eso requiere de algo de destreza.

También necesita dos puertos USB 3.0 separados en tu PC, uno para cada sensor. (Eso es además del que está usando el caso Rift, y posiblemente un cuarto más si tienes el dongle inalámbrico para el mando Xbox). Los cables son más bien largos, pero no lo suficiente como para colocar la PC del otro lado de la habitación. Te deseamos suerte, porque no es fácil instalarlos correctamente.

Más Productos

Cultura popular

 
 

Comenta: Oculus Rift

Conversación impulsada por Livefyre