CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Celulares

Obi MV1: Un teléfono bonito por fuera pero raquítico por dentro

El MV1 de Obi tiene una pantalla 'flotante' y una interfaz que quiere apelar a los 'millennials'. Pero tiene un gran problema: un pobre desempeño.

El teléfono MV1, para la gama baja y que apela a millennials

Oscar Gutiérrez/CNET

Quizá Obi Worldphone no te suene en la cabeza, pues es una empresa que apenas está llegando a América. Sin embargo, en su cúpula hay un ejecutivo que resalta más que el resto de los cabecillas: John Sculley.

Si conoces un poco de la historia de la industria tecnológica en Silicon Valley, sabrás que Sculley fue presidente ejecutivo de Apple en los años 80, durante el exilio momentáneo de Steve Jobs, y dejó la compañía a principios de los años 90.

Después de 20 años de mantenerse con un bajo perfil, Sculley comenzó en 2015 su regreso a la industria de teléfonos inteligentes con la formación de la compañía Obi Worldphone, que ofrece teléfonos en mercados en vías de desarrollo de Asia, y a partir de este año en América Latina.

Bajo esta premisa es que Obi Worldphone trae a México el MV1, su teléfono de entrada -- tanto en precio como en gama. La compañía promociona este teléfono como un dispositivo para los millennials, pues tiene un diseño muy juvenil y distinto al resto de teléfonos de todas las gamas, y su interfaz es muy colorida con iconos llamativos (sobre Android Lollipop).

Sin embargo y a pesar de lo atractivo que es su diseño con pantalla "flotante", el teléfono deja mucho que desear, sobre todo porque el precio es alto para un teléfono de gama de entrada y para una compañía que apenas se está dando a conocer.

Disponibilidad

El MV1 se puede conseguir en México en algunas tiendas departamentales y a través de las operadoras AT&T México y Movistar México. Su precio desbloqueado es de 3,300 pesos (o unos US$180).

Diseño

El Obi MV1 tiene un diseño que sobresale, literalmente, gracias a la pantalla que Obi llama "flotante"

Oscar Gutiérrez/CNET

La pantalla de este teléfono es lo primero que salta a la vista -- literalmente. De 5 pulgadas y con resolución de 1,280x720 pixeles y una densidad de pixeles de apenas 294ppp, la pantalla cumple con lo más básico y los colores se ven bien, pero si se pone atención los pixeles en las imágenes, menús e iconos del sistema se pueden ver.

El chiste del diseño de este teléfono es lo que Obi llama como "pantalla flotante", pues el panel no está al ras del bisel, lo que da el efecto de que la pantalla está apenas colocada encima del teléfono.

Las pantallas de este tipo, con el efecto de flotar sobre los biseles y el teléfono en sí, no es algo nuevo y tampoco algo propio de Obi. La fabricante OnePlus hizo algo similar con el OnePlus One y el OnePlus 2, aunque el más reciente OnePlus 3 ya no tuvo una pantalla de este tipo.

Obi tiene tres teléfonos, cada uno para las tres categorías de mercado, y sólo dos tienen la pantalla flotante. El SJ1.5, de gama alta, es el único con la pantalla al ras del bisel.

En un mundo en el que todos los celulares comparten similitudes en diseño, la pantalla flotante del MV1 es interesante y se agradece el interés de Obi por diferenciarse de sus rivales.

El diseño del MV1, incluso, recuerda un poco a los productos Lumia de Nokia. El diseño es cuadrado pero con bordes curvos que facilitan su agarre y para evitar que sea incómodo sostenerlo en la mano por mucho tiempo (la mayoría de teléfonos están optando por bordes curvos para evitar bordes filosos).

Oscar Gutiérrez/CNET

El peso tampoco es problema para este teléfono que llega a los 149 gramos con medidas de 145.60x72.60x8.95mm.

Sin embargo, el interesante diseño del MV1 no es suficiente para compensar el bajo desempeño de este teléfono que por ese precio debería ser mucho mejor, pues se enfrenta con teléfonos de gama baja y con algunos de la gama media.

Desempeño

Oscar Gutiérrez/CNET

El MV1, como es gama baja, tiene especificaciones que apenas si alcanzan para cumplir las tareas más simples.

En mis pruebas con el teléfono, al descargar el paquete de aplicaciones iniciales y esenciales para mi uso (CloudMagic, Facebook, Twitter, Snapchat, Feedly, Pocket, Apple Music, entre otras), el teléfono empieza a sufrir de retraso y la lentitud para funcionar es muy notoria.

Al tomar fotografías seguidas (no en ráfaga porque el teléfono no cuenta con esta función), apenas se llega a la tercera foto y la cámara se comienza a trabar en el procesamiento de cada imagen, se deben dejar pasar de tres a cuatro segundos para que la cámara guarde la foto y otra vez esté lista para tomar una foto.

No sé si es porque escribo con mucha velocidad en un teclado virtual, pero a veces el teléfono se muestra tan lento que escribo más rápido de lo que van apareciendo las letras en la pantalla. Incluso, hay una diferencia entre el sonido de la tecla y el momento en el que presiono la tecla en pantalla.

En el argot automotriz, existe una expresión que, creo, va muy ad hoc con la situación del teléfono y su desempeño: "arrancar en segunda", que se refiere a lo lento que avanza un automóvil con transmisión manual cuando en lugar de arrancar el auto en la primera velocidad (como debe hacerse), se arranca en la segunda velocidad.

Así pasa con el MV1: parece que su estado es siempre andar, funcionar y ejecutar las tareas como si "hubiera arrancado en segunda".

Comparación Obi MV1, Moto E, Huawei GX8, Honor 5X, Lumia 635

Obi MV1 Moto E (2015) Huawei GX8 Honor 5X Lumia 650
Pantalla 5 pulgadas 4.5 pulgadas 5.5 pulgadas 5.5 pulgadas 5 pulgadas
Resolución 1,280x720 pixeles 960x540 pixeles 1,920x1,080 pixeles 1,920x1,080 pixeles 1,280x720 pixeles
Densidad de pixeles 294ppp 256ppp 401ppp 401ppp 297ppp
Sistema operativo Android Lollipop 5.1/Cyanogen OS 12.1.1 (varía por región) Android 5.0 Lollipop Android 5.1 Lollipop (actualizable a Android Marshmallow) Android 5.1 Lollipop Windows 10 Mobile
Procesador Snapdragon 212 (cuatro núcleos de 1.3GHz) Snapdragon 200 (dos núcleos de 1.3GHz) 1.5GHz Qualcomm Snapdragon 615 (cuatro núcleos de 1.5GHz) Snapdragon 615 (ocho núcleos de 1.5GHz) Snapdragon 212 (cuatro núcleos 1.3GHz)
Almacenamiento 16GB 8GB 32GB 16GB 16GB
Expansión de Almacenamiento Hasta 64GB Hasta 32GB microSD hasta 128GB microSD hasta 128GB microSD hasta 200GB
Cámara trasera 8 megapixeles apertura de f2/2 5 megapixeles 13 megapixeles con apertura de f/2.0 13 megapixeles con apertura de f/2.0 8 megapixeles
Cámara frontal 2 megapixeles VGA 5 megapixeles 5 megapixeles 5 megapixeles
RAM 1GB/2GB 1GB 3GB 2GB 1GB
Batería 2,500mAh 2,390mAh 3,000mAh 3,000mAh 2,000mAh
Batería removible No No No No
Conectividad 4G LTE, Bluetooth 4.1, WiFi 802.11n 4G LTE/3G, Bluetooth 4.0, Wi-Fi 802.11n 4G LTE, Bluetooth 4.0, Wi-Fi 802.11n (2.4, 5GHz) 4G LTE, Bluetooth 4.1, Wi-Fi 802.11n (2.4GHz)
NFC No No No No
Resistente al agua No No No No No
Lector de huellas No No No
Características importantes Sonido DTS, batería removible Precio bajo y en dos versiones Ranura microSD, lector de huellas y diseño de aluminio Lector de huellas, compatibilidad con tarjeta microSD de hasta 128GB, doble tarjeta SIM Precio y Windows 10 Mobile
Tamaño 145.6x72.6x8.95mm 129.9x66.8x12.3mm 152.5x76.5x7.5mm 151.3x76.3x8.15mm 142x70.9x6.9mm
Peso 146 gramos 145 gramos 167 gramos 158 gramos 122 gramos
Precio 3,300 pesos (unos US$180) US$149 (4G) /US$119 (3G) US$199 US$199 US$199

El problema en este pobre desempeño es, obviamente, debido a las especificaciones técnicas. El procesador, de Qualcomm, es un Snapdragon 212 de cuatro núcleos con velocidad de 1.3Ghz; la memoria RAM en el teléfono de prueba es de apenas 1GB.

Obi también tiene una versión con 2GB que mantiene el mismo espacio de almacenamiento interno de 16GB. Sin embargo, el modelo de prueba fue el de 1GB.

Android modificado para un look 'millennial'

El MV1 ejecuta Android Lollipop 5.1, aunque hay una versión (no disponible en México) con Cyanogen OS.

Oscar Gutiérrez/CNET

El sistema operativo también dice a gritos que se trata de un teléfono de gama baja. La base es Android 5.1 Lollipop, pero Obi coloca encima la interfaz modificada Lifespeed para hacerlo más interesante ante los ojos de su mercado meta.

El resultado de esto es una interfaz muy colorida con iconos llamativos. El menú de Ajustes del sistema tiene un borde superior e inferior en tono morado muy vibrante que a los usuarios no acostumbrados o que no gustan de este tipo de colores no les atraerá.

El modelo de 2GB no incluye la interfaz modificada Lifespeed, sino que incluye Cyanogen OS, un sistema operativo modificado y basado en Android que ofrece más funciones de personalización y configuración, y que es desarrollado por una comunidad de desarrolladores y entusiastas de la plataforma. El modelo con Cyanogen OS no está disponible en América Latina.

Cámara y batería

La cámara trasera es de 8 megapixeles, que debería ser suficiente, pero no cumple.

Oscar Gutiérrez/CNET

La cámara tampoco es sobresaliente, digna de un teléfono gama baja. Al frente, hay una cámara de 2 megapixeles que definitivamente no te hará lucir más bello por la poca resolución que tiene. Tampoco tiene ningún tipo de software que embellezca las imágenes, lo cual está bien, porque de agregar una función más, el teléfono podría ser más lento.

En la parte de atrás, hay una cámara de 8 megapixeles. Si bien ya expliqué en el apartado de desempeño los problemas que tengo al fotografiar, en el aspecto del resultado de imagen el MV1 también queda mucho a deber.

Además de que tarda mucho en enfocar el objetivo, la cámara no captura suficiente detalle. En ambiente de buena luz, la imagen luce descolorida y tampoco es bien definida. En ambientes con poca luz, la imagen sale aún peor con algunas zonas iluminadas, pero otras más oscuras sin detalle.

La cámara de 8 megapixeles debería ser suficiente, pues hay otros teléfonos (hasta de gama alta) que tienen el mismo tipo de sensor, y que sí cumplen en el aspecto fotográfico.

En el tema de la batería, el teléfono no sobresale, pero el desempeño tampoco cae en lo malo. De 2,500mAh, la batería alcanzó apenas a sobrevivir poco más de medio día, tomando en cuenta que lo desconecto poco después de las 6 a.m.

Conclusión

La pantalla flotante del Obi es muy interesante, pero no es suficiente para rescatar al MV1 de un desempeño que no cumple con las expectativas.

Oscar Gutiérrez/CNET

El MV1 es un teléfono que por sus características debería medirse y compararse con los gama baja. Sin embargo, por su precio muy alto (para la gama), el MV1 incluso se puede medir con algunos otros teléfonos de la gama media.

Al estar en medio de dos gamas, el teléfono MV1 sale perdiendo. En la tabla comparativa de especificaciones (insertada arriba) queda claro que por apenas unos US$20 más, los interesados en el MV1 pueden dar el salto a teléfonos gama media con precio de US$199 tan buenos como el Huawei GX8 o el Honor 5X. Además, el hecho de que sea una marca muy poco conocida en el continente hace menos atractivo al MV1.

El diseño del MV1 es interesante y el hecho de que Obi intenta diferenciarse de su competencia con un diseño atractivo, es un punto que la compañía debe seguir explotando en próximas entregas del teléfono, y será mejor todavía cuando el interior y desempeño del teléfono estén a la altura de un diseño que está impulsando un cambio, o al menos lo está intentando.

dónde comprarlo ver todos

CNET en Español recibe una comisión cuando le haces clic en estas ofertas.

Más Productos

Comparte tu opinión