CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Moto G5 análisis: Motorola Moto G5: Un Moto más bonito y más potente

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12

Lo bueno El Moto G5 es un teléfono básico con Android Puro con un buen precio y especificaciones que en general te gustarán. Además incluye sensor de huella dactilar y un diseño renovado.

Lo malo La cámara del Moto G5 es su mayor debilidad, poniendo en jaque la experiencia global del dispositivo.

Conclusión El Moto G5 es un buen teléfono básico que podrás comprar por poco precio y que sin dudas mejora en cuanto a su predecesor con un diseño más bonito y un sensor de huella dactilar.

7.4 Total
  • Diseño 8
  • Funciones 7.5
  • Desempeño 8
  • Cámara 6.5
  • Batería 7

Secciones del análisis

Motorola recuperó su nombre, pero el tiempo no ha pasado en vano. La adquisición de la empresa por parte de Lenovo ha hecho que veamos novedades en el concepto -- y en el diseño -- de los equipos de la marca y el nuevo Moto G5 no es la excepción. Lanzado en febrero durante el Congreso Mundial de Dispositivos Móviles con su hermano mayor el Moto G5 Plus, este dispositivo se jacta de mantener el estilo de su línea, pero con un toque de elegancia.

Y es que la empresa decidió darle un nuevo diseño exterior al Moto G5, dejando en el pasado el plástico para adoptar el metal y, con éste, un diseño exitoso como el de una línea superior, el de los Moto Z, dispositivos más caros pero bonitos.

Nota del editor: Este análisis se hizo utilizando un Moto G5 de 3GB de RAM. También hay versiones de 2GB de RAM dependiendo de la región.

El Moto G5 tiene el tamaño perfecto para encajar en tu mano y el precio justo para meterse en tu bolsillo.

CNET

Diseño

El Moto G5 es un teléfono que básicamente es bonito y sencillo. Es sobrio, con un metal que no brilla demasiado en su carcasa y que al mismo tiempo cuidará tu dispositivo porque evita rayaduras y repele tus huellas.

Este diseño es una nueva oportunidad de tener un teléfono económico y elegante como el Moto Z, pero a un precio asequible. En particular llama la atención la imposibilidad de retirar su carcasa trasera como en años anteriores de esta misma línea, lo que es malo para los amantes de la personalización, pues el Moto G5 no forma parte de Moto Maker, el servicio de Motorola que en algunos países permite que puedas imprimir tu estilo a algunos modelos.

En términos de diferenciación, lo que más cambió con respecto al Moto G4 -- además del material -- es la disposición de la cámara, que ahora está dentro de una esfera redonda. En esencia el teléfono se siente igual en tu mano, aunque se ve mejor.

Al tener un cuerpo totalmente cerrado, encontramos que el teléfono tiene laterales del mismo material de la parte trasera y bordes metálicos más brillantes. El sensor de huella dactilar se encuentra en la parte delantera debajo de la pantalla y mantiene la entrada para audífonos de 3.5 mm y el puerto de carga micro USB, que poco a poco se va convirtiendo en un estándar.

Un detalle importante a destacar es que el Moto G5 solo tiene una salida de altavoz y es la misma que te sirve de auricular cuando hablas por teléfono, algo que evaluaremos en profundidad más adelante.

Android Puro, un detalle que siempre hay que destacar

Cuando se trata de un dispositivo Motorola no vale la pena solo decir que incluye Android 7.0 Nougat como es el caso, sino además que es "Android puro". Con esto nos referimos a que Lenovo ha mantenido su decisión de no incorporar ninguna capa nueva a estos dispositivos, permitiéndonos tener la experiencia original ideada por Google con cada versión de su sistema operativo.

Así, por ejemplo, podremos disfrutar de la multiventana nativa de manera sencilla, de un nuevo estilo para agrupar notificaciones y mejoras en la configuración rápida, solo por mencionar algunos puntos importantes. Android Nougat además nos trae una mejor gestión de la batería, algo imprescindible en cualquier teléfono.

Echa un vistazo a todas las novedades que incluye Android Nougat en nuestro especial.

La pantalla tiene dos modos, estándar e intenso. Dependiendo de cuál elijas, las imágenes y videos en general tendrá un color más o menos profundo.

César Salza/CNET

Pantalla

El Moto G5 tiene una pantalla de 5 pulgadas que hace que el dispositivo en su conjunto tenga un tamaño fácil de adaptarse a tu mano. Con una resolución Full HD y 441 pixeles por pulgada, su visualización es buena, aunque no excelente.

Mientras que los teléfonos gama alta están cada vez acercándose a un nivel de nitidez increíble, el económico Moto G5 se queda en lo básico, una decisión lógica para un teléfono de su gama, que te da exactamente lo que pagas.

En este panel encontramos colores muy fieles a la realidad y dos modos de color a elegir. Por un lado tenemos el estándar, con el que podrás ver los colores más reales, y por otro el intenso, que muestra saturación con tonos mejorados.

Algo que este teléfono hace bien es no reflejar demasiado la luz del sol cuando sales a dar un paseo en calle. No te será incómodo seguir leyendo o viendo un video, y eso siempre es de agradecer.

Más Productos

Más de los mejores productos

Todos los mejores productos